Cómo cuidar la hierbabuena

Mentha x spicata

La planta de la que te voy a hablar ahora es una de esas que posee un aroma muy agradable, tanto es así que es difícil de resistirse. Es muy frecuente su cultivo en el jardín pues, como veremos, es muy fácil de mantener.

Así que sin más preámbulos, es momento de saber cómo cuidar la hierbabuena. Una planta herbácea muy agradecida que, con unos cuidados básicos, crecerá sin parar año tras año.

Hierbabuena

La hierbabuena es una planta herbácea perenne que crece hasta una altura de unos treinta centímetros, característica por la cual se puede tener en maceta si no dispones de jardín, o para disfrutar de su olor en el patio. Dicho tiesto puede ser de plástico o de barro, pero se suele plantar más en estas últimas ya que, para qué vamos a negarlo, queda mucho más bonita en ella, ¿verdad? 😉 Además, tienen la ventaja de que duran más años; y si vives en una zona ventosa, puedes sujetarla al suelo con menor dificultad.

El único requisito imprescindible para tener una planta de hierbabuena en perfecto estado de salud es el siguiente: tiene que estar ubicada a pleno sol, aunque también puede adaptarse a zonas semi-sombreadas (siempre y cuando tenga un mínimo de cinco horas/luz al día).

Mentha x spicata

Al ser una planta originaria de la región mediterránea, es razonablemente resistente a la sequía. Pero para conseguir que el ejemplar tenga más hojas, es conveniente regar unas tres veces por semana en verano, y dos veces el resto del año. No es necesario abonar, pero si lo deseas, utiliza un abono orgánico de liberación lenta (humus de lombriz, por ejemplo), especialmente si vas a utilizar sus hojas para usos culinarios.

Y ahí va un pequeño secreto para tenerla más compacta: después de florecer, pódala casi al ras, dejando unos 5-10cm de tallo (dependiendo del tamaño de tu hierbabuena). Ya verás como en la primavera siguiente brotan gran cantidad de hojas.

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

10 comentarios

  1.   monica de liendo dijo

    me ha servido tu recomendacion,porque tengo una plantita en casa y en ocasiones se a puesto un poco marchita y no sabia como cuidarla

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Me alegro de que te haya servido 🙂

  2.   Nancy Torres dijo

    Hola, tengo mi hierbabuena sembrada en una jardinerita rectangular donde tengo peregil y cilantro. Eso es conveniente ? O necesito sembrarlas en macetas diferentes? Gracias por su comentarios.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Nancy.
      No hay problema. Sólo tiene que ir podando las plantas para que ninguna se quede sin luz.
      Un saludo.

  3.   Ana dijo

    Hola tengo una hierbabuena en casa y la pongo debajo de un traga luz que tengo pero se está marchitando que puedo hacer 😭

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Ana.
      ¿Cada cuánto la riegas? La hierbabuena es una planta que necesita poca agua, sobretodo si está en maceta.
      Comprueba la humedad de la tierra antes de regar, introduciendo por ejemplo un palo delgado de madera hasta el fondo (si sale prácticamente limpio, significará que la tierra está seca y que por lo tanto, se puede regar).
      Si le tienes puesto un plato debajo, quítale el agua que sobre a los diez minutos de haber regado.

      La frecuencia debe ser de unas 2 o 3 veces por semana en verano, y 1-2/semana el resto del año.

      Un saludo.

  4.   Elisa R. dijo

    He comprado una pequeña planta de hierbabuena y la regué probablemente cada 2 o 3 días, apenas tiene dos semanas en casa y parece estar muriendo! Existe alguna forma de salvarla? La tenía adentro de casa y no le daba sol, hasta ahora lo voy leyendo 🙁 GRACIAS!

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Elisa.
      Te recomiendo sacarla al exterior, en un lugar muy luminoso pero protegido del sol directo.
      Si estás en el Hemisferio Sur, riégala no más de dos veces por semana. Cuando llegue la primavera, aumenta la frecuencia sólo en el caso de que las temperaturas suban de los 30ºC.
      Un saludo.

  5.   Manuel gomez dijo

    Muchas gracias me a gustado mucho la información que se a dado gracias por el aporte

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Nos alegra de que te haya gustado, Manuel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *