Cómo cuidar las margaritas

Las margaritas se cultivan al sol

Una de las flores que más abundan en primavera es de la que te voy a hablar a continuación. Seguro que más de una vez has jugado como cuando eras un niño/a al »me quiere/no me quiere» con sus preciosos pétalos. Ya sabes el nombre de nuestra protagonista, ¿verdad? Es una planta muy agradecida, pero… ¿quieres saber cómo cuidar las margaritas?

Porque si lo ponías en duda, te tengo que dar una buena noticia: se pueden encontrar disponibles para plantar en el jardín o tener en la terraza.

¿Cuáles son los cuidados de las margaritas?

La margarita es una planta herbácea

La margarita es una planta que, como todo ser, tiene sus propias necesidades. Y aunque podríamos decir que no es exigente ni, por lo tanto, difícil de cuidar, sí que tendremos que atenderla de vez en cuando para que crezca sin problemas, especialmente si la vamos a tener en maceta ya que en esas condiciones la importancia que tienen el riego como el abonado, de por sí alta, aumenta.

Ubicación

Estas preciosas plantas tienen que estar ubicadas a pleno sol, de lo contrario pueden no florecer o, si consiguen hacerlo, las flores no se abrirán adecuadamente. Las hojas también tendrían problemas de crecimiento debido a la falta de luz, creciendo hacia abajo si está en sombra, o alargando sus tallos, debilitándolos, en busca de una luz más potente si la hubiera.

Por este motivo, no es aconsejable tenerla dentro de casa, a no ser que tengas un patio interior o una habitación con grandes ventanas acristaladas por las que entre mucha luz solar. Eso sí, este último caso, has de rotar la maceta cada día para que todas las partes de la planta reciban la misma cantidad de luz, pues de lo contrario verías que un lado -el que recibe menos- crece más que el otro.

Riego y tierra

Especialmente si se tiene en el jardín, los riegos deberán de ser ocasionales. Por lo general y dependiendo del clima, la margarita se tiene que regar cada 2-3 días en verano, y 1-2 veces por semana el resto del año. En cambio, si se va a tener en maceta regaremos más a menudo, especialmente durante la temporada veraniega, ya que el sustrato se seca más rápido.

Pero en cualquier caso, es importante que la tierra en la que esté plantada sea capaz de absorber el agua, pues de lo contrario las raíces podrían no soportarlo. De hecho, si el drenaje no es bueno, es decir, si al echar agua vemos que tarda mucho en ser absorbida, tendremos que tomar medidas. Estas pueden ser:

  • Jardín:
    • Instalar sistemas de drenaje: pueden ser desde tuberías hasta alcantarillados. Más información.
    • Hacer un agujero de plantación de 50 x 50cm (recomiendo 1 x 1m si tu jardín se suele inundar cuando llueve mucho o de forma torrencial), cubrir sus lados (excepto la base) con malla de sombreo y echar una capa gruesa, 20 centímetros como mínimo, de arlita o greda volcánica. Después, se termina de rellenar con sustrato universal (en venta aquí).
  • Maceta:
    • No se ha ponerle un plato debajo, pues el agua que sobre se va a ir acumulando en él y las raíces se pudrirían.
    • La maceta ha de tener agujeros de desagüe.
    • El sustrato tiene que absorber el agua rápido, pero también permitir la que sobre siga su curso. Por ello, es aconsejable usar sustratos como el universal mezclado con perlita (en venta aquí).

Abonado

La margarita agradecerá ser abonada periódicamente durante toda la temporada de crecimiento, es decir, desde primavera hasta otoño. Se puede utilizar cualquier abono o fertilizante universal para jardín, o bien uno más específico para plantas con flor (en venta aquí) u optar por abonos ecológicos como pudieran ser el humus de lombriz o el estiércol.

Plantación

Las margaritas son plantas que se cuidan fácilmente

Si quieres plantarla en tu jardín o en una maceta más grande la época ideal para hacerlo es la primavera. Pero has de tener en cuenta que solo se recomienda sacarla de su ‘viejo’ recipiente si se le ha quedado pequeño, es decir, si se le salen raíces por los agujeros, y/o si a simple vista se ve que ha ocupado toda la maceta.

Cambio de maceta a suelo

Para plantarla en el suelo has de hacer lo siguiente:

  1. Elige una ubicación: es importante que le dé el sol de manera directa durante todo el día a poder ser, por lo que no se debe poner cerca de plantas u otros elementos que le den sombra.
  2. Haz un agujero: con la ayuda de una azada. Debe ser, como mínimo, un poco más grande que la maceta. Pero si el suelo tiene mal drenaje, ha de ser como mínimo de 50 x 50cm (más información en el apartado Riego y tierra).
  3. Rellena un poco el agujero: puede ser con tierra misma del jardín si drena bien el agua, o con sustrato universal mezclado con perlita en caso contrario. Ten en cuenta que la margarita no ha de quedar ni muy alta ni muy baja cuando la plantes.
  4. Extrae la margarita de la maceta: con cuidado. Es importante no manipular mucho las raíces.
  5. Insértala en el agujero: plántala en el suelo. Ponla en el centro y comprueba que queda bien con respecto a la superficie del suelo.
  6. Termina de rellenar y riega: ahora lo que queda es echar más tierra, y regar.

Cambio de maceta

Sigue estos pasos:

  1. Escoge una maceta: tiene que ser unos 5cm más grande que la que está usando y tener agujeros en su base.
  2. Prepara el sustrato: recuerda que debe facilitar la salida del agua que no ha absorbido, por eso no dudes en mezclar turba con perlita a partes iguales. Así tu planta crecerá correctamente.
  3. Rellena un poco la maceta con sustrato: ten en cuenta que la margarita ha de quedar bien, ni muy alta pero tampoco baja con respecto al borde del recipiente.
  4. Extráela de la ‘vieja’ maceta: hazlo con cuidado. Si ves que ha formado una maraña de raíces y que te es imposible sacarla, rompe la maceta con un cuttex o unas tijeras si es de plástico; y si es de otro material, riégala y con una pala de mano recta o un cuchillo separa el pan de tierra de la pared del recipiente.
  5. Insértala en la nueva: una vez que esté fuera, colócala en el centro de la nueva.
  6. Termina de rellenar: echa más sustrato, y riega.

Multiplicación

¿Te gustaría tener tus propias plantas? Se multiplican muy bien por semillas en primavera. Para ello, lo primero que has de hacer es elegir un semillero. Puede ser una maceta con agujeros, una bandeja de semillero, o incluso envases de leche o yogur siempre que estén lavados y se les haya hecho algún agujerito en la base.

Después, rellénalo con sustrato para semilleros, o con una mezcla de turba y perlita a partes iguales. Cuando esté, riega a consciencia para que se humedezca bien toda la tierra. Luego, siembra las semillas, poniéndolas separadas, y cúbrelas con un poco de sustrato.

Si se mantiene la tierra húmeda, y a pleno sol, las primeras empezarán a germinar en unos 3-5 días.

Rusticidad

Es sensible a las heladas, pero si vives en un clima más bien fresco puedes podarla casi al ras (dejándole unos 5cm de tallo) hacia finales de otoño o principios de invierno, y durante la primavera siguiente brotará.

¿Cuánto tiempo duran las margaritas?

Las flores de las margaritas son blancas

Las flores de las margaritas permanecen mucho tiempo en la planta: casi un mes. Pero precisamente por eso se utilizan como flor cortada, y es que en agua pueden durar hasta 20 días si se va cambiado el líquido cada dos días y se mantiene el jarrón siempre limpio.

Por ello, se trata de una planta que, cuando se usa en un jardín o en una terraza por ejemplo, es muy recomendable poner en un lugar visible, que destaque. Y si se tienen sus flores en un frasco, en la entrada del hogar sin duda se verán preciosas.

¿Qué significado tiene las margaritas?

La flor de la margarita, al ser blanca, se asocia con la pureza, la inocencia, la paz. También simbolizan la alegría y la sencillez. Es un buen regalo para cualquier persona especial, y un elemento esencial para cualquier jardín o terraza que se disfrute por los más pequeños de la casa.

¡Que disfrutes mucho de tus margaritas!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

5 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Pilar dijo

    Se secan los capullos de una margarita, que puede ocurrir?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Pilar.
      ¿Se secan sin abrirse? Si es así, lo más seguro es que haya un problema con el riego, por exceso o por defecto.
      Si está en maceta y le tienes puesto un plato debajo, quítaselo a los 15 minutos de haber regado para desechar el agua sobrante. Así las raíces no se pudrirán.

      Antes de regar es importante comprobar la humedad de la tierra, ya se introduciendo un palo delgado de madera y ver luego cuánta tierra se ha adherido a él (si ha sido mucha, no regamos), utilizando un medidor de humedad digital, o cogiendo la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días.

      Un saludo.

  2.   Gaby dijo

    Hola buenas tardes, compré margaritas pero es como un arbolito quisiera Transplantarla a una maceta más grande como debo hacer para mantenerla bonita …. gracias por la respuesta

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Gaby.
      Colócala en una zona donde le dé el sol directo, y riégala unas tres veces por semana.
      Puedes usar sustrato de cultivo universal para que crezca bien.
      Un saludo.

  3.   Margaritas Resureccion dijo

    Tras trasplantar las dos margaritas que compre en una maceta rectangular y pasar dos días, han empezado a morir. Te cuento porque estoy realmente preocupada, las trasplante con tierra nueva a mitad tarde, cuando apenas había sol directo en la terraza, las regue y las dejé descansar en la terraza. A los dos días una de las dos empezó a entristecerse, a los dos días le siguió la otra. Le tire abono natural, café, cascara de huevo y platano. Estaban verdes pero tristes. Actualmente están empezando a coger un color marrón bastante jodido…

    Creo que aún puedo salvarlas, pero no se como…