Cómo cuidar un girasol en maceta

conservacion de girasoles

Los girasoles son plantas bastante famosas en todo el mundo por ser aquellas cuyas flores se orienta según la dirección del sol. Puedes tener tanto un girasol en el jardín como en maceta. Dependiendo de cómo lo tengas, va a requerir diferentes cuidados. Muchas personas no saben cómo cuidar un girasol en maceta pero quieren tenerlo, puesto que ocupa menos  espacio en el hogar.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte cómo cuidar un girasol en maceta y qué aspectos debes tener en cuenta para ello.

Girasoles en maceta

como cuidar un girasol en maceta

Como sugiere el nombre de la planta, lo más importante en el cuidado de los girasoles es el sol. La planta no se desarrollará correctamente sin mucha luz directa. Por ello, el sitio ideal de plantación de girasoles suele ser al aire libre, en la zona más soleada posible de nuestro jardín, huerto o patio. Sin embargo, eso no significa que no podamos cultivar girasoles en interiores. Si queremos saber cómo cuidar los girasoles en maceta, lo más importante es encontrar un lugar soleado para ellos, cerca de una ventana o fuente de luz. Lo ideal es que reciba al menos 6 horas de luz directa al día.

Se recomienda una olla profunda. De hecho, si las macetas son lo suficientemente espaciosas, podemos poner varias de estas plantas en cada contenedor, hasta tres. Eso sí, estas plantas tienden a tolerar bastante mal el trasplante, por lo que el proceso de trasplantar un girasol es muy arriesgado y tenemos muchas posibilidades de perder la planta. Por ello, es recomendable sembrarlos siempre en la que será su ubicación definitiva.

Cómo cuidar un girasol en maceta

como cuidar un girasol en maceta en casa

Estas plantas son muy resistentes a la mayoría de los climas y no tienen ningún problema con los climas cálidos o incluso muy cálidos. Si vives en un clima templado o incluso un poco frío, no deberías tener ningún problema con tus girasoles, aunque no es recomendable exponerlos a temperaturas extremadamente bajas. Entonces, si las heladas invernales y las temperaturas por debajo de los 0 grados son comunes en su área, plante sus girasoles en macetas en el interior.

Uno de los principales puntos a tener en cuenta a la hora de cuidar los girasoles cultivados en tierra: la tierra. Estas plantas desarrollan un sistema de raíces muy extenso, donde no es raro que las raíces lleguen a ser más profundas que la altura del tallo de la planta. Por esta razón, necesitan suelo suelto y profundo, y si se plantan en macetas, necesitan un contenedor bastante alto para una profundidad adecuada.

Por otro lado, también es muy importante que la tierra o sustrato tenga un muy buen drenaje, donde una mezcla con arena, grava o guijarros, etc. ayudará. Como también son muy exigentes en cuanto a nutrientes, conviene preparar un sustrato suelto y muy rico, como por ejemplo uno compuesto por una parte de fibra de coco, una parte de turba y otra parte de humus de lombriz, para que podamos añadir vermiculita y perlas. roca para mejorar sus propiedades drenantes e hidratantes.

Cómo regarlo

macetas con girasoles

A veces puede ser difícil saber cuánto regar un girasol. La planta necesita mayor aporte de agua en sus primeras etapas de crecimiento, pero a pesar de su gran sistema radicular, no se recomienda someterla a sequía.

Si no queremos que el tallo pierda fuerza, algo muy importante teniendo en cuenta su gran tamaño, debemos mantener riegos frecuentes pero moderados para que mantengamos un cierto nivel de humedad en la tierra, pero nunca la abrumemos. Un mayor espaciamiento y un riego abundante pueden eventualmente conducir a la pudrición de la raíz o al ataque de hongos.

Una de las cosas importantes para aprender cómo cuidar un girasol en maceta es el abonado. El uso regular de fertilizantes orgánicos (como compost o vermicompost) durante la temporada de crecimiento es suficiente, aunque también podemos usar fertilizantes especializados con efectos a largo plazo.

Los girasoles tienen un ciclo de vida y una tasa de crecimiento muy rápidos. Desde que plantamos las semillas, no suele tardar más de 10 días en germinar, y si no lo han hecho en ese tiempo, probablemente no lo hagan. Luego, en solo 3 meses, las plantas alcanzarán su estado de madurez y tamaño final y se podrán cosechar en verano para plantarlas en la primavera siguiente.

Cómo cuidar un girasol en maceta si se está marchitando

Uno de los problemas más comunes que puede sufrir es que el girasol se puede llegar a marchita y no solamente una parte de la planta, sino toda. Aquí te explicamos algunas razones y qué hacer si tus girasoles se están marchitando:

  • Si tu girasol parece estar encorvado, las hojas están secas y los tallos no parecen tener suficiente fuerza, puede ser porque necesita riego más frecuente.
  • Por otro lado, la falta de luz solar directa durante al menos 6 horas al día también puede afectar negativamente el desarrollo de las plantas.
  • Igual de importante, la planta tiene un gran suministro de fósforo, nitrógeno y potasio.
  • Finalmente, ten en cuenta que las flores de girasol son estacionales y no durarán para siempre. Después de que están maduros y sembrados, es normal que se marchiten y no hay nada que hacer al respecto sino cosecharlos y plantarlos nuevamente.

Siembra

Existen diferentes variedades de girasoles, las más adecuadas para el cultivo en casa son las que miden unos 30 o 60 cm de altura, llamadas variedades enanas porque son hortalizas que pueden crecer muy altas. A la hora de plantar, no se recomienda colocar más de tres semillas en la misma maceta ni a más de 2,5 cm de profundidad, ya que es una planta que necesita espacio para sobrevivir.

Una vez que las semillas han germinado y tu intención es un cultivo exitoso, es necesario agregar agua y fertilizante para proporcionarles nutrientes durante el mantenimiento. La elección del terreno para el drenaje es importante, pudiendo utilizar una combinación de grava y cantos rodados para obtener los mejores resultados en el desarrollo de las plantas.

La germinación de los girasoles requiere de un buen riego, y esta actividad se realiza con un pulverizador o regadera. Las flores sufrirán más daños a medida que aumente el calor, así que manténgalas cómodas. Si hay un ramo de girasoles en el florero, cambia el agua cada 2 días y corte los tallos unos 3 cm para agregar nutrientes.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cómo cuidar un girasol en maceta y qué aspectos debes tener en cuenta.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)