Cómo cuidar un lirio

Entre las plantas ornamentales más populares en todo el mundo se encuentran los lirios

Entre las plantas ornamentales más populares en todo el mundo se encuentran los lirios, también conocidos como iris, azucenas o Lilium. Esto se debe principalmente a sus grandes flores cuya forma de trompeta y sus diversos colores resultan sumamente llamativos. Además, algunas variedades de este vegetal incluso desprenden un aroma muy agradable. Si queréis tener una de estas preciosas flores en vuestro hogar, hay una cosa que debéis aprender primero: Cómo cuidar un lirio.

Sin lugar a dudas, agradeceréis tener estas plantas en casa, pues son todo un regalo para la vista. Para que las podáis cultivar correctamente, explicaremos todas las necesidades que tienen los lirios y comentaremos un poco cuáles son las plagas y enfermedades más frecuentes de estos vegetales y cómo prevenirlas.

¿Cómo cuidar las plantas de lirio?

Existen más de 100 variedades diferentes de lirios

Los lirios son realmente un género perteneciente a la familia Liliaceae y comprenden más de cien variedades diferentes. Cada una de ellas tiene sus características y necesidades, pero sí que podemos dar unas pautas de cuidados generales para todas ellas. A continuación explicaremos cómo cuidar un lirio y así poder disfrutar de estas bellísimas flores en nuestro jardín.

Ubicación y riego

Lo primero que debemos saber es dónde ubicar nuestros lirios. Cabe decir que estas flores tienen una capacidad de adaptación impresionante. Tanto, que las podemos colocar en casi cualquier sitio. Otra característica especial que tienen es que se pueden cultivar tanto en interior como en exterior, pero debemos tener en cuanto algunos aspectos:

  • Lirios en exterior: A pesar de ser unas flores que se adaptan muy bien, lo ideal es colocarlas en un lugar de semisombra y donde la tierra pueda mantenerse fresca.
  • Lirios en interior: En el caso de tener estas flores como plantas de interior en una maceta, lo más recomendable es buscarles un sitio muy iluminado.
lilium
Artículo relacionado:
¿La planta Lilium es de interior o exterior?

Hablando de la ubicación, también es importante mencionar la temperatura. Para los lirios, lo más adecuado es que no baje de los diez grados, al menos durante la floración de los mismos. La temperatura ideal para estos vegetales oscila entre los 22ºC y los 26ºC. Sin embargo, un ejemplar adulto puede llegar a soportar temperaturas más altas en verano sin problemas.

En cuanto al riego, sin lugar a dudas es uno de los factores más importantes para cualquier planta. En el caso de los lirios, estos necesitan cierto nivel de iluminación pero también tierra fresca. Para que el bulbo de estos vegetales pueda crecer y desarrollarse correctamente, necesita un nivel constante de humedad. Eso sí, nunca debemos llegar a encharcar la tierra, pues podríamos provocar que las raíces de la planta se pudran.

Para evitar el encharcamiento, lo más recomendable es regar con poca cantidad pero frecuentemente. Lo más aconsejable es hacerlo en verano cada dos días como mucho, dependiendo del tipo de suelo y del clima en el que nos encontremos. Durante los meses fríos, con regar una o dos veces por semana es suficiente.

Suelo y abono

Como ya hemos mencionado anteriormente, los lirios necesitan que el suelo pueda mantenerse fresco, es decir, que tenga la capacidad de retener humedad. Por este motivo es una de las pocas plantas que prefieren suelos ligeramente arcillosos. No obstante, debemos evitar que llegue a encharcarse. En cuanto al pH del suelo, lo ideal es que oscile entre los valores de 6 y 7,5. En el caso de que el agua de nuestra zona tenga mucha cal, alterando en consecuencia el pH, lo más recomendable es dejarla en reposo durante 24 horas, antes de usarla para regar los lirios.

A la hora de crear un sustrato idóneo para estos vegetales, una buena opción es mezclar humus de lombriz con turba a partes iguales. Esta mezcla la podemos utilizar tanto en maceta como en el suelo del jardín, si este no posee ya de por sí las condiciones adecuadas. Tanto el compost como el humus de lombriz aportarán a la tierra justo las condiciones de aireamiento y de humedad que requieren los lirios. Además, mediante ellos añadimos muchos nutrientes que los vegetales agradecerán.

humus casero
Artículo relacionado:
Consejos para hacer humus casero
Respecto al abono, debemos aportarlo a los lirios de forma regular en la época más calurosa del año. Lo más recomendable es utilizar fertilizantes orgánicos, como por ejemplo el compost o el humus de lombriz. Mediante esta matera orgánica conseguiremos aportar los nutrientes necesarios para mantener estas flores. Debemos utilizar abonos químicos únicamente si los lirios dan señales muy claras de que les faltan nutrientes.

Cómo cuidar un lirio: Plagas y enfermedades

Saber cómo cuidar un lirio es fundamental para cultivar estas flores

Saber cómo cuidar un lirio no siempre es suficiente, pues existen algunas plagas y enfermedades que suelen afectar a estas flores. Generalmente, la mayoría de fitopatologías las causan diversos hongos. Para prevenir la aparición de los mismos, es de suma importancia mantener las plantas limpias, es decir, quitar todos los restos vegetales muertos y evitar su acumulación en el suelo. Además, los hongos prosperan sobre todo cuando hay mucha humedad. Por lo tanto debemos evitar encharcar la tierra a la hora de regar. A parte, existen productos que se pueden aplicar tanto para prevenir como para tratar enfermedades fúngicas.

Los lirios también pueden verse afectados por algunas plagas, siendo las más comunes los ácaros y los pulgones. Son difíciles de prevenir y una vez aparecen, debemos fijarnos en los síntomas que presenta la planta para identificarlos, pues sobre todo los ácaros resultan casi imposibles de ver. Los pulgones sí que se pueden llegar a observar, pero normalmente cuando el vegetal ya está infestado. Existen diversos remedios caseros contra los pulgones y otros insectos.

La araña roja es una de las plagas más comunes en plantas de ficus
Artículo relacionado:
Cómo combatir los ácaros en las plantas

Es de vital importancia para las plantas detectar y tratar cualquier enfermedad o plaga cuanto antes. Lo más recomendable es utilizar siempre remedios ecológico. Sin embargo, no siempre acaban funcionando del todo. En esos casos podemos probar con productos químicos, siguiendo siempre las instrucciones del envase y manejándolos con mucho cuidado. Recordad que los insecticidas son muy tóxicos tanto para nosotros como para animales del entorno, como mascotas, pájaros, etc.

Ya sabéis todo lo necesario acerca de cómo cuidar un lirio. Siguiendo estas instrucciones, podréis disfrutar de estas hermosas flores en vuestro hogar sin ningún problema. ¡Os aseguro que vuestros lirios no pasarán desapercibidos!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.