Cómo cuidar una hortensia en maceta

Cuidar una hortensia en maceta puede ser un poco difícil

Si sois amantes de las flores, seguro que os encantan las hortensias. Estas preciosas plantas se pueden cultivar tanto en interior como en exterior, lo que las convierte en unos elementos decorativos ideales para nuestro hogar. Sin embargo, si queremos embellecer nuestra casa por dentro con estas maravillosas flores, primero debemos saber cómo cuidar una hortensia en maceta.

Pero no os preocupéis. En este artículo explicaremos todos los aspectos a tener en cuenta para que estas plantas puedan crecer y desarrollarse correctamente en interior. Hablaremos sobre los cuidados de la hortensia en maceta: El riego, el abono, la poda, la ubicación y la luz que requiere.

¿Cómo cuidar mi hortensia en maceta?

Es importante saber cómo cuidar una hortensia en maceta si queremos cultivarlas en interior

Unas de las plantas más populares para decorar jardines y hogares son las hortensias, ya que sus preciosas flores destacan por sus llamativos colores y su agrupación en ramos. Pertenecen al género Hydrangea y son originarias de Asia. Existe una gran variedad de tipos de hortensia, pero las más comercializadas son aquellos arbustos cuyo tamaño es mediano. Cultivar estos vegetales en el jardín no suele ser muy complicado. Sin embargo, hacerlo en interior sí que puede suponer un reto. Para que todo salga bien, vamos a explicar a continuación cómo cuidar una hortensia en maceta.

Riego

Para saber cómo cuidar una hortensia en maceta, el primer punto a destacar es el riego. Cabe decir que estas flores necesitan mucha humedad, pues son unos vegetales que disfrutan de la lluvia cuando están en exterior. De manera que, si queremos cultivarlos en interior, es imprescindible regarlos cuando la capa superior de la tierra de la maceta se haya secado. El riego debe ser en profundidad y el exceso de agua que quede en la bandeja o en el plato de la base debe ser retirado. Hay que destacar que es bastante probable que tengamos que regar estas plantas a diario durante los meses más cálidos del año.

como regar las hortensias en maceta
Artículo relacionado:
Cómo regar una hortensia en maceta

A parte de la cantidad y la manera de regar, también resulta de suma importancia la calidad del agua. A las hortensias no les sienta nada bien la cal en grandes cantidades. Desgraciadamente, en muchos lugares el agua del grifo tiene un alto porcentaje de este compuesto químico. Si es vuestro caso, notaréis como vuestra hortensia se torna amarillenta. Este es un buen indicio de que se trata de un exceso de cal. Para solucionarlo, lo más recomendable es regar este vegetal con agua de lluvia o bien con agua descalcificada. Para conseguirlo, es tan sencillo como dejar el agua reposar durante aproximadamente 24 horas antes de usarlo para regar con él la planta.

Abono

A parte del riego, el abono también es de suma importancia para el cuidado de las hortensias en maceta. Es imprescindible otorgarles un sustrato rico en nutrientes y con un buen drenaje. Lo más recomendable es utilizar una mezcla de turba con humus de lombriz. En cuanto al abonado, este se debe llevar a cabo en primavera para que las flores crezcan con más fuerza. A ser posible, debemos utilizar siembre abonos orgánicos hechos específicamente para las hortensias.

Otro aspecto a tener en cuenta es el pH. Curiosamente, las hortensias blancas pueden variar su color según el pH del sustrato. Alterándolo, podemos conseguir estos colores:

  • pH más alto: Hortensias rosas
  • pH más bajo: Hortensias azules

Una manera muy eficaz para conseguir que el suelo sea más ácido es utilizando el vinagre para hortensias. Simplemente debemos añadirlo al agua de riego y ya está. No obstante, hay que destacar que debemos ir con mucho cuidado a la hora de alterar el pH del sustrato. Debemos hacerlo de forma gradual y lenta. Es un proceso largo si no queremos dañar a las plantas.

Poda

Las hortensias son arbustos que se han de podar
Artículo relacionado:
¿Cuándo se podan las hortensias?

Una vez haya finalizado la época de floración, la poda de estas preciosas flores se vuelve sumamente importante. Con el fin de que el vegetal no desperdicie energía y recursos, lo más recomendable es podar todas aquellas partes que estén secas, ya sean tallos, hojas y flores. De esta manera conseguiremos que nuestra hortensia tenga una floración muy buena al año siguiente.

¿Dónde poner las hortensias?

La hortensia en maceta necesita mucha luz

Ahora que ya sabemos un poco más sobre cómo cuidar una hortensia en maceta, nos quedan dos aspectos fundamentales para mantener esta preciosa planta: La ubicación y la luz. Ambos aspectos son también de suma importancia a la hora de cultivar estas preciosas flores en interior.

En primer lugar es fundamental que las macetas sean bien grandes. Lo más recomendable es que su diámetro corresponda a unos cincuenta centímetros. De esta manera nos aseguramos de que las raíces tengan suficiente espacio para buscar nutrientes y desarrollarse. En consecuencia, la planta podrá florecer bien.

A parte del tamaño de la maceta, también es esencial que disponga de uno o varios agujeros de drenaje. Un extra muy bueno, si fuera necesario, es que poseyera ruedas o alguna estructura similar para desplazar la planta. Esto puede resultar muy ventajoso si tenemos que mover la hortensia por la posición del sol durante la mañana y por la tarde.

¿Cuánto sol necesita una hortensia?

La iluminación es otro factor vital para que las plantas puedan crecer y desarrollarse correctamente. Todos los tipos de hortensias necesitan un entorno muy luminoso. Lo más recomendable es que reciban como mínimo cinco horas de luz solar cada día. Estas hermosas flores prefieren la luz matinal, ya que es más suave. Una exposición directa e intensa de luz solar puede afectarlas negativamente. Por ello es mejor tenerlas en algún lugar cubierto durante el medio día y parte de la tarde.

Por lo tanto, la mejor ubicación para el cuidado de las hortensias es una habitación bien iluminada por las mañanas, con sol directo si el clima es suave, o en un lugar donde la exposición al sol sea indirecta durante un gran parte del día. En el caso de que vivamos en alguna región con climas muy cálidos, un sitio con semisombra sería lo ideal para estos vegetales.

Espero que con toda esta información sobre cómo cuidar una hortensia en maceta podáis disfrutar de estas preciosas flores en vuestro hogar. Estas plantas son ideales para cultivar tanto en interior como en exterior, siempre y cuando les brindemos los cuidados básicos que necesitan.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.