Cómo cuidar una planta pata de elefante

cuidados de la planta pata de elefante

La planta pata de elefante es una de las más habituales en los hogares, debido a su fácil cuidado y a la vistosidad que tiene. Sin embargo, cuando no se le satisfacen las necesidades esta puede acabar sufriendo e incluso muriendo. Pero, ¿cómo cuidar a una planta pata de elefante?

Si vas a comprarte una, te la van a regalar, y ya la tienes en tu casa, echa un vistazo a lo que te comentamos aquí para saber o cerciorarte de los cuidados que necesita este ser vivo.

Pata de elefante, ¿cómo es?

revivir una planta pata de elefante

Empezaremos diciéndote que la pata de elefante no es originaria de España, sino que proviene de México y de países centroamericanos. Su hábitat natural son las zonas desérticas y selvas secas, de ahí que aguanten muy bien el calor.

En el exterior, esta planta puede alcanzar fácilmente los 10 metros de altura, pero en una maceta y dentro de casa no superará el metro y medio. Además, cuenta con pocas ramas y un tronco grueso. Las hojas que tiene son muy finas y muy largas, en verde, y tienden a caer hacia el suelo haciendo curvas. Realmente, ver una planta pata de elefante es ver como si tuviera una cabeza despeinada.

Una características de esta planta es que tiene una zona en la que almacena el agua, de tal forma que ella misma se nutre. Por eso es mucho más fácil de cuidar ya que no requiere estar tan pendiente, siempre y cuando cumplas con todos los cuidados que necesita.

Cómo cuidar una planta pata de elefante paso a paso

Cómo cuidar una planta pata de elefante paso a paso

Fuente: Hogarmania

A continuación te vamos a hablar de cada uno de los cuidados que debes proporcionarle a tu planta para que esta esté sana. Es importante que los tengas en cuenta para evitar problemas de salud en ella que, si bien podrías salvarlos, no está de más evitarlos en todo lo posible.

Iluminación

La planta pata de elefante necesita luz para poder desarrollarse bien. Eso implica que va a necesitar que la coloques en una zona muy luminosa porque requiere de varias horas de sol.

Ahora bien, ¿y si la quieres poner fuera? Pues más luz, aunque aquí dependerá de dónde vivas. Y es que cuando el sol calienta demasiado, sobre todo en primavera y verano, estar directamente bajo los rayos del sol puede ser perjudicial para ella, al punto de quemarle las hojas. Por eso, se recomienda en esos casos ponerla en semisombra.

Temperatura

Estas plantas se adaptan muy bien al interior de las casas debido a que se le proporciona la temperatura adecuada para ellas, es decir, entre 18 y 26 grados.

Es por eso que se venden como plantas de interior porque la mayoría, por no decir todos los hogares tienen esa oscilación de temperatura.

Tierra

Este es un punto importantísimo, y quizá en lo que menos se presta atención, sobre todo cuando se compra una maceta de pata de elefante. Y es que la tierra que debe llevar es imprescindible que drene mucho. No le gustan los suelos compactos o pesados, es mucho mejor una tierra que oxigene.

Nuestra recomendación es que uses una mezcla con compost de plantas (mejor que la tierra de cactus y suculentas), algún drenante como akadama, gravilla, etc. y añadir algunas perlas de agua que ayudará a evitar la humedad entre las raíces de la planta.

Asegúrate de no compactar demasiado la tierra con la planta.

beaucarnea recurvata cuidados

Fuente: Plantasvillor

Riego

Uno de los puntos importantes de cómo cuidar una planta pata de elefante es el riego. Y es que, como te hemos dicho antes, hablamos de una planta que tiene sus propios almacenes de agua, con lo que si la riegas en exceso acabarás matándola.

Para que te hagas una idea, las plantas en época de crecimiento, que suele ser en primavera y verano, se riegan solo una vez a la semana o cada dos semanas; por su parte, en invierno será una vez al mes aproximadamente.

Ahora bien, cada planta es un mundo, y para saber si le toca regar o no el truco que usan los expertos es el de meter un dedo en el sustrato. Si se nota húmedo, entonces no se riega; en caso de que esté seco, se riega.

Abono

Como todas las plantas, en algún momento de sus vidas van a necesitar fertilizante. Sobre todo en los meses de primavera y de verano.

Lo mejor que puedes utilizar es el fertilizante granulado de liberación lenta. Y siempre asegurándote de que sea con niveles bajos de nitrógeno.

Simplemente debes echarlo a primeros de primavera y a primeros de verano y ya está, porque, al ser de liberación lenta, se mantendrá durante todos esos meses.

Si ves que a la planta empiezan a quemársele las puntas de las hojas, es que te has podido pasar echándole fertilizante. Es mejor poner menos cantidad de la que determina el fabricante.

Poda

La poda de la planta pata de elefante pasa solo por cortar aquellas hojas que se vean marrones. No hace falta cortarla entera, es decir, si solo tiene la punta marrón pero el resto está bien, puedes dejarla y solo cortar esa parte.

No necesita podas más drásticas y es probable que tampoco debas cortarle a menudo. Realmente, no hay mucho que cortarle a la planta aunque si ves que algunas ramas están secas, también tendrías que retirarlas para darle la oportunidad a que nacieran nuevas.

Trasplante

La pata de elefante es una planta que no requiere un trasplante constante porque en realidad es de crecimiento muy lento.

Solo cuando se vea que las raíces sobresalen por abajo, el trasplante será necesario. ¿Cuándo más o menos hay que trasplantarla? Pues no hay una fecha determinada, ya que pueden pasar muchos años. Eso sí, a la hora de hacer el trasplante mejor esperar al inicio de la primavera para que las heladas o el frío no le afecten.

Multiplicación

La pata de elefante se puede reproducir de dos maneras diferentes: bien por semillas (aunque en este caso va a tardar bastante en crecer una planta «decente»), o bien por retoños.

Los retoños son los tallitos que salen del tronco, en la base, y que si los separas con cuidado de no dañar las raíces, puedes plantarlos en una maceta nueva para que crezca otra planta igual. También tardará tiempo, pero te has ahorrado mucho.

¿Tienes más dudas sobre cómo cuidar la planta pata de elefante? Coméntanos y te ayudamos a que esté siempre en perfecto estado.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.