Cómo cuidar una platanera en maceta: todos los cuidados que necesita

platanera en maceta

¿No sabes cómo cuidar una platanera en maceta? Es una de las plantas que puede dar a tu hogar un toque exótico, además de que puedes disfrutar de plátanos. Sí, como lees.

Sin embargo, en maceta, necesita unos cuidados que a veces se nos olvidan. Por eso, en esta ocasión, vamos a darte las claves de todo lo que va a necesitar una platanera en maceta para estar bien cuidada.

Ubicación

platanera en maceta viveros y ornamentales soler

Fuente: Viveros y ornamentales Soler

A la hora de cuidar una platanera en maceta, lo primero que debes tener en cuenta es, sin duda, dónde vas a colocarla. En realidad, se puede poner tanto dentro de casa como fuera. Ahora bien:

  • Si la pones dentro de casa te recomendamos que sea en una zona donde haya mucha luz, si es directa incluso mejor. La platanera necesita de mucha luz; así que colócala en una zona donde tenga la mayor cantidad de luz posible.
  • Si la pones fuera de casa, ¿adivinas dónde te recomendamos? Sí, en sol directo. Si ves que el verano es demasiado cálido, entonces podrías ponerla en semisombra.

Aun así, la platanera se desarrolla mejor con sol, así que tenlo en cuenta a la hora de tener la ubicación ideal.

Temperatura

Junto con la ubicación, la temperatura es también importante. Hablamos de una planta tropical, exótica, y por tanto las temperaturas deben ser cálidas. De hecho, se pide que siempre haya una temperatura mínima de 21 grados. Su ideal va de 21 a 26 grados pero lo cierto es que tolera temperaturas más altas.

Ahora bien, no pasa lo mismo con el frío. No tolera ni que la temperatura baje de 21 grados ni mucho menos las heladas. ¿Qué hacer en ese momento? Si tus inviernos son fríos pero los veranos no, te recomendamos que en verano la saques fuera y en invierno, o bien la protejas en el jardín con alguna malla o invernadero, o bien la metas en casa.

Eso sí, ten mucho cuidado con las corrientes de aire así como con la calefacción o el aire acondicionado, porque no le gusta ninguno de los dos.

Tierra

Floración-platanero

Para cuidar una platanera en maceta, el sustrato que utilices es una de las necesidades más importantes que tiene. Así como el propio tiesto.

Empecemos por este último. Necesitas proporcionarle a la platanera una maceta grande. Más alta que ancha si puede ser. Y es que las plataneras en maceta pueden fácilmente crecer hasta los dos metros, con lo que necesitará espacio.

Tendrás que trasplantarla cuando veas que la maceta se le va quedando pequeña. Esto se hace principalmente en primavera o en otoño.

En cuanto al sustrato, es un poco selectiva en cuanto a este. Necesitas darle una tierra que sea arenosa. Además, le gusta que esté muy suelta y drenada así que te recomendamos que hagas una mezcla con mantillo o compost, perlita y arena. Eso sí, controla que el pH sea neutro o un poco ácido. Si le pones otro tipo de tierra lo más seguro es que la planta se enferme.

Riego

El riego es una de las necesidades más importantes que debes cumplir a rajatabla. Como planta tropical que es, necesita agua. Mucha. Debido a sus grandes hojas, la planta consume una gran cantidad de agua y hay que reponérsela constantemente para evitar que se enferme.

Por eso, en invierno es posible que solo tengas que regarla una vez a la semana (siempre que mantenga el suelo húmedo), pero en verano lo más aconsejable es regarla a diario, incluso dos veces al día si hace demasiado calor.

Ahora bien, no confundas el riego y humedecerle la tierra con encharcársela. Hay que tener cuidado de no regar de más. Le encanta el agua, sí, pero si le echas demasiado las raíces se pudrirán. Por eso la tierra ha de ser lo más drenada posible, para evitar acúmulos de agua. Eso incluye el quitarle el plato debajo de la maceta para que no quede agua.

Humedad

Aparte del riego, también precisa algo de humedad porque las hojas necesitan estar hidratadas. Por eso, tener un humidificador, o incluso pulverizarla a diario, puede ayudar a que las hojas se vean sanas.

Si empiezas a notar que se arrugan o que se vuelven marrones te estará indicando que hay un problema con la humedad.

Abonado

dos plataneras en maceta AmaPlant

Fuente: AmaPlant

Como has visto, el sustrato de la platanera en maceta suele ser muy nutritivo. Sin embargo, eso no quiere decir que no puedas abonarla. Pero no será de la forma habitual para con tus otras plantas.

Nos explicamos. Lo normal es que se diga que durante primavera y verano se deba abonar cada 15 o 30 días. Pero en el caso de la platanera en maceta no se hace de esta forma.

Hay que abonarla, sí, pero solo debes hacerlo dos veces al año. La primera se debe hacer con un abono orgánico (el mejor es el humus de lombriz). Este debes aplicarlo a final del invierno, o antes de este, ya que sirve para nutrir la planta y cubrirle las necesidades nutritivas. De esta manera, te aseguras que la planta esté lo suficientemente sana para que, cuando llegue el buen tiempo, la planta despierte y empiece su desarrollo.

Por otro lado, el siguiente abonado que debes darle va a ser antes del verano y un abono mineral para que pueda fortalecerse y tener energías de sobra para conseguir desarrollarse (y con suerte echarte plátanos).

Poda

Una de las partes de cuidar una platanera en maceta más liviana es la poda. Sí, la planta irá creciendo, y por ende irá perdiendo algunas hojas. Por eso, es importante que se las vayas quitando para evitar que sean foco de infección de plagas y enfermedades.

Plagas y enfermedades

El pulgón, la cochinilla o la araña roja son algunas de las plagas que sienten debilidad por la platanera. Así que tienes que mantenerla bien cuidada y, sobre todo, observada en todo momento. En esta planta es mejor la prevención que tratarla cuando ya tiene una plaga.

En el caso de las enfermedades, las principales tienen relación con la falta de sol y el riego excesivo.

Multiplicación

Por último, llegamos a la reproducción de la platanera. Y en este aspecto lo cierto es que no es nada fácil. Para empezar, las plataneras no pueden producir semillas que germinen. Dicho de otra manera, las semillas son inviables y no te van a valer de nada.

La única forma que se tiene para reproducirla es a través de una propagación.

Ahora que sabes cómo cuidar una platanera en maceta, ¿te animarías a tener una planta grande de hojas inmensas y que puede darte ricos plátanos?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.