¿Cómo cultivar cúrcuma?

La cúrcuma es una planta que se utiliza como especia, pero es tan bonita que es muy recomendable tenerla como ornamental decorando el jardín o la terraza. Su ritmo de crecimiento es bastante rápido, de modo que puedes tener un bonito ejemplar en apenas un año si el clima es suave y/o cálido.

Veamos cómo se cultiva esta extraordinaria planta.

Características de la cúrcuma

La cúrcuma, cuyo nombre científico es Curcuma longa, es una planta herbácea rizomatosa originaria del sur de Asia. Crece hasta una altura de 1m, y tiene hojas anchas, lanceoladas u ovadas, con un largo peciolo que emerge del rizoma. Las flores aparecen agrupadas en inflorescencias en forma de espigas cilíndricas que pueden ser de diferentes colores: amarillo, blanco, rosa. El rizoma principal es carnoso con forma aovada, y de él salen otros secundarios que son alargados y tiernos.

¿Cómo se cultiva?

Si quieres tener cúrcuma en casa, toma nota de nuestros consejos:

  • Ubicación: planta tus rizomas o ejemplares en una zona donde le dé la luz del sol de manera directa, dejando una distancia de 30cm entre ellos y 70cm entre hileras.
  • Suelos o sustratos: han de ser fértiles, sueltos, con buen drenaje.
  • Época de plantación: a finales de invierno o comienzos de primavera.
  • Riego: ha de ser frecuente, evitando que la tierra se seque. Durante los meses más calurosos, puede ser necesario un riego diario. En caso de duda, comprobar la humedad de la tierra introduciendo un palo delgado de madera y comprobar cuánta tierra se ha adherido a él: si sale prácticamente limpio, significa que está seca y que, por lo tanto, se ha de regar.
  • Recolección: a los 10 meses de la plantación.
  • Multiplicación: por rizomas o por semillas a finales de invierno o primavera.
  • Rusticidad: no soporta las heladas.

Usos

Imagen – BKS 

La cúrcuma se utiliza sobretodo en la cocina. Se usa para hacer curry, un condimento ideal para los platos de pescado. También se usa como colorante para sustituir al azafrán, ya que es mucho más económico.

Además, tiene propiedades medicinales. Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, a reducir el nivel de colesterol, a curar las heridas, a desintoxicar el hígado, a aliviar los síntomas de la artritis y a mejorar la digestión. La dosis debe de establecerla un médico, pero no se deben de superar los 2000mg/día.

No consumir cúrcuma si…:

  • Estás embarazada o crees que puedes estarlo.
  • Te van a intervenir pronto.
  • Tienes la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).
  • Tienes problemas con la vesícula biliar.

¿Qué te ha parecido la cúrcuma?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *