Cómo cultivar lupino

El lupino es una herbácea

¿Quién no se ha preguntado alguna vez cómo cultivar lupino? Estas plantas poseen una de las flores más llamativas para tener en el jardín, o incluso en jardineras para decorar el balcón. Ya que estamos en primavera, ¿qué mejor manera de celebrarlo que obteniendo nuestros propios lupinos?

¡Pongámonos manos a la obra!

Cultivo del lupino

El lupino produce muchas flores

Primer paso: comprobar las semillas

Antes de siquiera preparar el semillero, es muy recomendable que comprobemos la viabilidad de las semillas. Si estas han sido recogidas de plantas que ya tengamos, o te las ha obsequiado un amigo de las suyas, es muy probable que sean viables y que no tengan problemas en germinar.

Pero, por si acaso, no está de más comprobarlo introduciéndolas en un vaso con agua durante veinticuatro horas. Si pasado ese tiempo se han hundido todas, perfecto; en caso de que queden algunas flotando, puedes desecharlas o sembrarlas en un semillero aparte (a veces las semillas pueden sorprendernos).

Segundo paso: preparar semillero y sembrar

Para garantizar la supervivencia de nuestras futuras plantas, se debe de proceder a sembrarlas en cuanto la temperatura mínima sea de unos 18 grados. Si vives en una zona donde aún hay riesgo de heladas tardías, o si ves que el calor tardará en llegar, puedes poner el semillero cerca de una fuente de calor.

Pero has de tener en cuenta que cuando veas que empiezan a germinar, debes pasarlas a un invernadero casero (por ejemplo, puedes introducir la maceta en una caja de plástico y cerrarla con film transparente y colocarlo en el exterior)

Una vez que sepamos esto, es momento de sembrar. Para ello utilizaremos un sustrato que esté compuesto por turba y perlita (o vermiculita, si no tenemos) al 50%.

Rellenamos el semillero con esta mezcla, esparcimos las semillas por la superficie, las tapamos con una capa fina de sustrato, y por último regamos abundantemente y lo colocamos a pleno sol. En cuestión de 10 a 20 días comenzarán a germinar nuestras preciadas flores.

¿Qué necesitamos para sembrar lupino?

Lo principal que se debe tener en cuenta antes de proceder con la siembra de lupino es la elección de las flores de la especie. Para ello, tienes que verificar que la elección se base en semillas perennes, claro que esto va a depender si tu intención es ver a la planta florecer todos los años sin falla alguna.

Cuando ya tengas las semillas a plantar, procede a mover el suelo lo suficiente como para hacer un agujero de 30 a 40 centímetros. Esta profundidad es suficiente como para colocar las semillas.

Ten en cuenta que la especie del lupino se caracteriza por tener raíces profundas. Es por ello que hay que hacer énfasis en la profundidad del hueco donde se plantará. La idea es aflojar lo más que se pueda la tierra y no dejarla tan compacta.

Puedes utilizar cualquier herramienta de jardinería para hacer el agujero. Si quieres puedes utilizar una regla para asegurarte que el hueco tenga una profundidad de no más de 50 cm.

Una vez que hayas hecho todo el proceso de siembra, asegúrate de regar el lugar cada 15 días. O bien puedes establecer una diferencia de 9 o 10 entre cada riego. Lo bueno es que esta especie en particular no necesita de mucha exigencia en cuanto al suelo que necesitan para crecer.

¿Cuándo se debe sembrar? Fechas o temporadas adecuadas

Lo más recomendable es plantar lupinos una vez las temporadas heladas están finalizando. Por lo que muchos recomiendan plantar el lupino justo después de la última helada del año. Esto se hace con la intención de que la planta pueda florecer mucho más rápido y no presente problemas con su florecimiento.

Si no tienes idea de cuándo inician y terminan estas fechas, puedes buscar en Google información al respecto en función del lugar en el que te encuentras, puesto que no es lo mismo dependiendo de la zona. Por lo demás, lo mejor es plantar lupinos que no estén tratadas.

Por otro lado, puedes considerar plantar lupino una vez el otoño haya finalizado o plantarlos en épocas de invierno, siempre y cuando las temperaturas sean elevadas (por encima del promedio).

Lo más seguro es que las flores comiencen aparecer para la próxima primavera puesto que la planta tarda unos cuantos meses en madurar. Lo curioso es que la germinación y la floración dependerán mucho del nivel de humedad, así como de la temperatura que tenga el suelo.

¿Dónde plantar?

Las flores del lupino pueden ser de diversos colores

Tienes dos opciones para plantar. La primera de ellas es plantarlas en un lugar donde el sol incida sobre la tierra directamente gran parte del día, y la otra es plantar lupino en un lugar donde el sol y la sombra envuelva a la planta una vez haya crecido. Lo que si debes evitar es plantarlas en sitios donde no haya luz del sol, es decir, bajo la sombra.

Lo más seguro es que la planta termine por crecer pero difícilmente vaya a florecer, pues estas son plantas que necesitan de la luz del sol para poder generar flores. Lo ideal sería colocarlas en un lugar donde reciban aproximadamente 7 horas de luz solar.

El terreno o tipo de tierra

Si bien es cierto que la planta necesita entre 6 y 7 horas de luz solar constante, es indispensable tenerlas en un lugar donde la humedad no sea constante y que tenga un sistema de drenado. Esto a fin de evitar que la tierra se convierta en barro o esté constantemente mojada por las lluvias o el riego.

El suelo que necesitan para crecer preferiblemente tiene que tener un pH entre los 6.5 y 7.5. Pero como tal, soportar gran variedad de suelos. Por otro lado, se recomienda utilizar compost para así mantener un buen drenado y que la textura del suelo mantenga cierta calidad.

Bien drenado

El lupino puede crecer y soportar un suelo que sea arenoso, pesado o que su nivel de humedad sea muy alto. Pero si este no está bien drenado, la planta morirá al cabo de poco tiempo.

Circulación aérea

Esta planta está muy propensa a sufrir de enfermedades que se pueden detectar a simple vista. En caso que llegues a ver una especie de polvo blanco en sus hojas, lo más seguro es que sea moho polvoriento.

Por otra parte, esta especie también padece de mildiú velloso. Identificarlo es fácil pues hace que las hojas tengan manchas amarillas y en muy poco tiempo cambian a color marrón. Esto puede deberse a un drenaje deficiente puesto que la humedad hace que estas enfermedades aparezcan.

La iluminación

Recuerda que es una planta que necesita del sol para que así pueda producir sus flores. Sin embargo, esta no tiene que estar todo el día bajo el sol continuo. Una opción sería colocarla en un sitio donde la luz solar sea parcial y a cierta hora del día, esté bajo la sombra.

Otra opción sería colocarlas debajo de plantas de mayor altura y recortarlas de tal manera que la luz solar pueda llegar a ellas. Es importante saber que esta planta puede crecer y adaptarse muy bien a entornos cálidos, ya que es en estos lugares donde tiende a crecer con mayor facilidad, pero esto no quiere decir que no necesiten de agua.

Tres centímetros de agua por semana es más que suficiente para mantener viva a la planta. En el caso del lupino plateado es muy extraño que esta especie necesite agua o ser regados, por lo que podrías echarles agua una vez al mes y será suficiente.

Limpieza del terreno

El lupino una especie un poco excéntrica a la hora de compartir espacio con otras plantas. En el caso de la presencia de las malas hierbas, esta especie no va a crecer o lo hará, pero al cabo de muy poco tiempo, desaparecerán.

Por ello se debe hace una limpieza completa antes de plantar las semillas a fin de darle el espacio y las condiciones necesarias para crecer. Y aunque es imposible evitar que las malas hierbas aparezcan, se recomienda hacer limpiezas constantes para aumentar la vida de la planta.

El lupino es una planta de flores alegres

Como dato curioso, se ha convertido en una alternativa eficiente y efectiva para la alimentación de ganado. Sin mencionar que son perfectos para tenerlos en huertos y jardines gracias a sus flores con un aspecto hermoso y con colores llamativos. Así que aquí tienes una guía que te hará mucha falta si tu intención es cultivar lupino por cuenta propia.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.