Cómo cultivar tulipanes en agua

Es posible cultivar tulipanes en agua gracias su bulbo

Generalmente, cuando queremos cultivar alguna planta, la solemos plantar directamente en el suelo en alguna maceta o semillero con tierra. Sin embargo, con las plantas bulbosas tenemos otra opción muy sencilla eficaz: El agua. Sí, podemos colocar el bulbo directamente en agua para que este acabe echando raíces y desarrollando el vegetal. Como bien sabréis, los tulipanes son unas flores preciosas que también cuentan con un bulbo, por lo que podremos probarlo. Para facilitaros la tarea, vamos a explicar en este artículo cómo cultivar tulipanes en agua.

A parte de explicar el procedimiento, también hablaremos un poco sobre qué son las plantas bulbosas y cuáles son los cuidados que requieren los tulipanes en agua. Asique no dudéis en echar un vistazo a este artículo si os gustan los tulipanes y los queréis cultivar en vuestro hogar.

¿Qué son las plantas bulbosas?

Los tulipanes son las plantas bulbosas más populares

Las plantas bulbosas son un tipo de vegetal cada vez más popular. No es de extrañar, pues son muy resistentes y más sencillas de cultivar que muchas otras plantas. ¿Pero qué son exactamente? Pues bien, se trata de todos aquellos vegetales que pueden ser cultivados a partir de raíces tuberosas, rizomas, bulbos o cormos.

Estos elementos son órganos vegetales que se encuentra bajo tierra y en los cuales las plantas van acumulando reservas nutritivas fabricadas por sus hojas. Por ello son capaces de sobrevivir durante los meses más fríos: En invierno, estas plantas pierden sus hojas, pero conservan sus reservas nutritivas. Gracias a los órganos que hemos mencionado anteriormente podrá brotar una planta nueva en primavera.

Artículo relacionado:
Qué son las plantas bulbosas

Si bien es cierto que los tulipanes son las plantas bulbosas más famosas, existen muchas otras muy conocidas. Vamos a poner algunos ejemplos:

  • Bulbos: Azucena, Clivia, Fritillaria, Hemerocalis, Hippeastrum, Iris, Jacinto, Muscari, Narciso, Nardo, Nerine, Tigridia, etc.
  • Cormos: Gladiolo, Fresia, Ixia, Crocus, etc.
  • Raíces tuberosas: Agapanto, Anémona, Begonia, Cyclamen, Dalia, Ranúnculo, etc.
  • Rizomas: Cala, Caña de las Indias, Convallaria majalis, Lirio, etc.

¿Cómo germinar bulbos en agua?

Cultivar tulipanes en agua es sencillo y eficaz

Como ya hemos comentado anteriormente, cultivar tulipanes en agua es perfectamente viable. No sólo es un método sencillo y eficaz, si no que también resulta sumamente decorativo. A este método también se le denomina cultivo hidropónico. Este proceso es muy fácil de llevar a cabo. Para ello nos hará falta, a parte del bulbo, un recipiente lleno de agua. Este no debe ser demasiado profundo para que el bulbo no llegue sumergirse por completo.

Si queremos que brote bien, es importante que menos de la mitad del bulbo quede bajo el agua. Además, es fundamental cambiar el agua cada diez días aproximadamente para que evitar que aparezcan hongos y se acabe pudriendo el vegetal. Entre los primeros cuarenta y cincuenta días, es necesario que mantengamos los recipientes a oscuras y a una temperatura de entre quince y dieciocho grados. Un pequeño truco es tapar todo el recipiente con una bolsa negra de plástico o cubrir únicamente la parte superior del bulbo.

Con el tiempo iremos observando como empiezan a brotar raíces y el tallo de esa masa que llamamos bulbo. Es un proceso curioso de ver y dará como resultado unos tulipanes en agua espectaculares. No obstante, si preferís ser más tradicionales con el cultivo de las plantas bulbosas, aquí os explicamos cómo plantar bulbos.

Cultivar tulipanes en agua

Concretando un poco más en el tema de los tulipanes en agua, es importante comentar cuál es la mejor época y el mejor clima para llevar a cabo esta tarea. Como ya habréis deducido, los bulbos de estas flores ya contienen suficientes nutrientes, por lo que no requieren unos cuidados excesivos.

Artículo relacionado:
¿Cómo conservar los bulbos de tulipanes?

Por lo general, si vivimos en regiones donde los inviernos son muy fríos, lo más recomendable es plantar los tulipanes a finales de otoño y florecerán más o menos a mediados de primavera. En cambio, si vivimos en regiones más cálidas, la mejor opción es plantar los bulbos cuando comience la primavera. En este caso empezarán a florecer al inicio del verano. Los tulipanes en agua suelen medir entre treinta y sesenta centímetros y las flores se acaban secando pasadas unas tres semanas.

¿Pero de dónde sacamos los bulbos de tulipanes? Habitualmente se venden estos órganos en viveros, en floristerías y en tiendas de jardinería. Hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea el tamaño del bulbo, más grande será el tulipán. Una vez los hayamos adquirido, es importante incubarlos unas doce semanas en la nevera, pues son originarios de climas más fríos. Es altamente aconsejable respetar este período de reposo en general para todos los bulbos, sea cual sea el tipo de cultivo y si se va a realizar en tierra o en agua.

¿Cómo se cuidan los tulipanes en agua?

Los tulipanes en agua son muy decorativos

Tradicionalmente, los tulipanes son flores de primavera. No obstante, con el método del bulbo en agua se pueden llegar a cultivar todo el año en un recipiente de vidrio. Las raíces brotan hacia abajo, quedándose en el agua, mientras que en la parte de arriba surgirá le preciosa flor de este vegetal. Sin lugar a dudas destacará en nuestro hogar y nos ayudará a embellecer el entorno.

Es cierto que es muy sencillo cultivar tulipanes en agua, pero aún así requieren ciertos cuidados que debemos tener en cuenta. El agua debe ser cambiada regularmente para evitar que aparezcan hongos y la planta se pudra. Además, debemos evitar que los tulipanes estén expuestos a corrientes de aire y no colocarlos cerca de la calefacción. Lo más aconsejable es ubicar estas flores cerca de una ventana. De esta manera recibirán luz solar sin que sea demasiado directa.

En el caso de que nos hayan regalado tulipanes sueltos o en ramo, lo mejor que podemos hacer es cortar los tallos en un ángulo de 45 grados y meterlos en agua. Así cada flor tendrá una mayor superficie de absorción. Eso sí, deberíamos llevar a cabo esta tarea con unas tijeras grandes y afiladas para no acabar aplastando los tallos sin querer.

Como podéis ver, cultivar tulipanes en agua mediante su bulbo no es nada complicado. ¡Ahora ya sólo necesitáis un bulbo para probarlo! Podéis contarnos vuestras experiencias en los comentarios.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.