Cómo echar fertilizante líquido a las plantas

como echar fertilizante liquido a las plantas

Cuando tienes un huerto casero con algunos cultivos siempre se viene la pregunta de cuándo y cómo es mejor fertilizar. El abono es un compuesto que ayuda al crecimiento de las plantas para mejorar el desarrollo y la calidad de las mismas. Uno de los abonos más empleados es el fertilizante líquido. Sin embargo, muchas personas no saben cómo echar fertilizante líquido a las plantas, en qué proporción hay que hacerlo y cuál es el mejor para ello.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte cómo echar fertilizante líquido a las plantas y todo lo que necesita saber para hacerlo correctamente.

Qué fertilizante líquido elegir

fertilizante liquido

Según la Asociación Nacional de Fabricantes de Fertilizantes (ANFFE), los fertilizantes líquidos deben seleccionarse en función de las propiedades físicas y químicas del suelo y sus necesidades nutricionales. Esto significa que debe contener los mejores nutrientes: Nitrógeno (N), Fósforo (P) y Potasio (K), además de Magnesio, Calcio, Zinc, Cobre o Azufre. Todos los fertilizantes deben garantizar una relación óptima de NPK.

Si estás buscando un fertilizante multiusos para sus plantas ornamentales, de interior o de terraza, prueba con un fertilizante líquido multiusos. Según el tipo de planta, también existen productos más específicos, como fertilizantes líquidos para rosales o geranios.

Cómo echar fertilizante líquido a las plantas

como echar fertilizante liquido a las plantas de tu huerto

En términos generales, existen tres tipos de fertilización: aplicación radicular, aplicación foliar y fertirriego. La aplicación radicular consiste en aplicar un fertilizante líquido a la base de la planta. Dependiendo del producto, se puede utilizar directamente o diluido con agua. En este método hay que tener cuidado con la cantidad utilizada para no dañar las raíces.

La fertilización foliar se refiere a fertilizar las hojas de una planta. No solo es una fórmula única, sino que también se recomienda como complemento de la anterior para acelerar la absorción de nutrientes.

Finalmente, el fertirriego se refiere a la adición de fertilizantes al agua de riego. Este enfoque es único porque optimiza el agua usándola para proporcionar los nutrientes que necesitan las plantas.

Cuánto fertilizante usar

Así que llegamos a la pregunta del millón: ¿Cuánto fertilizante es el adecuado? Para responder a esta pregunta se deben considerar tres factores: tipo de suelo, tipo de cultivo y su etapa fisiológica. Para las plantas de jardín, el uso de fertilizantes debe ser bastante bajo. De lo contrario, corre el riesgo de asfixiarlos. De hecho, es más conveniente usar dosis más bajas con más frecuencia.

Está bien si no sabes cuál es la dosis correcta, ya que muchos fertilizantes incluyen instrucciones muy precisas para guiarte. Su tapón dosificador te permite calcular con mucha precisión la cantidad que necesitas antes de diluir con agua.

Tipos de fertilizantes

fertilizantes para plantas de interior

Fertilizante simple

Podemos estar seguros de que existen dos tipos de fertilizantes: los fertilizantes simples y los fertilizantes multinutrientes. Los simples son aquellos que contienen un nutriente principal (nitrógeno, fósforo o potasio). Este tipo de fertilizantes se utilizan a menudo en el campo agrícola o a gran escala, ya que se debe conocer bien el cultivo y el tipo de planta para encontrar el equilibrio perfecto de los nutrientes utilizados. En abono simple encontramos:

  • Nitrogenados: como su nombre indica, son los encargados de suministrar nitrógeno a las plantas. Este nutriente se encarga de estimular el crecimiento de las plantas, haciéndolas más verdes y abundantes. Algunos de estos son la urea, el amoníaco y el nitrato de amonio, entre otros. La urea es el fertilizante con mayor contenido de nitrógeno (46%) y además es muy barato. El sulfato de amonio proporciona un 21 por ciento de nitrógeno, mientras que el nitrato de calcio y amonio tiene un poco más del 27 por ciento de nitrógeno.
  • Fosforados: son los encargados de aportar fósforo a las plantas. Este micronutriente está involucrado en la floración, la producción de frutos y el desarrollo de las raíces. Los fertilizantes fosfatados pueden ser superfosfato simple (16% a 20% de fósforo) y superfosfato triple (46%).
  • Potásicos: este nutriente se encarga de proteger a la planta de las temperaturas extremas, además de aumentar la fertilidad del sustrato y se encarga del transporte de nutrientes en la planta. Un ejemplo de estos fertilizantes es el cloruro de potasio, que contiene un 60% de potasio.

Fertilizante compuesto

Son fertilizantes que combinan varios nutrientes clave. También se conocen como fertilizantes NPK o NP, según el tipo de nutrientes que contengan. Este es el tipo de fertilizante que solemos comprar para el tratamiento de plantas en casa porque aportan un equilibrio de nutrientes a las plantas y son muy fáciles de usar. Aprender a elegir este fertilizante es importante porque te permitirá obtener el fertilizante adecuado para cada planta.

Para elegir un fertilizante, debes leer la etiqueta. Encontrarás 3 números en el formato x-x-x. Estas cifras representarán los porcentajes de nitrógeno, fósforo y potasio respectivamente. Es decir, en una bolsa de 10 kg de fertilizante 20-15-30 tendrás 2 kg de nitrógeno, 1,5 kg de fósforo y 3 kg de potasio. El resto de ingredientes corresponderán a los elementos inertes que actúan como portadores del abono.

A menudo, los fabricantes incluyen instrucciones en la etiqueta para el fertilizante a usar y las plantas que absorben bien esa proporción; sin embargo, puede verificar la proporción del fertilizante ideal para esa especie de planta en particular en nuestra guía de plantas. Como regla general, puedes buscar un fertilizante que contenga el doble de fósforo que nitrógeno y potasio, como 15-30-15 o 12-24-12.

Saber esto puede incluso ayudarlo a ahorrar dinero porque puede elegir la opción perfecta incluso si no tiene la marca. Es decir, a veces los fabricantes cobran más por los productos con etiquetas bonitas, pero eso es exactamente lo mismo con los productos que parecen más simples. Si no puedes obtener la proporción correcta para su tipo de planta, aquí hay un truco: lee la etiqueta de tu fertilizante especial y anota los números que usarás para encontrar tu fertilizante de uso general. Por ejemplo, un fertilizante para orquídeas en particular tiene una proporción de NPK de 30-10-10, por lo que puede buscar cualquier fertilizante con estas proporciones para sus orquídeas, incluso si no lo especifica en la etiqueta.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cómo echar fertilizante líquido a las plantas y sus características.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.