¿Cómo elegir el mejor sustrato para marihuana?

El sustrato para la marihuana debe tener buen drenaje

Alguien me dijo una vez que una planta que se cultiva en maceta es un ser vivo que depende totalmente de los cuidados que le demos, y es algo en lo que estoy totalmente de acuerdo, porque si queremos que esté sana y verde, tendremos que procurar regarla cuando toque y, lo que es más importante si cabe: plantarla en un sustrato adecuado. Y es que, parece que no, pero dependiendo de la calidad de la tierra en la que crezcan las raíces, conseguiremos unos cultivos más o menos sanos.

Esto es especialmente relevante cuando se quiere sembrar cannabis, pues, aunque no es una planta tan exigente como otras, si nos interesa que florezca para así tener unas buenas cosechas, tendremos que procurar que la tierra sea de calidad. Pero claro, ¿cómo se elige el sustrato para el cultivo de marihuana?

¿Cuáles son las características que debe tener el sustrato de cultivo de marihuana?

El sustrato de la marihuana debe ser esponjoso

La tierra de cultivo es una mezcla de sustratos que, dependiendo de cuáles sean, tienen unas características u otras. Por ejemplo, hay unos que tienen fibra de coco, que es muy ácida, esponjosa y que por lo tanto retiene mucho la humedad, pero también permite que las raíces crezcan sin problemas, pues el aire circula bien entre los granitos; luego hay otros que tienen turba negra, mantillo u otros sustratos similares, que son más ‘pesados’ y compactos, pero tienen una ventaja frente a otros, y es que el coste de producción es menor, de modo que el precio de venta puede ser bajo.

Ahora bien, es importante tener mucho cuidado con estos sustratos tan económicos porque, por propia experiencia, pueden contener materia orgánica sin triturar (ramas, hojas) que realmente no suponen un problema, y/o huevos, esporas de hongos, y demás plagas que sí pueden dañar mucho a las plantas de marihuana. Además, todos estos tienen una característica en común y es que pesan bastante. Esto ya nos dice que es una tierra muy compacta, que incluso puede costarle mucho absorber la humedad y también perderla. Por ello, cuando compramos una así, vamos a tener que controlar muy, muy bien los riegos para no perder la planta.

De hecho, lo mejor es optar por un sustrato de la mejor calidad, que sea así:

  • Esponjoso y ligero
  • Con un buen drenaje
  • El pH debe ser neutro o ligeramente ácido (entre 6 y 6.5)

O dicho de otra manera, los mejores sustratos para marihuana contienen: turba rubia (y/o negra, pero está en pequeña cantidad), fibra de coco, perlita, vermiculita, o arlita.

Sustratos que se usan para cultivar marihuana

Sepamos más sobre cada uno de ellos.

Arlita

La arlita es un sustrato mienral

Imagen – Wikimedia/Lucis

La arlita es un tipo de sustrato que se utiliza mucho en cultivos hidropónicos, y no tanto en la agricultura tradicional a no ser que se mezcle con otros. Tiene forma de canica, mide más o menos un centímetro de diámetro, y es de color marronáceo. Tarda mucho en deshacerse, y además, no retiene apenas agua, así que será muy difícil que nuestra planta tenga problemas debido al exceso de riego. Su pH es de entre 5.5 y 5.8.

Fibra de coco

La fibra de coco se obtiene de los frutos de la palmera Cocos nucifera (conocida por el nombre cocotero). Tiene un pH entre 6.0 y 6.8, y además es una excelente alternativa a la turba, ya que basta una pequeña cantidad para llenar varias macetas. Asimismo, absorbe rápido la humedad y la retiene bastante tiempo, de modo que también nos permite ahorrar agua.

Perlita

La perlita es un sustrato árido y blanco

Imagen – minetech.es

La perlita es un mineral que cumple con la misma función que la arlita, es decir, como no absorbe el agua, se utiliza para mejorar el drenaje de la tierra. Tiene un pH de 7.0, por lo que en caso de querer usarlo sola tendríamos que bajarlo un poco, ya sea regándola con agua y un poco de vinagre o unas gotas de limón.

Turba

La turba es un material orgánico compuesto por restos vegetales que se han ido descomponiendo con el tiempo. Hay de dos tipos:

  • Turba negra: es de color oscuro, prácticamente negro, y es muy pesada y compacta. Su pH es elevado, de entre 7.0 y 8.0. Mantiene mucho la humedad, pero al ser tan compacto se ha de vigilar mucho el riego para que las raíces no se pudran. En el cultivo de marihuana se mezcla con perlita, arlita o similares.
  • Turba rubia: es de un color marrón claro, y es bastante más ligera que la turba negra. Procede de la descomposición de vegetales, tales como el musgo. El pH es bajo, de entre 3.0 y 3.92, así que tampoco podemos usarla sola si queremos cultivar cannabis. En este caso, la mezclaremos con un poco de turba negra o vermiculita, en una proporción de 6:4.

Vermiculita

La vermiculita es un sustrato ideal para la marihuana

Imagen – Wikimedia/KENPEI

La vermiculita es un mineral que retiene mucho la humedad. Además, contiene algunos nutrientes esenciales para la marihuana, como magnesio, potasio y calcio. El problema es que el pH es un poco alto, de 7.2, de modo que se suele mezclar con algún sustrato ácido, como la fibra de coco o la turba rubia.

Eligiendo bien el sustrato para marihuana, seguro que conseguirás una buena cosecha.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.