Cómo eliminar los hongos de las plantas

Hongos en hoja

Los hongos son los microorganismos más resistentes con los que un jardinero debe de lidiar de vez en cuando. Se multiplican muy rápidamente, en el interior de los tallos, hojas y/o raíces de las plantas, así que en cuanto nos damos cuenta de ello, la enfermedad se ha extendido mucho.

Por este motivo, es difícil encontrar un fungicida que realmente ayude a curar nuestros queridos seres vegetales, de modo que el tratamiento más eficaz es la prevención. Aún y así, te voy a dar algunos trucos que te servirán para saber cómo eliminar los hongos de las plantas.

¿Cómo saber si mi planta tiene hongos?

Hongo Phytophthora en bromelia

Hongo Phytophthora en una bromelia.

Hay infinidad de hongos que pueden afectar a las plantas: mildiu, oidio, fitóftora,… Conocer los síntomas más comunes nos servirá para poder detectarlos lo antes posible:

  • Tronco blando: en las plantas con caudex (Adenium, Cissus, Adenia, Fockea,…) los hongos suelen infectar primero las raíces pero inmediatamente después el tronco, ya que es ahí donde encuentran las mejores condiciones de humedad para poder multiplicarse. Al hacerlo, el tronco se reblandece rápidamente.
  • La hoja central sale fácilmente: en las palmeras infectadas, si cogemos la hoja más nueva y tiramos de ella hacia arriba sin hacer apenas fuerza, ésta sale rápidamente.
  • Aparición de polvo o moho gris, manchas rojas circulares, o protuberancias en las hojas y/o tallos: si vemos cualquiera de estos síntomas podremos estar casi seguros de que tiene hongos.

¿Cómo eliminar los hongos?

Azufre en polvo

Azufre

Enseguida que detectemos que nuestras plantas tienen hongos, lo que deberemos de hacer es lo siguiente:

  • Tratarlas con algún fungicida: es lo primero que deberemos de hacer. Los fungicidas servirán para eliminar los hongos. Los más recomendamos son los que están basados en cobre, pero si la enfermedad no está muy avanzada podríamos utilizar azufre en polvo en primavera y otoño.
  • Espaciar los riegos: si queremos evitar que la enfermedad siga avanzando, no tenemos que regar tan seguido. Es muy importante comprobar la humedad de la tierra antes de regar, introduciendo por ejemplo un palo delgado de madera (si sale con mucha tierra adherida, no regaremos). Asimismo, si le tenemos puesto un plato debajo le quitaremos el agua que sobre a los diez minutos de haber regado.
  • Cortar las partes afectadas: con unas tijeras previamente desinfectadas con alcohol, le quitaremos todas las partes afectadas, ya sean hojas, ramas y/o raíces (éstas se verán ennegrecidas).

Además, si tenemos una planta en maceta cuya tierra está muy húmeda, estos microorganismos se seguirán multiplicando, lo cual pondría en peligro -aún más- a la planta. Para evitarlo, debemos de extraerla de la maceta, envolver su cepellón (pan de tierra) con papel de cocina de doble capa durante una noche, y al día siguiente la plantaremos en una nueva maceta con sustrato que tenga muy buen drenaje.

Así, podremos tener muchas posibilidades de recuperar la planta 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

2 comentarios

  1.   Martha García dijo

    Hola Mónica
    Recientemente adquirí dos manzanos y un aguacate miniatura para la Ciudad de México.
    Recomiendas que en la maceta plante, además del árbol frutal, alguna hierba como el trébol?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Martha.
      No, no te lo recomiendo. Las raíces de los árboles necesitan poder tener espacio para desarrollarse correctamente. Si pones además una hierba, aunque sea pequeña, les impedirás poder disponer de la cantidad de nutrientes que tendrían si estuvieran solos cada uno en su maceta.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *