¿Cómo germinar semillas en casa con cosas recicladas?

Hay muchas semillas que pueden germinar en casa

¿Aburrido en casa? ¿Estás convencido/a de que durante el aislamiento no puedes hacer absolutamente ninguna tarea de jardinería? Si has respondido que sí a alguna de estas dos preguntas déjame decirte algo: ponte unos guantes que es momento de sembrar. En serio, es una orden (más bien, una recomendación 😉 ). El cuerpo necesita moverse, y la mente necesita estímulos. Ante esta situación, no hay nada como -continuar- cultivando plantas, o empezar a hacerlo. Hasta los más pequeños saldrán beneficiados, pues podrán conocer cómo nacen los cultivos, e incluso seguro que se animan a ayudar a cuidarlos.

En muchos artículos hablamos de que para poder crecer, las plantas necesitan luz solar, algo que puede ser insuficiente en los hogares, pero eso no quita que no se pueda sembrar nada. De hecho, son muchas las que de buen seguro darán, a tu familia y a ti, más de una alegría. Así que vamos a ver cómo germinar semillas en casa utilizando cosas que ya tenemos y/o con aquellas que podemos conseguir sin necesidad de salir de la vivienda.

¿Qué necesitan las semillas para germinar?

Las semillas necesitan luz, agua y tierra para germinar

Para que la experiencia sea enriquecedora, es importante empezar por el principio, que en este caso es averiguar qué necesitan las plantas para poder germinar. Básicamente, precisan de tres cosas: luz, tierra y agua. La cantidad y/o intensidad varía dependiendo de qué tipo de planta sea, así como de la especie a la que pertenezca; así, por ejemplo, los girasoles solo germinarán si están en tierra y expuestos a pleno sol; en cambio, los geranios lo harán mejor si están, también en tierra, pero en semisombra.

Otro ejemplo, las acuáticas o las plantas de ribera, como los juncos, los nenúfares o el papiro, germinan en medios acuáticos, como en ríos o pantanos. Para imitar estas condiciones, en cultivo lo que se hace es sembrarlas en vasos con agua, o envolviendo las semillas en papel de cocina previamente humedecido con agua.

Lista de cosas que puedes utilizar para sembrarlas

¿Qué es lo que se puede utilizar para sembrar semillas cuando está prohibido salir de la vivienda? Hoy día, gracias a Internet, lo cierto es que lo mismo que cuando sí se puede. Pero con el fin de evitar hacer compras de cosas que no son de primera necesidad, vamos a echar un vistazo dentro de la vivienda a ver qué encontramos. Por ejemplo:

Semilleros caseros

Las cajas de cartón son útiles como semillero

Cualquier caja de cartón, sin las solapas de una cara y plastificada, te servirá como semillero.

Seguro que encuentras algo de esto:

  • Envases de leche: una vez estén vacíos, límpialos bien con agua y jabón lavavajillas y, luego, hazles un agujerito en la base con unas tijeras.
  • Vasos de yogur: lo mismo.
  • Botellas de agua de plástico: cuando se vacíen, hazles un agujero en la base.
  • Cajas de cartón: estas se han de plastificar, utilizando superglue u otro pegamento similar. Puedes usar las bolsas del supermercado. Después, hazles algún agujero en la base. Además, les has de quitar las solapas de una cara.
  • Cartulina plastificada: puedes hacer tu propio semillero con este tipo de cartulina, del tamaño que desees. No te olvides de hacerle algún agujero en lo que servirá de base.

Cuando estén listos, o casi listos, podrás animar a tus hijos si tienes a que pinten la cara externa de estos nuevos semilleros con los colores que más les gusten.

Regaderas caseras

Las botellas de plástico te servirán como regaderas

Si no dispones de una regadera convencional pero tienes en casa una simple botella de plástico, no te has de preocupar 😉 . En el tapón, o si lo prefieres un poco más abajo, en la parte del plástico transparente, haz algunos agujeritos con la punta de unas tijeras. Será por esos por donde el agua saldrá.

Piensa que cuanto más grandes sean, con más fuerza saldrá y más rápido se vaciará la botella. Es importante por lo tanto hacer muchos agujeros pequeñitos para que el agua salga sin prisa pero sin pausa.

Agua

El agua para regar los semilleros ha de ser lo más pura posible. Lo ideal es la de lluvia no contaminada, pero no todos vivimos en zonas donde llueve con frecuencia; de manera que también te servirá el agua embotellada apta para consumo humano, e incluso el agua del grifo si antes la has dejado reposar una noche.

Sustrato

El sustrato es algo que, si no se tiene, se ha de comprar por ejemplo aquí. Si se reutiliza un sustrato viejo y en él hay patógenos (hongos, virus, bacterias, o huevos de insectos malignos) causarán muchos problemas.

Ahora bien, también te servirán, temporalmente hasta que germinen, cosas como:

  • Algodón: se ha de humedecer bien antes con agua.
  • Papel de cocina: coloca la semilla, envuélvela con el papel, y luego humedécelo con agua.
  • Gasas y similares: lo mismo.

Fungicidas caseros

Los hongos acaban con las semillas y las plántulas casi de un día para otro. Para evitarlo, especialmente si siembras árboles o arbustos, es muy aconsejable que tengas a mano cobre o azufre en polvo, o en su defecto canela (también en polvo). Con esto, los mantendrás lejos de tus semilleros.

Germinación de semillas en casa paso a paso

Para germinar las semillas en casa has de seguir este paso a paso:

  1. Primero, mételas en un vaso con agua durante 24 horas. Al día siguiente sabrás cuáles son las que germinarán con casi total seguridad (serán las que se hundan) y las que no.
  2. Después, rellena el semillero que hayas escogido con sustrato.
  3. Luego, pon un máximo de 2-3 semillas en él, y cúbrelas con una fina capa de sustrato.
  4. Por último, espolvorea canela, azufre o cobre, y riega.

Si en este momento no dispones de sustrato, envuélvelas en papel de cocina por ejemplo con un poco de canela espolvorada, y colócalas dentro de un tupperware para que se mantenga húmedo.

Ahora, quedará ubicar el semillero en la habitación con más claridad de la vivienda, y procurar que el sustrato se mantenga húmedo.

¿Cuáles son las plantas que germinarán bien en casa?

En general, las plantas que van a tener una mejor germinación y un desarrollo posterior óptimo en interior son aquellas que, de cultivarse en el exterior, se podrían poner tanto al sol como en semisombra pues crecerían de manera correcta independientemente de la cantidad de luz que recibiesen. Por fortuna, son muchas:

Árboles y arbustos

Hay una gran variedad de especies de árboles y arbustos que viven en zonas donde no les llega el sol de manera directa. Si dispones de un espacio exterior con poca luz, aunque sea pequeño como un balcón, puedes sembrar los siguientes:

Árbol del amor

El árbol del amor es un arbolito que se puede sembrar en casa

Imagen – Wikimedia/Batsv

El árbol del amor o árbol de Judas es un bonito árbol caducifolio que se llena de flores rosadas en primavera, antes de que broten sus hojas. Alcanza una altura máxima de 12 metros, aunque lo normal es que no sobrepase los 4-5 metros, motivo por el que también se podría considerar que es un arbolito o incluso un arbusto grande. Resiste las podas y las heladas de hasta los -18ºC.

Compra semillas aquí.

Bauhinia

Vista de una Bauhinia variegata joven

Imagen – Wikimedia/Daniel Capilla

Las Bauhinia o pata de vaca son árboles caducifolios pequeños que alcanzan una altura de 5 a 6 metros, rara vez 7 metros. Así y todo, toleran bien la poda, de manera que se pueden tener más como arbustos o arbolitos. Sus flores son preciosas, grandes, de color rosa, rojo o blanco. Por si fuera poco, resisten el frío y las heladas de hasta los -7ºC.

¿Quieres semillas? Pincha aquí.

Brecina

La brecina es un arbusto pequeño

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

La brecina o calluna es un arbusto perennifolio que apenas llega al metro y medio de altura. Sus hojas son pequeñas, al igual que sus flores, las cuales son de color lila. Estas brotan desde el verano hasta otoño, agrupándose en inflorescencias espigadas. No tolera la cal, pero sí la poda y las heladas de hasta los -12ºC.

Aromáticas

¿Cultivar aromáticas en casa desde que son semillas? ¡Claro! ¿Por qué no? Es común verlas en el exterior, en jardines, patios y terrazas, pero hay más de una que se puede tener en interiores. Estas son solo algunas de ellas:

Perejil

El perejil se puede sembrar en casa

El perejil es una planta bienal (vive dos años) de cultivo anual que alcanza una altura de 20 a 75 centímetros. Sus hojas son pecioladas, lisas o rizadas, y se utilizan mucho como acompañante o decoración de ensaladas, sopas, tortillas, etcétera; si bien también son comestibles.

No te quedes sin semillas.

Ruda

La ruda es una aromática que germina bien en casa

La planta conocida por el nombre de ruda es una aromática muy peculiar: sus hojas desprenden un aroma no que a algunos puede gustar, pero otros llegarán a detestar. Es un arbusto de reducido tamaño que alcanza una altura de 50 a 100 centímetros caracterizada por tener hojas de color verde oscuro cuyo sabor es amargo. Por este motivo, se utiliza siempre en pequeñas cantidades, sola o acompañada de cebolla, ajo y/o pimienta.

Consigue semillas.

Tomillo

El tomillo es un pequeño arbusto aromático que vive bien en casa

El tomillo es un arbusto o mata de pequeño tamaño que alcanza entre los 15 y los 40 centímetros de altura. Desprende un aroma intenso, muy agradable. Produce hojas pequeñas y florecillas desde primavera hasta verano. En la cocina se utiliza como condimento de estofados, embutidos, salsas, pero no se debe de combinar con orégano ni mejorana.

¿Buscas semillas? Cómpralas aquí.

Comestibles

Si quieres iniciarte en el mundo de los huertos urbanos, aunque estés dentro de casa sin poder salir podrás hacerlo. Por lo pronto, estas son algunas que crecerán bien en condiciones de interior (pero eso sí, los semilleros se han de poner en la habitación con más claridad de la casa):

Acelga

La acelga es una hierba bienal que germina bien en casa

La acelga es una hierba bienal (vive dos años: durante el primero produce hojas, y el segundo florece y muere), aunque se cultiva como anual. Alcanza una altura de unos 40 centímetros más o menos, y se cultiva por sus hojas. Con ellas, podrás hacer riquísimas ensaladas utilizando las hojas más jóvenes, o como ingrediente cocinado de algún plato.

Compra tus semillas.

Fresa

La planta de la fresa es pequeña, y comestible

¿Hay alguien en tu familia que disfrute comiendo fresas? Si es así, ya sabes: siembra 😉 . Es una planta vivaz pequeña, de unos 20 centímetros de altura, que produce frutos comestibles de color rojo. Estos se consumen frescos, ya sea solos como tentempié, en ensaladas de frutas, con nata, o bien en forma de helado o batido.

Adquiere semillas.

Haba

Las habas son plantas que producen semillas comestibles

Imagen – Wikimedia/Meneerke bloem

La planta del haba es una hierba de muy rápido crecimiento que alcanza una altura de 1,6 metros. Se cultiva por sus semillas, las habas, que pueden consumirse frescas o estofadas.

¿Quieres sembrarlas? Haz clic.

Flores

Si quieres que en tu hogar haya motivos para sonreír cada mañana, las plantas de flores no pueden faltar:

Begonia tuberosa

Las begonias son plantas ideales para cultivar en casa

Imagen – Wikimedia/Maja Dumat from Deutschland (Germany)

La begonia es una hierba perenne que crece hasta los 50 centímetros de altura. Sus flores son pequeñas, muy bonitas, de unos 3 centímetros de diámetro y de color rosado. Florece durante casi todo el año, especialmente desde primavera hasta verano.

Consigue semillas.

Margarita africana

Las gerberas son plantas que producen flores muy bonitas

Imagen – Wikimedia/Ziko

Puede que la conozcas también con el nombre de gerbera. Es una bonita planta herbácea vivaz o perenne que alcanza una altura de unos 30 a 40 centímetros, y que produce flores similares a las margaritas de colores como el rojo, el rosa o el naranja en primavera-verano.

¿Quieres sembrar gerberas? No te quedes sin semillas.

Violeta africana

La violeta africana es una planta pequeña que produce flores bonitas

Imagen – Wikimedia/Wildfeuer

La violeta africana o Saintpaulia es una planta herbácea que crece en torno a los 15 centímetros de altura. Sus hojas son carnosas y muy vellosas, lo cual hace que al tacto se noten suaves. Produce flores pequeñas de unos 3 centímetros de diámetro, de color blanco, violeta, púrpura o azul claro durante la primavera y el verano.

Consíguela.

Entonces qué, ¿te animas a sembrar semillas en casa? Si dices sí, ya verás qué bien te/os lo vas/váis a pasar 🙂 .


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.