Cómo hacer coronas de flores

Hacer coronas de flores es más sencillo de lo que parece

Como muchas, yo también he soñado con tener preciosas y llamativas coronas de flores, como un hada del bosque. Podemos disfrutar de estos bonitos adornos en eventos especiales, como por ejemplo bodas, carnaval o en mercados medievales. Comprar uno de estos accesorios que sea realmente espectacular, puede ser algo caro. Pero no os preocupéis: Explicaré en este artículo cómo hacer coronas de flores y veréis que no es tan difícil como muchas personas creen.

Asique si tenéis algún evento especial y queréis llevar una corona de flores, o simplemente estáis buscando un nuevo hobby, os recomiendo que sigáis leyendo. Explicaré paso a paso cómo hacer coronas de flores grandes y pequeñas, y qué hacer para conservarlas mejor.

¿Cómo se hacen las coronas de flores naturales?

Las coronas de flores naturales no duran mucho

Al contrario de lo que pueda parecer, hacer coronas de flores no es tan complicado. Sí que se requiere algo de tiempo y un poco de paciencia. Lo mejor de esta labor es que podemos crearlas completamente a nuestro gusto. Para poder hacer una corona bien grande de flores, nos harán falta los siguientes elementos:

  • Aerosol que utilizan la floristerías, nos ayudará a mantener las flores frescas.
  • Alambre de florería
  • Cinta de florista adhesiva (recomiendo una cinta de color verde, pero esto va a gustos)
  • Flores naturales
  • Pegamento
  • Pinzas
  • Ramas de pino (por ejemplo)
  • Tijeras

Cómo hacer coronas de flores paso a paso

Una vez tengamos todo lo que necesitamos, vamos a ver cómo hacer coronas de flores grandes paso a paso, con la lista de materiales que hemos comentado anteriormente:

  1. Medir el diámetro de nuestra cabeza: Para ello utilizaremos una cinta métrica. Debemos añadir unos cinco centímetros a la medida que salga para poder cerrar al final el círculo de la corona.
  2. Cortar el alambre: Cortaremos una cantidad tres veces superior a la medida que hemos tomado en el paso uno. Es decir, si nos han salido 60 centímetros, le añadimos los 5 centímetros que hemos comentado anteriormente y lo multiplicamos por tres. El resultado sería pues 195 centímetros.
  3. Enrollar el alambre: Siguiendo el diámetro de nuestra cabeza, enrollaremos el alambre cortado de forma circular. Como hemos cortado el triple de alambre, este girará sobre el mismo círculo dos veces más. Así, esta base de la corona quedará bien estable y gruesa. Antes de seguir, lo más recomendable es probarnos esta estructura para confirmar que se sujete bien sobre nuestra cabeza.
  4. Forrar el alambre: Como el alambre no resulta muy bonito, forraremos todo el círculo con cinta de florista.
  5. Cortar las flores: A la hora de cortar las flores, es importante que dejemos un tallo de unos cuatro a seis centímetros.
  6. Hacer ramitos: Con las flores cortadas, las hojas de pino y las bayas (si tenemos), haremos unos ramitos bonitos y los ataremos con cinta de florista.
  7. Colocar las flores: Para colocar las flores y los ramitos que hemos creado sobre la base, debemos adherirlas con la cinta desde el tallo. Podemos dejar más o menos espacio entre cada flor, esto es cuestión de gustos. Repetiremos este paso hasta llenar la base de la corona de flores.
  8. Opcional: Añadir una o varias cintas de colores en la parte de atrás, para que queden colgando.

Podemos utilizar el mismo procedimiento para coronas de flores artificiales. En el caso de que queramos hacer una corona de flores secas, lo más recomendable es utilizar pegamento en vez de la cinta para adherirlas a la base, así evitaremos que se rompan o se deshagan.

Coronas de flores pequeñas

Ahora que ya sabemos cómo hacer coronas de flores grandes, las pequeñas nos parecerán muy fáciles. El método es el mismo, sólo que utilizaremos menos alambre y flores más pequeñitas. Lo que queda realmente genial son hiedras y ramas de eucalipto mezclados con las florecitas.

  1. Medir el diámetro de nuestra cabeza: Para ello utilizaremos una cinta métrica. Debemos añadir unos cinco centímetros a la medida que salga para poder cerrar al final el círculo de la corona.
  2. Cortar el alambre: En esta ocasión hay que cortarlo a la medida exacta que nos ha salido en el paso uno.
  3. Hacer un círculo con el alambre: Al igual que con las coronas grandes, haremos un círculo que corresponda al diámetro de nuestra cabeza con el alambre cortado.
  4. Montar las flores y las hojas verdes con la cinta adhesiva: Debemos envolver las hojas y las ramitas alrededor del alambre circular. Podemos añadir en este paso también las flores o adherirlas después a la corona.
  5. Probar la corona: Es posible que algunas de las hojas y de las ramitas hayan quedado bastante fuera, podemos quitarlas o cortarlas para que la corona quede más bonita.
  6. Opcional: Si preferimos que la flor no se mueva, podemos reforzar la adhesión con un poco de pegamento y luego asegurarla con la cinta.

¿Cómo hacer para conservar una corona de flores?

Las corones de flores quedan muy bien en eventos especiales

Una vez tengamos lista nuestra corona de flores naturales, ¿qué hacemos con ella? Es una lástima, pero por desgracia no duran mucho. Podemos ayudar a mantener los vegetales frescos utilizando un aerosol para flores. Además, para conservar la corona unos pocos días más, la mejor opción es guardarla en un recipiente hermético y colocarlo en la nevera, rociando las plantas con un poco de agua. Esto ayudará a mantener la corona dos o tres días más, pero las flores no se verán igual de frescas. Por ello, lo más recomendables es hacer la corona el mismo día que la vayamos a utilizar.

Obviamente, también tenemos la opción de utilizar flores secas. En este caso, la corona nos durará mucho más tiempo, pero debemos vigilar que no se rompa. La solución más duradera y resistente es utilizar flores artificiales. De esta manera, podremos ponernos nuestra corona de flores cuando queramos.

Con esta información sobre cómo hacer coronas de flores ya podéis empezar a practicar. Puede parecer una tarea difícil al principio, pero al final no lo es tanto y disfrutaremos mucho del resultado. Además, es un regalo genial para amigas, madres y más familiares. Os animo a que lo intentéis al menos una vez, pues puede ser muy gratificante. También es un buen pasatiempo para toda la familia, del cual disfrutarán incluso los más pequeños de la casa.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.