Cómo hacer huertos urbanos

como hacer huertos urbanos

En los últimos años, los huertos urbanos se han convertido en tendencia. Estos espacios ecológicos te permiten cultivar diferentes frutas, verduras y hortalizas en la comodidad de tu hogar, especialmente en tu terraza o azotea. Si tienes espacio suficiente y quieres aprender cómo hacer huertos urbanos, nosotros vamos a enseñarte cuáles son los mejores trucos para ello.

En este artículo vamos a dedicarnos a contarte cómo hacer huertos urbanos, qué debes tener en cuenta y cómo sacarle el máximo partido.

Cómo hacer huertos urbanos: paso a paso

consejos para hacer huertos urbanos

Ubicación y especies

Lo primero y más importante a tener en cuenta es el lugar. Debes tener un lugar suficientemente grande y con una ubicación adecuada puesto de ser convertida en la base de todas tus plantas. Este lugar debe garantizar suficiente iluminación para que las plantas puedan desarrollarse en buenas condiciones.

Las terrazas, ventanas o balcones pueden ser lugares ideales para plantar plantas. Es mejor si el huerto está ubicado en una zona iluminada, orientada al sur para aprovechar las horas máximas de sol (8-10 horas de luz). Además, si es posible, se recomienda protegerlo de corrientes de aire.

Antes de hacer un huerto urbano, debes considerar qué plantar en él. Si eres un principiante, es mejor elegir las verduras más fáciles de cultivar porque producirán mejores resultados y generalmente no se ven gravemente afectadas por enfermedades y/o plagas.

Los cultivos más simples tienden a tener ciclos cortos y se pueden plantar durante la mayor parte del año. Algunos de ellos son: remolacha, lechuga, rábanos, ajos y cebollas. Si quieres saber más sobre los tipos de cultivos que se pueden cultivar en tu huerto urbano, te recomendamos que consultes el calendario de siembra, que te ayudará a entender qué plantar en cada época del año.

Recipientes para la plantación

Dependiendo del tamaño del balcón, terraza o terraza, debes elegir diferentes tipos de maceteros o contenedores para instalar un huerto urbano. En un recipiente de 7 a 15 cm de profundidad se puede cultivar casi cualquier cosa (zanahorias, tomates, frijoles, maíz, guisantes, calabaza, rábano, berenjena, pepino, albahaca, menta…), considerando que las raíces no son grandes.

Por otro lado, aunque las vasijas de barro son más pesadas, son mejores que las de plástico porque respetan la temperatura de la tierra. Las macetas o las mesas de jardín son otras buenas opciones, es importante que tengan un buen sistema de drenaje. El drenaje es la capacidad del suelo y de sustrato de poder filtrar el agua de lluvia o de riego. Es fundamental que las plantas puedan tener un buen drenaje donde están sembradas para que no se acumule el agua. Si se acumula demasiado el agua y de forma constante puede llegar a provocar la pudrición de las raíces.

Cómo hacer huertos urbanos y sembrar

mesa de cultivo

Una vez tienes ya acondicionado el lugar, el tipo de sustrato, el espacio y la orientación es hora de ir pensando en comenzar a sembrar aquellas especies que has elegido previamente. Puede sembrar directamente en el huerto o sembrar en pequeños contenedores que sirven para generar pequeñas plántulas que luego se incorporan al huerto. A estos contenedores se le conoce con el nombre del plantel.

Algunas hortalizas como nabos, zanahorias o nabos no se pueden trasplantar y deben sembrarse. Aunque se pueden sembrar directamente otras hortalizas (como lechugas, cebollas o tomates), se recomienda trasplantar plántulas. Cuando vayas a trasplantar los cultivos de la huerta de la ciudad, debes tener en cuenta el cuidado de sus raíces. Idealmente, debe hacer un agujero grande y presionar suavemente el sustrato alrededor de la planta para que pueda comenzar a regar a continuación.

El éxito de su huerto urbano depende del sustrato que utilices. Por este motivo, el más recomendado es el compost, un sustrato 100% orgánico que contiene una mezcla de detritos forestales y estiércol.

Mantenimiento

plantaciones caseras

Los huertos urbanos necesitan un mantenimiento adecuado para producir resultados satisfactorios. En los siguientes puntos, te vamos a mostrar los principales aspectos que deben tenerse en cuenta al mantener los huertos urbanos. Las plantas se alimentan de los nutrientes minerales del sustrato, que se extraen a través de las raíces. Entre estos nutrientes de gran valor para los cultivos de los huertos urbanos, se encuentran el fósforo, el magnesio, el cobre y el hierro.

Aunque no necesitas agregar ningún fertilizante al principio, debe esperar que los nutrientes se agoten en el futuro. Por lo tanto, se debe agregar más compost. De hecho, se recomienda abonar al menos dos veces al año.

Así como el sustrato es uno de los factores que dependen del éxito de tu huerto urbano, también lo es el riego. Para un riego preciso, se recomienda instalar un sistema de riego por goteo, porque a través de él podemos saber que cuando el agua empieza a fluir por debajo de la mesa, el riego ha terminado. La frecuencia de riego depende de la época del año y la cantidad de plantas en el jardín. Por ejemplo, en verano, es necesario regar dos o tres veces al día.

Para evitar dañar tu huerto urbano, debes observarlo con frecuencia. Si está infestado de plagas, no se recomiendan los tratamientos químicos porque suelen ser tóxicos y no respetan a los enemigos naturales de las plagas. Algunas de las plagas más comunes son: pulgones, las larvas defoliadoras o el oidio.

Beneficios de los huertos urbanos

Los huertos urbanos tienen numerosos beneficios tanto para el medioambiente como para nosotros. Vamos a enumerar cuáles son los principales:

  • Cultivamos nuestros propios alimentos y sabemos lo que comemos en nuestro huerto.
  • Redescubrimos el aroma y el sabor de las verduras y frutas.
  • Si tenemos un huerto en casa, podemos mejorar nuestra alimentación comiendo de forma más saludable.
  • No contribuimos al aumento de la agricultura intensiva y los alimentos modificados genéticamente.
  • Mejoramos la biodiversidad y la calidad del aire de la ciudad (aunque a pequeña escala, es nuestra contribución al desarrollo sostenible de la ciudad).
  • Mejoramos la relación con la naturaleza (entendemos el ciclo natural de la tierra y el ciclo biológico de las plantas y sus características, aumentamos nuestra comprensión del entorno natural, etc.).
  • Es bueno para nuestra salud mental (es un excelente antiestrés) y actividades divertidas, relajantes y saludables.
  • Si fueran huertos comunitarios en las terrazas de los edificios, mejoraríamos nuestra convivencia con nuestros vecinos.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cómo hacer huertos urbanos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.