Cómo hacer que una planta crezca a lo ancho

Cómo hacer que una planta crezca a lo ancho

Las plantas tienen tendencia a crecer en longitud más que en anchura. Sin embargo, aplicando unos pequeños trucos podemos conseguir que una planta crezca a lo ancho y se convierta en un ejemplar todavía más llamativo.

Los consejos que vamos a ver los puedes aplicar en diferentes variedades, sin importar si se trata de plantas de interior o de exterior, así que toma buena nota.

¿Por qué es importante que una planta crezca a lo ancho?

¿Por qué es importante que una planta crezca a lo ancho?

Aunque pueda parecerlo, el objetivo de lograr que nuestras plantas tengan un porte más ancho no se debe solo a una cuestión de preferencias estéticas.

Aumento de la superficie de captación de luz

Las plantas necesitan recibir luz para poder hacer la fotosíntesis y así poder crecer. Cuantas más hojas estén expuestas a la luz solar, mayor es la capacidad de la planta para producir energía y nutrientes. Y la mejor forma de que más hojas accedan a la luz es que la planta sea más ancha que larga.

Mejora de la estabilidad estructural

Al crecer lateralmente, la planta desarrolla una base más ancha que le aporta mayor estabilidad en condiciones adversas como los vientos fuertes. Esto también es de mucha utilidad en el caso de plantas y árboles que llegan a alcanzar una gran altura, y necesitan un sistema de raíces y tallos que sea robusto y aguante su peso.

Aumento de la capacidad para absorber agua y nutrientes

Un sistema de raíces más ancho y extenso permite la exploración de una mayor área del suelo en busca de agua y nutrientes. Por tanto, una planta que ha aumentado su crecimiento a lo ancho tiene más posibilidades de sobrevivir si se encuentra en un suelo pobre en nutrientes o hidratación.

Propagación vegetativa

En algunas especies el crecimiento lateral es una forma de propagación vegetativa, ya que de los tallos o raíces laterales pueden surgir nuevas plantas que son idénticas genéticamente a la “madre”.

Fomento de la diversidad biológica

Potenciar el crecimiento lateral en lugar del longitudinal favorece la creación de microhábitats y nichos ecológicos en y alrededor de la planta. Esto mejora la biodiversidad de insectos, microorganismos y otros seres vivos, lo cual es bueno para el ecosistema.

¿Qué se puede hacer para que una planta crezca a lo ancho?

¿Qué se puede hacer para que una planta crezca a lo ancho?

Para lograr un mayor crecimiento lateral podemos aplicar los siguientes cuidados:

Poda adecuada

Podar la planta implica reducir su tamaño y, curiosamente, esto estimula un desarrollo más rápido. En este caso, lo que hay que hacer es cortar las puntas de los tallos principales, para que la planta distribuya mejor su energía hacia los brotes laterales.

La clave está en hacer cortes limpios justo por encima de las yemas o ramas laterales. Así, los brotes laterales se desarrollan y se acaban convirtiendo en ramas horizontales.

Hay que mantener un equilibrio entre la poda para fomentar el crecimiento lateral y la que es necesaria para dar forma a la planta y mejorar su salud. En todo caso, es importante evitar la sobre poda, porque esto puede debilitar a la planta.

Entrenamiento de ramas

Esta técnica se centra en cambiar el patrón de crecimiento de aquellas ramas que tienen tendencia al crecimiento vertical. Para ello se utilizan tutores, alambres o enrejados, con el fin de guiar la rama hacia la horizontalidad.

Forzar los tallos puede llegar a dañarlos, así que hay que llevar a cabo esta operación con mucho cuidado y de forma gradual.

Estimulación con hormonas de crecimiento

Tras la poda, aplica hormonas de crecimiento como las auxinas en los cortes. También puedes aplicarlas directamente en los tallos laterales, aunque no hayas podado.

Esto te da un mayor control sobre el patrón de crecimiento de la planta, haciendo que esta redirija su energía a las zonas que deseas que crezcan más.

Proporcionar espacio adecuado

Para que una planta crezca a lo ancho necesita contar con espacio suficiente para que sus ramas laterales se desarrollen. Por eso, procura dejar algo de espacio libre alrededor de ese ejemplar que quieres que ensanche.

Si la maceta se ha quedado pequeña, un cambio de contenedor a uno más grande también contribuye a estimular el crecimiento lateral.

Fertilización adecuada

Para promover un crecimiento saludable de las raíces y la ramificación lateral, confía en fertilizantes balanceados que sean ricos en nitrógeno, fósforo y potasio. Como siempre te recomendamos, sigue las instrucciones de aplicación del fabricante para evitar la sobrefertilización y sus consecuencias negativas.

Luz

La luz es esencial para el desarrollo de la planta. Si quieres que crezca a lo ancho, ubícala en un lugar en el que reciba luz de forma uniforme, para que todas las ramas laterales crezcan por igual. Si esto no es posible, y es un ejemplar plantado en maceta, gira esta periódicamente para asegurar que la luz llegue a todas las ramas.

Plantas con un patrón de crecimiento a lo ancho

Plantas con un patrón de crecimiento a lo ancho

Con los trucos que hemos visto vas a conseguir que cualquier planta crezca a lo ancho. Si quieres asegurarte mejores resultados, escoge variedades cuyo patrón de crecimiento es más horizontal que vertical, aquí tienes algunos ejemplos:

  • Madreselva. Esta enredadera se expande horizontalmente a medida que extiende sus ramas. Por eso, es muy común su uso para cubrir cercas y pérgolas.
  • Junípero rastrero. Esta especie de enebro forma una cobertura densa y baja que resulta muy práctica a la hora de cubrir el suelo y prevenir la erosión.
  • Hortensia. Tiene un hábito de crecimiento extendido con ramas que se ramifican lentamente. Además, las hortensias son muy apreciadas por sus coloridas flores, que pueden llegar a ser bastante grandes.
  • Ficus. Algunas variedades como el ficus benjamina o el elástica tienen un crecimiento de tipo arbustivo y se extienden lateralmente.
  • Acebo. El acebo tiene un crecimiento lateral y muy denso. Es un arbusto muy apreciado por sus hojas verdes brillantes y las bayas rojas que aparecen durante el invierno y le añaden un toque navideño al jardín.
  • Clemátides. Se caracteriza por sus tallos trepadores que se pueden entrenar para que crezcan horizontalmente en lugar de en vertical. Se adhiere fácilmente a estructuras de soporte y da unas flores muy vistosas.

Ya lo has visto, lograr que una plazca crezca a lo ancho no es nada complicado. ¿Te animas a intentarlo?


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.