¿Cómo hacer semilleros?

Los semilleros son útiles para sembrar

Los semilleros son ideales para tener las semillas controladas en un mismo sitio, y así poder saber cuántas y en qué fechas germinan. Además, te permiten realizarles tratamientos, si son necesarios, contra los microorganismos que pueden dañarlas con facilidad, como los hongos; e incluso protegerlos de los animales herbívoros que se alimentan de semillas y plántulas recién germinadas, como los caracoles o babosas.

Pero, ¿cómo hacer semilleros exactamente? ¿Se puede utilizar cualquier cosa como tal? Resolvemos estas y otras dudas a continuación.

¿Cómo han de ser los semilleros?

Los semilleros pueden ser caseros

Limpios

A la hora de sembrar semillas en un semillero es clave tener muy en cuenta que la higiene es fundamental. Los hongos, unos de los principales microorganismos que más daño causan a las semillas (y a las plantas), se multiplican por esporas, las cuales son diminutas; de hecho, para poder verlas como mínimo necesitarías una lupa. Estas esporas son tan ligeras que pueden acabar en cualquier sitio: en las paredes de la maceta, en un sustrato nuevo (es decir, que no se ha usado antes), e incluso en el agua de riego.

No hay que alarmarse: están por todas partes, pero si se toman medidas -muy sencillas, por cierto- el riesgo de infección es mínimo. Es más, cuando se siembran plantas que son fuertes de por sí, como las hortícolas o las plantas de temporada, no se suelen tomar medida alguna, aunque sí que son recomendables para que germinen cuantas más semillas mejor.

Partiendo de esto, los semilleros han de estar lo más limpios posible, algo que se consigue si se limpian -en el caso de que sean de plástico- con agua y unas gotas de jabón lavavajillas, o se utilizan nuevos, recién comprados.

De material impermeable

Es recomendable utilizar como semilleros cosas que estén hechas de materiales impermeables, como el plástico o el barro. El motivo es que si se usan por ejemplo de cartón, si este no está plastificado, con el primer riego se echaría a perder, y eso por no hablar de que aumentaría la humedad del semillero, algo que alegraría a las esporas de los hongos que no tardarían mucho en hacer de las suyas.

Pero ojo, también es necesario que tengan algún agujero en la base, por el mismo motivo. El exceso de humedad mata las semillas.

Casero (cuando sea posible)

En realidad, no hay por qué comprar semilleros ya hechos. Seguramente en casa tengas muchas cosas que te servirán como tal, por ejemplo:

  • Envases de leche
  • Vasos de yogur
  • Vasos de plástico (a menudo considerados de un solo uso)
  • Botellas de plástico
  • Cajas de cartón y plástico (bolsas de la compra por ejemplo) con el que plastificarlas

Tan solo ten en cuenta que debes de limpiar bien lo que elijas antes de usarlo, y que tienes que hacerle un agujero o dos en la base con la punta de unas tijeras.

Artículo relacionado:
¿Cómo germinar semillas en casa con cosas recicladas?

¿Cómo hacer un semillero?

Antes de nada, hay que preparar aquello que puede serte útil:

  • Semillero: por supuesto. Es donde vas a sembrar las semillas. Te serán útiles los caseros, las macetas, las bandejas de semillero, las pastillas de turba, etc.
  • Semillas: intenta que sean frescas, es decir, recién cosechadas.
  • Sustrato: dependerá de lo que vayas a sembrar, pero en general la vermiculita (en venta aquí) es un buen medio para todos. Si vas a sembrar plantas de huerto o autóctonas, te servirá el sustrato universal o mantillo. Aquí tienes más información al respecto, para que elijas el más adecuado según el tipo de planta.
  • Agua: para regar bien el sustrato. Si es de lluvia, mejor.
  • Regadera o similar: si no tienes una regadera como tal, te servirá una botella de litro o de litro y medio si antes le haces unos agujeritos en su base.
  • Fungicida: en primavera y otoño se puede usar cobre en polvo, pero en verano es preferible usar fungicida en spray para evitar que se quemen las semillas.

Paso a paso

Las bandejas de semillero son útiles para sembrar

Rellena el semillero con sustrato

Lo primero que tienes que hacer es rellenar el semillero con el sustrato que hayas escogido. Asegúrate de rellenarlo casi por completo. Luego, cuando hayas terminado, compáctalo, ya sea con las manos con una pequeña pala de mano. De este modo, sabrás si es necesario echar más.

Riega

Ahora debes de regar hasta dejar el sustrato humedecido. Echa agua hasta que salga por los agujeros de drenaje. Así, te asegurarás de que las semillas podrán comenzar a hidratarse desde el primer momento en el que son sembradas.

Siembra

Cuando el semillero tiene su sustrato regado, es momento de sembrar las semillas. Estas han de quedar separadas entre sí, puesto que si se amontonan o si están muy juntas, si germinasen muchas la mayoría no sobreviviría. De hecho, si utilizas una bandeja de semillero es preferible poner dos en cada alvéolo, y no más; en el caso de que utilices macetas o similares, se han de poner unas 2 o 3 en aquellas que tengan un diámetro de 10,5 centímetros, y menos si son más pequeñas.

Asimismo, se han de enterrar un poco. Por ejemplo, si miden un centímetro de largo, se enterrarán entre 1,5 y 2 centímetros. Si quedasen más expuestas, es probable que no germinasen, ya que el impacto directo de los rayos solares sobre ellas impediría que eso ocurriese; y si estuviesen más adentro, estarían tan a oscuras que no recibirían el estímulo lumínico necesario para germinar.

Trata con fungicida

Hay que realizar el tratamiento con fungicida, para que los hongos no tengan oportunidad de dejarte sin semillas. Si usas cobre en polvo, simplemente espolvorea sobre la superficie del sustrato como si echases sal a las comidas; y si usas en spray, pulveriza/rocía también sobre la superficie, hasta dejarla bien humedecida.

Coloca el semillero en su sitio

Lo único que queda es colocar el semillero en el sitio adecuado. En caso de duda, el mejor sitio será la semisombra, pero has de saber que hay algunas que quieren sol desde el primer día, como muchas palmeras (Phoenix, Washingtonia, Parajubaea, etc.), árboles (Delonix, Acacia, Leucaena, Albizia, etc.), plantas hortícolas (lechuga, perejil, pimientos,…), entre otras.

Que tengas una muy buena siembra.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.