¿Cómo hacer un abono foliar casero?

El abono foliar es ideal para que las plantas obtengan nutrientes

Para que una planta pueda crecer bien es necesario que se la abone regularmente durante toda la temporada de crecimiento ya que, al igual que los animales, no solo deben »beber» agua sino que también tienen que »comer» si quieren sobrevivir. Si no lo hiciéramos, podríamos tenerla bonita un par de años, pero a medida que el sustrato se fuese quedando sin nutrientes, la planta se debilitaría y enfermaría.

Sin embargo, además de ser aconsejable abonar diluyendo el abono en agua para después regar, también es muy interesante abonar las hojas. Pero, ¿cómo hacer un abono foliar casero?

¿Por qué es importante el abono foliar?

La vida vegetal comenzó en los mares. Las primeras plantas que aparecieron, las algas, al no tener sistema radicular debían de absorber los nutrientes por medio de las hojas. Esta característica no la han perdido. De hecho, absorben más rápidamente el abono a través de sus partes foliares que de sus raíces, ya que entra más rápidamente en el cuerpo de las plantas al ser muy soluble.

Por este motivo, los abonos foliares son un remedio muy eficaz para corregir las deficiencias de micronutrientes, tales como hierro, manganeso, calcio, zinc o cobre.

¿Cómo hacer uno casero?

Las ortigas son buenas para hacer abonos foliares

Receta nº1: para estimular el crecimiento

Necesitarás:

  • Urtica dioica (ortiga): 20 gramos si es seca, o 100 gramos si es fresca.
  • Un bol
  • 1 litro de agua
  • Cuchara, o algo para remover

Paso a seguir:

  1. Primero se echa el agua y las hojas de ortiga en el bol.
  2. Después, y una vez al día durante 15 días, se ha de remover.
  3. Finalmente, estará listo y se podrá aplicar por la mañana temprano.

Receta nº 2: para estimular la floración

Necesitarás:

  • 4 cáscaras de plátanos grandes
  • 2 cucharas soperas de azúcar
  • 1 litro de agua
  • Olla de acero inoxidable

Pasos a seguir:

  1. Primero se introducen todos los elementos en la olla.
  2. Después, se dejan hervir durante 5 minutos.
  3. Finalmente, se diluye una parte de este abono con dos partes de agua para riego, y se aplica.

¿Cuándo se aplica el abono foliar?

El abono foliar, sea casero o comprado, se puede aplicar cuando las plantas muestren síntomas de carencias nutricionales, es decir, cuando se vean estos síntomas:

  • Hojas amarillas con los nervios verdes: ocurre mucho en plantas acidófilas como arces japoneses, azaleas o camelias, entre otras, que se cultivan en sustratos con un pH de 7 o superior y se riegan con aguas calcáreas. Es debido a la falta de hierro.
  • Hojas viejas empiezan a amarillear desde la punta hacia dentro (no confundir con la propia senectud de las hojas ni con el exceso de riego): es común especialmente en palmeras, sobretodo las del género Syagrus al que pertenece el coco plumoso, que se cultivan en terrenos arcillosos. Se debe a la falta de magnesio.
  • Hojas jóvenes empiezan a amarillear: También es común en palmeras. Es debido a la falta de manganeso.
  • Hojas pequeñas y deformadas: frecuente en plantas cultivadas en suelos ácidos que necesitan crecer en terrenos calizos. Se debe a la falta de calcio.
  • Hojas más viejas se vuelven rojizas o amarillentas, pierden color: se debe a la falta de nitrógeno, uno de los nutrientes más importantes para las plantas.
  • Hojas con puntas acorchadas: si además notas que produce menos flores y frutos, es que le falta potasio, otro de los nutrientes esenciales.
  • Pobre producción de nuevas hojas: este síntoma puede ser debido a la falta de fósforo, otro de los nutrientes más importantes de las plantas.

¿Cómo se aplica el abono foliar?

El abono foliar se aplica mediante pulverizaciones

El abono foliar, como su propio nombre indica, es un líquido que se aplica sobre las hojas, aunque también se puede sobre los tallos verdes. La manera de proceder es, primero, removiendo el pulverizador/rociador una vez esté lleno, y después pulverizar/rociar sobre la planta.

Pero es importante que no se haga si en ese momento le da el sol de manera directa, ni tampoco en días ventosos pues el propio viento secaría las hojas, reduciendo así la eficacia del abono.

¿Conoces otras recetas de abonos foliares?


5 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   pepon dijo

    yo uso el aguacate leva mas potasio q el platano

  2.   eduardo tenorio llancce dijo

    quiero aprender exactamente como se hace el abono fuliar

  3.   Gustavo hernandez dijo

    Voy a intentar hacer el abono foliar y probarlo con una orquídea.

  4.   Pilar dijo

    Para hacer este abono ¿vale la ortiga triturada que sirve para infusiones?
    Porque sólo encuentro para plantas «purín de ortiga».

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Pilar.

      Sí, sirve sin problemas.

      Y también, puedes sembrar algunas semillas de ortiga y cultivarlas en macetas 😉 Esta planta tiene muy mala fama, ¡y con razón!, pero tiene muchos usos en jardinería. Aquí puedes averiguar cuáles si te interesa.

      Saludos!