Cómo hacer un jardín con árboles frutales

Tener un jardín con árboles frutales es muy bonito y práctico

Cuando disponemos de un jardín, ya sea grande o pequeño, podemos decorarlo de mil maneras. La gran variedad de vegetales que se pueden cultivar nos permiten tener espacios exteriores de todos los tipos y colores, adaptándolos a nuestros gustos. Pero un jardín no tiene por qué ser únicamente bonito, también podemos sacar algo de provecho de nuestra zona verde. ¿Pero cómo? Pues muy sencillo: Haciendo un jardín con árboles frutales.

Es una idea magnífica incorporar plantas que nos den frutos para cosechar. A parte de ser muy bonitas, sobre todo en la época de floración, los árboles frutales también nos aportan sombra en los calurosos días de verano y unos frutos deliciosos. Además, esta idea también la podemos llevar a cabo disponiendo de poco espacio o incluso teniendo una terraza o patio en vez de un jardín, pues muchos árboles frutales se pueden cultivar también en maceta.

¿Qué árbol frutal plantar en el jardín?

Para un jardín con árboles frutales no se necesita mucho espacio

A la hora de plantearnos cómo hacer un jardín con árboles frutales, es muy importante que tengamos en cuenta el espacio del que disponemos. Los árboles son plantas muy grandes que expanden considerablemente sus raíces a nivel subterráneo. Sin embargo, existen algunos frutales que requieren menos espacio, pudiendo desarrollarse incluso en macetas grandes. Así podremos disfrutar de ellos y cosechar sus frutas en jardines, patios o terrazas.

Para que los árboles frutales puedan desarrollarse y crecer sin problema, es fundamental que el contenedor sea lo suficientemente grande, en caso de cultivarlos en maceta, y que el sustrato que utilicemos sea de calidad. Lo más recomendable es que el abono sea natural, como por ejemplo el guano. A continuación hablaremos un poco sobre los seis árboles frutales más habituales y sencillos de mantener:

  • Manzano: Puede llegar a alcanzar una altura de hasta diez metros, pero por temas de comodidad a la hora de la cosecha se suele dejar en unos cuatro metros gracias a la poda. Ver ficha.
  • Peral: Este árbol frutal es muy resistente, pudiendo llegar a soportar temperaturas de hasta 20 grados bajo cero. Ver ficha.
  • Ciruelo: La gran ventaja del ciruelo es que se puede plantar en casi cualquier tipo de suelo, no es nada exigente en este sentido. Ver ficha.
  • Melocotonero: Para poder cosechar los primeros melocotones, el árbol melocotonero debe tener al menos dos años de edad. Ver ficha.
  • Albaricoque: Lo más recomendable es regarlo una vez por semana y renovarle el sustrato cada seis meses aproximadamente. Así nos aseguramos de que nos de unos frutos deliciosos. Ver ficha.
  • Limonero: Sin lugar a dudas es uno de árboles frutales más populares. Puede llegar a alcanzar más de cinco metros de altura, pero es muy frecuente tenerlo más pequeño y en maceta. Ver ficha.

¿Cómo plantar frutales en el jardín?

Muchos árboles frutales se pueden cultivar en macetas grandes

En el caso de que queramos plantar los árboles frutales en el suelo del jardín y no en maceta, lo primero que debemos hacer es cavar un hoyo en el cual introduciremos el vegetal. Debemos rellenarlo con tierra y abono, no únicamente con abono. Después ya sólo toca brindarle los cuidados que requiere. Claro está, estos dependen de la especie que hayamos plantado. Pero en general, los cuidados básicos de los árboles frutales con los siguientes:

Artículo relacionado:
Plantar árboles frutales
  • Fertilizante: Como los árboles frutales requieren muchos nutrientes, hay que volver a fertilizar cada invierno, concretamente a finales.
  • Riego: La cantidad de agua necesaria depende principalmente de la especie y de la temperatura que haga, pero es muy importante no pasarnos con el riego cuando están en época de floración y de maduración.
  • Podas: Casi todos los árboles requieren podas, así ayudamos a estos vegetales a rejuvenecer. Además, así favorecemos que aparezcan brotes nuevos. Por lo general, el mejor mes para llevar a cabo esta tarea suele ser noviembre.

¿Qué distancia debe haber entre un árbol frutal y otro?

Como ya hemos mencionado anteriormente, los árboles son plantas muy grandes que expanden mucho sus raíces por debajo del suelo. Es a través de ellas que absorben tanto agua como nutrientes para desarrollarse. Por este motivo debemos intentar evitar que se entrecrucen con las raíces de otros frutales que queramos plantar, para que no se roben el alimento mutuamente. Si bien es cierto que la distancia que debemos respetar depende sobre todo de la especie de árbol que plantemos, sí que podemos considerar una distancia estándar de entre tres y cinco metros para árboles frutales en un jardín.

Artículo relacionado:
Cómo distribuir árboles frutales en un terreno

A la hora de tener cualquier tipo de árbol en nuestro jardín, ya sea frutal o no, es de suma importancia que consultemos las costumbres de nuestro municipio y las ordenanzas locales. Existen muchas localidades donde es obligatorio por ley dejar cierto espacio entre árboles y linderos, por ejemplo. Por lo general se suele tratar de unos dos metros si son árboles altos y cincuenta centímetros para árboles más pequeños. Sin embargo, también puede haber alguna distancia mínima entre árbol y edificación o valla, por ejemplo. Por ello debemos consultar las normas de nuestro municipio antes de plantar un vegetal tan grande.

Ideas de diseño para un jardín con árboles frutales

Un jardín con árboles frutales es una idea fantástica

Ahora que ya tenemos algunas nociones básicas sobre cómo hacer un jardín con árboles frutales, vamos a daros algunas ideas en cuanto al diseño. Puesto que hablamos de un jardín y no de un huerto, la idea es que la incorporación de estos vegetales siga quedando bonita y harmoniosa. Enlistemos algunas opciones que tenemos:

  • Aprovechar el espacio libre alrededor del árbol frutal: Podemos crear un tipo de isla con el árbol en medio, para ello simplemente debemos colocar piedras decorativas alrededor. Otra opción sería colocar un banco o una hamaca para aprovechar la sombra que nos ofrece esta planta.
  • Crear un camino o recorrido: Hacer un caminito de tierra, asfalto o mediante piedras decorativas que conduce hasta el árbol frutal le dará importancia y hará que destaque en nuestro jardín. Además, será más cómodo para nosotros a la hora de cosechar las frutas.
  • Usar macetas: No debe darnos miedo cultivar árboles frutales en macetas. Serán más pequeños pero igual de bonitos y prácticos.

Espero que este artículo os haya animado a cultivar árboles frutales en vuestro jardín. Sin lugar a dudas, es una idea fantástica.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.