Cómo hacer un jardín zen

Jardín zen

Si quieres tener un rincón muy especial que te permita relajarte sin necesidad de tener que tomarte ninguna infusión, te propongo hacer un jardín zen. Su diseño simple, con arena y piedras, es todo lo que se necesita para estar, al menos durante un rato, con la mente completamente quieta, vacía.

Observar durante unos minutos el dibujo de la arena simulando los movimientos del agua del mar y las piedras que sobresalen de él, es una experiencia muy gratificante. Si te apetece, te explicaré cómo hacer un jardín zen para que puedas experimentarlo por ti mismo/a.

Jardín zen en miniatura

Para tener un jardín zen lo que tienes que hacer es:

Calcula de cuántos metros quieres que sea tu jardín

El jardín zen puede ser del tamaño que quieras. Sólo tienes que decidir si lo vas a tener dentro de casa o si por el contrario prefieres tenerlo en el exterior, en tu jardín.

Crea un molde

Si tienes pensado tener un jardín zen en miniatura te puede servir una caja de madera que tenga poca altura. En el caso de que lo vayas a tener fuera puedes usar tablones de madera cuya altura no sobrepase los 10cm, o bien colocar arbustos bajos por todos los lados.

Coloca malla antihierbas en el fondo

La limpieza es muy importante en los jardines zen, de modo que hay que impedir que las hierbas crezcan y los invadan poniendo malla antihierbas.

Llena con arena o gravilla tu jardín zen

La arena o gravilla la puedes conseguir en una tienda de animales o, si tienes pensado hacer un jardín al aire libre, puedes pedirla a una cantera de tu zona. Una vez la tengas, tienes que esparcirla de manera que quede lo más nivelada posible.

Pon algunos elementos para darle un tema

Puedes poner, no sólo piedras o rocas, sino también troncos viejos con musgo para que tu jardín zen sea realmente interesante. Tienen que estar lejos del centro y un poco sumergidos en la arena.

Pasa el rastrillo por la arena

Ahora, con el jardín zen casi terminado, es momento de pasar el rastrillo haciendo trazos curvos y largos.

Jardín zen con árboles

Y listo. ¡Que disfrutes de tu jardín zen! 🙂

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Jardines

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Alberto dijo

    En definitiva realizar un jardín zen en casa es una brillante idea, ya que no solo nos brinda paz ya armonía si no también son espacios de bajo mantenimiento, son ideales para utilizarse bajo escaleras, o incluso en exteriores( no olvidando la malla anti hierba), una de las coas mas importantes es conocer el simbolismo detrás de estos jardines para poder reproducir con éxito uno o bien poder disfrutarlos aún más.

    Las piedras son islas rodeadas de un mar en el cual se dibujan las ondas o patrones a semejanza de las ondas que formas las gotas al caer en une estanque calmo.No hay que olvidar ubicar las piedras en arreglos impares de 3, 5 o 7 unid.

    El trabajar en un jardín zen es un ejercicio de relajación comprobado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *