Cómo hacer un mini invernadero

Es posible hacer un mini invernadero en un espacio pequeño

A veces es necesario disponer de un mini invernadero para proteger nuestras plantas. Independientemente de si las tenemos en el suelo o en maceta, las bajas temperaturas podrían hacerles daño, así que vale la pena invertir algo de nuestro tiempo en construirles un pequeño refugio.

Pero, ¿qué materiales se necesitan? Bueno, pues va a depender mucho de cuántas plantas tengas que tener resguardadas de las condiciones climáticas que va a haber en tu zona durante el invierno, así como del espacio disponible que haya. Por eso, vamos a explicarte cómo hacer un mini invernadero.

¿Cuántas plantas has de proteger y dónde están?

Antes de nada, debes responder a esta pregunta, ya que de lo contrario el invernadero que hagas podría no ser el más adecuado para ellas. Y es que no es lo mismo proteger unas cuantas macetas, que unas plantas que están plantadas en el suelo; como tampoco es lo mismo resguardar ejemplares de gran tamaño, que otros que miden menos de 10 centímetros de altura.

Si bien la idea es hacer un mini invernadero, si hay alguna planta que sea más grande que las otras tendremos que tenerla muy en cuenta a la hora de decidir la altura de dicho refugio. Y si están en el suelo, el refugio no será igual que el que hagamos para las macetas.

¿Qué materiales se necesitan?

Puedes hacer un mini invernadero con plástico

Va a depender mucho de la respuesta a la primera pregunta. Pero, en general, los materiales que más se usan para hacer un mini invernadero son los siguientes:

  • Plástico de invernadero: hay de varios tipos, como el polietileno (PE), policarbonato (PC), policloruro de vinilo (PVC) y el de copolímero etileno vinilacetato (EVA). Todos tienen densidades diferentes, por lo que se usan para hacer distintos invernaderos. El que más nos interesa a nosotros es el EVA, ya que es más resistente que el PVC y, además, absorbe y mantiene el calor lo suficientemente bien y rápido para que las plantas estén protegidas de las bajas temperaturas.
  • Botellas de plástico o recipientes de cristal transparente: si solo necesitas un invernadero para sembrar tus semillas, una simple botella de plástico o un recipiente de cristal transparente te servirá. O incluso un terrario o pecera que ya no uses.
  • Tablones de madera: para hacer la estructura. Eso sí, asegúrate de que están tratadas para resistir las condiciones del exterior (humedad, lluvia, heladas, sol, viento, etc.). Si dudas, puedes aplicarles aceite para madera.

¿Cómo hacer un mini invernadero casero?

Hay varias formas de hacer un mini invernadero, dependiendo del material que se use. A continuación explicamos cómo construir algunos:

Botella de plástico

Necesitarás una de 1 litro, y otra de 2 litros. Has de cortar la parte superior de las dos botellas, haciendo un corte limpio. Luego, haz pequeños orificios en la base de la más pequeña, y llénala con sustrato para semilleros (como este) o con uno universal mezclado con perlita (en venta aquí). Así podrás plantar la planta o sembrar.

Y por último, solo has de taparla con el tapón de la botella más grande. Ahora tienes dos opciones: o dejarlo en casa poniéndole un plato debajo, o bien sacarla al exterior. Para eso, has de saber cuál es la rusticidad de las plantas que has plantado o sembrado, puesto que si por ejemplo en tu zona hay heladas y has sembrado una semilla que no las resiste, lo más probable es que no germine.

Pecera o terrario

Una forma de dar una segunda vida a cualquiera de estas cosas que normalmente se tiran cuando ya no sirven, es convirtiéndolas en un pequeño invernadero. Para ello, lo que haremos será taparlos con un plástico, y tenerlos dentro de casa cerca de una ventana.

Es importante no sacarlos al exterior, pues de lo contrario cuando lloviese se llenarían de agua y las plantas se podrían pudrir. Por este mismo motivo, también debemos acordarnos de abrir el invernadero a diario durante unos minutos, para que se renueve el aire y así evitar que aparezcan hongos.

Mini invernadero de madera

Es fácil un mini invernadero de madera

Imagen – Wikimedia/Rebecca Partington

Si quieres hacer un invernadero pequeño de madera, has de seguir estos pasos:

  1. Consigue 16 tablones de madera de la longitud que necesites. Si vas a hacer uno rectangular, piensa que 8 han de ser más largos que los demás.
  2. Aplícales aceite para madera para que resistan el clima, y déjalos secar al sol durante unas horas.
  3. Luego, haz la estructura, pegándolos o bien con silicona, o bien con clavos.
  4. Una vez la tengas hecha, pega el plástico de invernadero. Puedes hacerlo con silicona también. Pero eso sí, has de procurar que quede bien pegado para que el viento no tenga posibilidad de entrar.
  5. Deja una de las caras del invernadero sin pegar bien el plástico por todos lados, ya que será por ahí por donde metas o saques las plantas. Además, es importante dejar una pequeña ventana de ventilación para que el aire se renueve, ya que así se reduce el riesgo de que aparezcan hongos. Por ello, en este lado, en vez de pegarlo con silicona, es preferible hacerlo con cinta adhesiva de doble cara con velcro, pegándola con pegamento como el Super Glue que puedes comprar aquí.

Así podrás tener hecho tu mini invernadero en poco tiempo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.