Cómo hacer un poto frondoso

El poto es una trepadora de crecimiento rápido

Imagen – Flickr/Forest and Kim Starr

El potos es una de las trepadoras más queridas para decorar el interior de una vivienda. Tiene hojas con forma acorazonada, de color verde y amarillo-blanquecino, y aunque no produce flores vistosas eso no significa que no pueda usarse para tener una casa o un piso más bonitos.

Asimismo, hay que saber que es una de las favoritas por aquellos que no tienen mucha experiencia cuidando plantas, ya que necesita muy pocos cuidados para estar perfecto. Ahora bien, ¿cómo hacer un poto frondoso? A veces se nos puede quedar con pocas hojas, sobre todo si ha sufrido alguna plaga o no se ha regado bien, ¿cómo lograr que produzca un gran número de ellas?

Cámbialo de maceta (si es necesario)

El potos es una planta trepadora

Se suele pensar que una planta que está en una maceta que ya se le ha quedado pequeña va a sacar más hojas que otra que está en una en la que aún tiene suficiente espacio para seguir creciendo. Craso error. Es verdad que cuando se trasplanta lo primero que empiezan a hacer sus raíces es crecer, y durante un tiempo sí es posible que no veamos ninguna hoja nueva, pero una vez que termine de superar el trasplante, volverá a producirlas. Seguro.

De hecho, cuando se opta por no trasplantar nunca a una planta, independientemente de cuál sea, al final va a terminar debilitándose. La falta de espacio puede convertirse en una causa de muerte de cualquier cultivo, por eso debemos de trasplantar nuestro potos un par veces o tres, cada vez que le salga las raíces por los orificios de drenaje de la maceta, o cada vez que ya lleve 4 años o más en la misma. Le pondremos sustrato de cultivo universal que puedes comprar aquí o uno para plantas verdes, así podrá crecer.

Abónalo de vez en cuando

Es importante abonar al potos desde primavera hasta verano, ya que es cuando está creciendo. Como nos interesa que esté frondoso, lo haremos con un fertilizante para plantas verdes líquido (en venta aquí), puesto que su eficacia es rápida y, además, tiene los nutrientes necesarios para que saque hojas y para que estas estén sanas y tengan su color natural, como el nitrógeno (N). El nitrógeno interviene en el crecimiento de las plantas, por lo que es fundamental para ellas.

Pero eso sí: hay que seguir las indicaciones especificadas en el envase del producto, puesto que de lo contrario correríamos el riesgo de superar la dosis aconsejada por el fabricante y, como consecuencia de ello, el potos sufriría daños graves, como la muerte de las raíces por exceso de fertilizante.

Limpia las hojas de tu potos

El potos se puede ver frondoso

Imagen – Wikimedia/Asabengurtza

Te puede parecer que la limpieza no tiene nada que ver con la producción de hojas de la planta, pero en realidad sí tiene que influye. Piensa que son las hojas las que realizan la fotosíntesis, y por lo tanto, gracias a ellas el potos puede crecer y producir de nuevas. Pero si se le acumula el polvo, esta las cubre y les impide hacer su trabajo con normalidad.

Por eso, es conveniente que le quites el polvo una vez a la semana o cada pocos días con un pincel o trapo secos. También puedes usar agua de lluvia o destilada, pero no una que tenga mucha cal ya que de lo contrario los granitos se quedarán sobre la hoja y al final será como si sustituyeras el polvo por la cal.

Poda: ¿sí o no?

Cuando se quiere que un árbol tenga una copa frondosa, a menudo se opta por recortar un poco las ramas con el fin de que broten de nuevas, pero ¿se hace lo mismo con el potos? Esta es una planta herbácea, que tiene por lo tanto tallos verdes y relativamente tiernos (sobre todo si se comparan con las ramas leñosas de las plantas arbustivas y arbóreas), así que procederemos de un modo diferente pero bastante similar.

Me explico: más que una poda en sí, lo que le haremos serán pinzados; es decir, recortar un poco los tallos que veamos que estén creciendo con más fuerza. Contaremos 2-3 pares de hojas desde la punta hacia atrás, y cortaremos por encima del tercer o cuarto par con unas tijeras previamente desinfectadas con alcohol de farmacia o jabón lavavajillas.

Truco extra: revitalizante para plantas de interior

¿Quieres que tenga muchas más hojas? Un truco para conseguirlo es aplicándole un revitalizante. Es muy fácil de hacerlo, ya que es un spray cuyo contenido has de dirigir precisamente a las hojas. Su eficacia la empezarás a ver al cabo de dos o tres días, de modo que no tendrás que esperar casi nada para conseguir que tu potos se vea frondoso.

Como ves, no es difícil conseguir que tu trepadora tenga muchas hojas. A veces es solo cuestión de tener un poco de paciencia, aunque eso no siempre es necesario si usamos los productos adecuados. Que disfrutes de tu preciosa planta.

Y si aún no la tienes, consíguela pinchando aquí.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

4 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   María funes dijo

    Mi potus esta en una vasija de agua y últimamente tiene hojas amarillas lo debo llevar a tierra?? Será que le falte nutrientes?? Gracias

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola María.
      Sí, lo mejor es que lo plantes en una maceta con tierra, ya que no tolera el exceso de agua.
      Un saludo.

  2.   Celina dijo

    Leí con mucha atención. Gracias. Seguiré las sugerencias.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Perfecto. Si tienes alguna duda, escríbenos.

bool(true)