Cómo hacer un seto cortaviento

¿Vives en una zona muy ventosa? Aunque la ventilación es muy importante para las plantas, hay algunas que no les gusta demasiado que constantemente el viento las esté moviendo, sobretodo si son jóvenes. De hecho, no es de extrañar que no estén bien, que se les rompan los tallos, o que incluso se queden sin hojas con el peligro que eso conlleva si son perennifolias o están en una época durante la cual deberían de estar creciendo.

Afortunadamente, hay una cosa que podemos hacer. Pero, ¿cómo hacer un seto cortaviento? 

¿Qué es?

Primero vamos a hablar de qué es un seto cortaviento, pues aunque el nombre ya lo diga todo, puede que tengamos dudas sobre qué tipos de plantas utilizar. Pues bien, este tipo de seto se hace con seres vegetales altos, de 4 metros o más, que tengan una copa piramidal densa o que, en su defecto, mediante podas se pueda conseguir que formen una pared verde que no deje pasar el viento (como los cipreses por ejemplo).

El objetivo es, obviamente, impedir el paso del aire, y de paso lograr tener un jardín más sano y bonito. No es difícil de hacer, pero requiere paciencia ya que el ritmo de crecimiento de las plantas es el que es, y no se puede acelerar todo lo que a veces quisiéramos (sí se puede un poco, abonando las plantas durante toda la primavera y el verano con abonos ecológicos una vez al mes, pero ya está).

¿Cómo se hace?

Lo primero que hay que hacer es elegir las plantas. Estas pueden ser hoja caduca o perenne, pero es preferible que sean perennifolias, sobretodo si en nuestra zona sopla el viento con fuerza todo el año. Algunas de las más recomendadas son:

Cupressus sempervirens var. horizontalis

  • Betula: es un árbol de hoja caduca de muy rápido crecimiento. Resiste hasta los -18ºC. Tenemos que plantarlo dejando una distancia de entre los 40 y los 50cm de separación entre un ejemplar y otro.
  • Cupressus: cualquier especie de ciprés nos irá bien. Son perennifolios, y resisten las heladas de hasta los -18ºC sin problemas. Eso sí, tenemos que plantarlos a una distancia de 50-70cm de distancia entre ellos.
  • Laurus nobilis: el laurel es un arbusto o arbolito perennifolio muy resistente a la sequía y a las heladas de hasta los -12ºC. Debemos plantarlo a una distancia de unos 40cm entre un ejemplar y otro.
  • Thuja: cualquier especie es interesante, pero son algo más lentas que los cipreses. Son también perennifolias y resisten las heladas de hasta los -18ºC. Se plantan a una distancia de 30-40cm entre ellas.

Después, se ha de preparar el terreno, quitando las hierbas silvestres, piedras, escombros que pueda haber. Y acto seguido, se abona y se instala el sistema de riego por goteo.

Por último, solo nos quedará plantar las plantas y cuidarlas para que crezcan sanas y bonitas 🙂 . Fácil, ¿verdad? ¿Te animas a crear uno?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Jardinería

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.