Cómo hacer una rocalla de cactus

Cómo hacer una rocalla de cactus

Si tienes un jardín y has decidido decorarlo, pero lo que no quieres es tener que pasarte las horas cuidándolo, lo mejor es colocar uno con plantas que apenas necesiten agua y que se adapten a todo. Dicho de otro modo, puedes estar buscando cómo hacer una rocalla de cactus.

Espera, ¿no sabes lo que es? No te preocupes, porque no solo te vamos a decir qué es una rocalla de cactus sino que te ayudaremos a que sepas cómo hacer una en tu jardín.

Antes de nada, ¿qué es una rocalla de cactus?

rocalla con plantas

Lo primero que debes entender es qué es una rocalla de cactus. Se trata de una solución que se lleva a cabo en terrenos desnivelados. En lugar de nivelarlos con una máquina para que puedas plantar, se dejan como están y se combinan piedras con plantas, normalmente cactus y suculentas, que ofrecen una visión especial (al principio, cuando están pequeños, no tanto, pero después es impresionante).

Para colocar una rocalla de cactus lo más importante es conocer la ubicación ideal. Y es que, solo las que se sitúan al sur o al oeste son las mejores. El motivo es que hay que buscar una zona donde reciban mucha luz natural y al mismo tiempo estén resguardados del viento.

Cómo hacer una rocalla de cactus

suculenta en una rocalla de cactus

Ahora que ya tienes una mejor idea de qué es una rocalla de cactus, ¿nos ponemos manos a la obra? Para ello, has de saber que hay ciertos pasos que debes tener que cumplir para conseguir ese objetivo.

Limpiar el terreno

Empezamos por lo más tedioso y de mayor envergadura. Una vez elegido el terreno que vas a utilizar como jardín de rocalla, necesitas «sanearlo». Es decir, has de quitar todas las malas hierbas que haya en el terreno.

Esto es importante porque estas hierbas no solo afearán el aspecto de tu jardín, sino que pueden «robarle» energías a las plantas que coloques.

Sabemos que una vez las quites, al poco tiempo volverán a salir. En este caso puedes consultar en un vivero, o a un profesional, para usar algún producto que las elimine sin dañar el resto de plantas, ni tampoco la tierra.

Hacer la tierra más blanda

Teniendo en cuenta que vas a plantar para crear tu jardín, algo que debes sopesar es si la tierra que usas es la adecuada o no. Imagina que tienes un jardín y sabes que la tierra es roca pura y muy dura. Por mucho que quieras, si no tratas esos suelos no te van a servir para plantar nada.

¿Qué tienes que hacer? Pues intentar cavar un poco para que la tierra esté más blanda y ligera. Esto también te ayudará a saber si está bien o no, y al mismo tiempo, podrás mezclarla con tierra de enraizamiento así como de áridos (que es lo mejor para los cactus y las suculentas).

Ten en cuenta que el que sea una rocalla no quiere decir que todo ha de ser piedra. En realidad tendrá sustrato, pero después se le echa una capa de piedras, normalmente calcáreas (como la caliza), así como granito. Eso sí, se recomienda que sean irregulares, con distintos tamaños, para que no se entierren del todo, sino que queden visibles.

Un error que se comete a menudo es, acabado este paso, pasar a plantar. En realidad, no es lo mejor que debes hacer sino que tienes que esperarte unas semanas para ubicar las plantas. El motivo es que la tierra ha de asentarse y de regularse bien. Y eso implica un tiempo de espera.

Además, la mejor época para plantar es en primavera, con lo que si preparas el terreno en el mes de enero, habrá pasado tiempo más que suficiente para que, cuando abra el tiempo, ya puedas colocar las plantas.

Colocar las plantas

Este es quizás el paso que más vas a ansiar, porque consiste en plantar cada una de las plantas, como por ejemplo el cactus cola de mono, el cual es uno de los más interesantes para rocallas. Asegúrate de que cada una tenga su espacio. El agujero debe ser de unos 30 centímetros en el que, si lo has hecho bien, tendrás una parte de áridos y otra de sustrato para enraizado.

A la hora de poner las plantas intenta no ser muy lineal. Colócalas dispersas, eso sí, cuidando de que haya un equilibrio entre colores y tipos de plantas. Por ejemplo, las que vayan a crecer más ubícalas en los extremos del jardín, y a ser posible lo más atrás. En cambio, las que apenas vayan a crecer déjalas más cerca y por el centro.

Algunos recomiendan que, cuando acabes, riegues. Pero nosotros no. Las plantas estarán muy estresadas en ese momento y lo mejor es que las dejes tranquilas unas 24 horas antes de regarlas (salvo que veas que están faltas de agua). De esta forma, no las sometes también a un riego, que ha de ser moderado.

Si ves que todavía hace frío o que por las noches puede haber heladas, con usar un poco de corteza se soluciona porque protegerás la parte de las raíces.

Rocallas de cactus, ¿solo de cactus?

plantas creciendo entre piedras

Es posible que tengas la duda de si en una rocalla de cactus solo puedes colocar este tipo de plantas y no otras. En realidad, se recomienda que solo lo centres en cactus y suculentas. Pero lo cierto es que a veces pueden estar combinados con otras como son los arbustos o las coníferas enanas. No se recomiendan árboles grandes porque estos tienen unas raíces muy fuertes y que se distribuyen por debajo, impidiendo que las de las plantas se desarrollen bien (porque pueden entrar en conflicto o directamente perder contra las otras).

De entre los cactus y suculentas, tienes muchas donde elegir. Es recomendable que escojas siempre aquellos que se adaptan bien a tu zona climática, y no dejarte llevar tanto por el aspecto que tengan. Sí, sabemos que atraerán más, pero si en tu jardín se mueren, lo único que conseguirás es tener que trabajar más plantando, quitando y volviendo a plantar otras.

Por último, debes saber que hacer una rocalla de cactus no tienen por qué ser solo en el exterior, sino que dentro de casa también podrías ponerla en un terrario o en una jardinera o zona de tu hogar donde puedas decorar con tierra, piedras y plantas. Eso sí, ten en cuenta la iluminación que van a necesitar.

¿Te ha quedado claro cómo hacer una rocalla de cactus?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.