¿Cómo limpiar un cactus sin hacernos daño?

Los cactus han de limpiarse de vez en cuando

Sabemos cuán importante es limpiar el polvo de casa de vez en cuando para nuestra salud, pero cuando se trata de hacer lo propio en las plantas… la cosa cambia, algo que es un error muy serio puesto que puede ocasionarles muchos problemas. Los cactus, como seres vegetales que son, respiran a través de los poros que, en su caso, tienen en todo su cuerpo carnoso.

Carecen de hojas -salvo las Pereskia, que sí tienen-, por lo que la función vital tanto de respirar como de realizar la fotosíntesis recae en ese tallo que, por lo general, está bien protegido con espinas. Lo que ocurre es que cuando les cae suciedad o motas de polvo encima, tendremos que quitárselo, pero ¿cómo limpiar un cactus sin que nos hagamos daño?

¿Cómo se limpian los cactus sanos?

Puede que te preguntes cómo limpiar un cactus con espinas sin hacerte daño, porque claro, no estamos hablando de una planta tipo monstera que solo tiene hojas y estas son inofensivas al tacto. Pero la verdad es que tampoco es algo que sea sumamente complicado; de hecho, solo vamos a necesitar un pincel de brocha pequeña. Esta normalmente se ha de mantener seca, pero hay quienes la humedecen con un poco de agua de lluvia o destilada.

Yo personalmente recomiendo que se utilice seca, al menos para hacerle una primera pasada y quitarle la gran parte de polvo y/o tierra que pueda tener. Pero vaya, que no hace falta humedecerla salvo que le haya caído alguna mancha de pintura por ejemplo y esta esté todavía líquida (es decir, que no se haya secado aún).

Una vez tengas el pincel, simplemente con mucho cuidado y paciencia tienes que ir limpiando el cactus. Por seguridad, no está demás ponerse guantes, puesto que puede ocurrir que en algún momento tengas que sujetar la planta para hacerle una limpieza exhaustiva.

¿Cómo limpiar un cactus con plaga?

A veces hay que limpiar el cactus, no porque esté sucio, sino porque le está afectando alguna plaga como cochinillas. En estos casos, tendremos que darle una limpieza »a consciencia», pasando el pincel bien por todas sus partes con el fin de dejarlo bien limpio. Pero además, será necesario aplicarle un insecticida que elimine definitivamente a la plaga, ya que a menudo solo con la limpieza no se conseguirá hacerla desaparecer ya que siempre pueden quedar huevos y/o larvas en la tierra.

Entonces, para asegurarnos de que nuestra planta va a salir adelante, es muy recomendable tratarla con tierra de diatomeas (puedes conseguirla aquí). Esta es un insecticida ecológico muy eficaz contra diversas plagas, como las cochinillas o los pulgones, entre otras. El modo de aplicación es el siguiente:

  1. Primero, humedeceremos el cactus con agua de lluvia o destilada.
  2. Y después, le echaremos la tierra de diatomeas por encima.

Es importante que extendamos el producto por la planta procurando que sea solo una capa fina, ya que de lo contrario acabaría siendo peor el remedio que la enfermedad. Y es que, cuanto más gruesa sea dicha capa, más dificultades tendrá para respirar, por eso es tan importante extender bien la tierra de diatomeas.

Al terminar, lo que haremos será coger el pincel, pasarlo por el cactus y retirar así el producto que sobre. Si esta cae en la tierra, perfecto, ya que como decía, puede haber huevos o larvas en ella y el insecticida los eliminará; pero si ese no es el caso, la cogeremos y la echaremos sobre la tierra.

¿Cómo quitar las manchas de agua de las suculentas?

Cada cuánto se riega un cactus

¿Las manchas de agua se pueden quitar? Bueno, lo cierto es que depende. Si esas manchas proceden de un agua muy dura (alcalina), será difícil. De hecho, lo único que se podrá hacer es retirar el exceso de cal, que es por lo que han aparecido esas manchas que, seguramente, sean blancas.

Y, ¿cómo se hace eso? La verdad es que he leído que se pueden quitar con leche, pero creo que esto es empeorar más las cosas, ya que si limpias con leche una planta -sea cual sea-, lo que consigues es que con el tiempo se llene de polvo. Y es que la leche cuando se seca es algo pegajosa, y claro, las motas de polvo que caen sobre ella se quedan ahí.

Por este motivo, recomiendo limpiar los cactus (o cualquier otra suculenta) con agua destilada o de lluvia. Y si lo que quieres es quitar esas manchas de la maceta, puedes utilizar un cepillo humedecido también con agua destilada o de lluvia, pero teniendo cuidado de no dañar la planta.

Así, podrás mantener tu cactus u otro tipo de suculentas bien limpios.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.