Cómo plantar alcaparras por esquejes

Las alcaparras se pueden reproducir por esquejes

Cada vez son más las personas que optan por tener su propio huerto y así disfrutar de un poco de naturaleza y preparar riquísimos platos con sus propios vegetales. Esto incluye también las famosas alcaparras, unos deliciosos capullos comestibles muy comunes en las regiones mediterráneas. Si ya tenéis una de estas plantas, podéis reproducirla de una manera muy sencilla. Si queréis saber cómo plantar alcaparras por esquejes, os recomiendo que sigáis leyendo este artículo.

Este tipo de multiplicación de las plantas se utiliza mucho en jardinería. Se trata de un método rápido, sencillo y eficaz que podemos aplicar con diversas especies vegetales. A parte de explicar cómo se hace, también comentaremos cuándo es el mejor momento para plantar esquejes de alcaparras. ¡Espero que esta información os resulte útil!

¿Cuándo plantar esquejes de alcaparras?

Los esquejes de alcaparras se plantan a principios de primavera

El alcaparro, conocido científicamente como Capparis spinosa, es un arbusto originario del sudeste de Asia y muy extendido por toda la región mediterránea. Se cultiva principalmente por sus capullos florales, que reciben el nombre de alcaparras, muy populares en el mundo de la gastronomía.

Los tallos del alcaparro son muy ramosos, poseen muchas espinas y pueden llegar a alcanzar una longitud de hasta 150 centímetros. En cuanto a las hojas, estas se sostienen por unos peciolos cortos y son alternas y arriñonadas. Los pedúnculos también son bastante largos y acaban con una bonita flor, cuya corola está compuesto por un total de cuatro pétalos grandes, blancos y recortados.

Artículo relacionado:
Alcaparras: características y cultivo

Antes de explicar cómo plantar alcaparras por esquejes, primero debemos saber cuándo hacerlo. Podemos reproducir esta planta por semillas, por acodo, por retoños o hijuelos y por estacas o esquejes. Mientras que la siembra de semillas de este vegetal se hace en otoño, el trasplante definitivo o la reproducción por esquejes se lleva a cabo normalmente a principios de primavera.

Esta última es la más habitual para las alcaparras. Simplemente debemos escoger los tallos más fértiles y frondosos y plantarlos en la tierra. Si bien es cierto que no es una tarea complicada, sí que vamos a explicarla más en detalle y paso a paso para que no queden dudas sin resolver.

¿Cómo hacer una planta de alcaparras?

Plantas esquejes de alcaparras es muy sencillo

Ahora que ya sabemos cuándo toca realizar esta tarea, vamos a ver cómo plantar alcaparras por esquejes. Si bien es cierto que también podemos cultivarlas a partir de semillas, reproducirlas por esquejes es una opción rápida y sencilla si ya tenemos uno de estos vegetales. Para llevar a cabo esta labor, nos harán falta los siguientes utensilios:

  • Tijera de jardinería desinfectada
  • Sustrato orgánico
  • Maceta amplia o una zona amplia en el jardín o huerto

Es muy importante que la planta tenga un espacio lo bastante amplio, pues se extiende con mucha facilidad. De hecho, si no la controlamos puede llegar a volverse rastrera. Por eso es imprescindible que la maceta sea bien grande o que dispongamos de suficiente espacio en nuestro huerto o jardín.

Hay que destacar que las alcaparras prefieren los terrenos areniscos, ligeros y pedregosos para su cultivo. Además, la tierra debe ser rica en materia orgánica para que puedan crecer y desarrollarse correctamente. También hay que evitar los suelos arcillosos y húmedos, estos no les gustan nada y pueden llegar a no crecer en ellos.

Otro aspecto a tener en cuenta es que son unos arbustos originarios de zonas cálidas. Por este motivo se pueden cultivar sobre todo en regiones templados, tropicales o subtropicales. La ubicación de estos vegetales debe ser en semisombra o a pleno sol. Las alcaparras no llevan nada bien las temperaturas bajas. Muy difícilmente sobreviven a temperaturas inferiores a los cinco grados bajo cero.

Cómo plantar alcaparras por esquejes: Paso a paso

Una vez tengamos todos los elementos necesarios, toca ponernos manos a la obra. Veamos cómo plantar alcaparras por esquejes paso a paso:

  1. Desinfectar y limpiar la tijera: Sea cual sea la herramienta que vayamos a utilizar para cortar los esquejes, esta debe estar limpia y desinfectada para evitar que se propaguen algunas enfermedades y hongos entre plantas.
  2. Preparar la tierra: Plantemos la alcaparra en una maceta o directamente en el suelo, primero debemos preparar la tierra. Para ello abriremos un orificio por cada uno de los esquejes que queramos plantar. Los orificios deben tener el mismo grosor que los tallos que introduciremos. En cuanto a la profundidad, esta debe ser de al menos diez centímetros.
  3. Cortar tallos: Cada tallo debe tener una longitud de entre 20 y 25 centímetros. Lo más recomendable es cogerlos de una planta fuerte y sana. Podéis conseguir más información sobre cómo cortar esquejes aquí.
  4. Plantar los esquejes: Una vez tengamos los tallos, los introduciremos en los orificios y añadiremos un poco más de tierra para acabar de rellenarlos. Después tenemos que presionar ligeramente la tierra para darles firmeza a los esquejes. Así evitaremos que se caigan con el viento.
  5. Regar: El riego después de la plantación debe ser abundante y suave. Es importante mantener la tierra húmeda, sobre todo al principio, hasta que la planta acabe echando raíces.

Cabe decir que este procedimiento se puede aplicar para cualquier planta que se pueda reproducir mediante esquejes. Eso sí, es recomendables cortar varios tallos, pues existe la posibilidad de que alguno no acabe desarrollándose como esperamos.

Artículo relacionado:
Plantas que se reproducen por esquejes

Después de haber plantado los esquejes de alcaparra, estos tardarán alrededor de tres semanas en echar raíces. Respecto a los brotes, los primeras aparecerán pasados unos dos meses. Los tallos los podremos cosechar en abril, que es cuando adquieren una textura tierna, para las alcaparras, que son los botones florales, tendremos que esperar hasta julio para poder cosecharlas y prepararlas para la cocina.

Ahora que ya sabemos cómo plantar alcaparras por esquejes, podremos cultivar varias de ellas y disfrutar de sus deliciosos capullos. Son muy habituales en ensaladas, platos de pasta, salsas, pizza e incluso como aperitivo. Si nos gustan, desde luego que merece la pena tenerlas en nuestro huerto o jardín. Eso sí, recordad que, por lo general, las alcaparras se consumen encurtidas. Es decir: Primero se deben marinar durante un tiempecito en una mezcla diluida de sal y vinagre.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.