Cómo plantar cipreses

Saber cómo plantar cipreses va bien para crear un cerco

Uno de los problemas que tienen muchas personas cuando adquieren un jardín es la falta de privacidad. Para ello siempre existe la opción de poner muros o vallas, pero no a todo el mundo le complace esta solución. Aquellas personas que prefieren un entorno más verde, pueden optar por rodear su terreno con setos. Uno de los arbustos más populares para ello es el ciprés. Asique si estáis interesados en crear un muro verde para proteger vuestra privacidad, os recomiendo que sigáis leyendo ya que vamos a explicar cómo plantar cipreses.

En este artículo no sólo vamos comentar cómo plantar cipreses en el jardín, si no también en maceta. También hablaremos sobre cuándo se debe realizar esta tarea y la distancia que debemos dejar entre planta y planta. Espero que esta información os sirva de guía y os ayude a crear un cerco bonito para ganar privacidad en vuestro jardín.

¿Cuándo se ponen los cipreses?

Los cipreses también se pueden plantar en macetas

Antes de explicar cómo plantar cipreses, vamos a hablar sobre cuándo realizar esta tarea. Habitualmente podemos comprar estos arbustos en maceta a lo largo de todo el año en tiendas de jardinería. No obstante, no es recomendable hacerlo durante los meses más calurosos del año, pues las condiciones son muy duras y es difícil que consigan crecer y desarrollarse correctamente. Por lo tanto, los mejores meses para plantar cipreses son de septiembre hasta marzo.

¿Cómo plantar ciprés para cerco?

Uno de los usos más habituales de estos arbustos es como cerco. Es una manera bonita y eficaz de rodear nuestro jardín y adquirir así un poco de privacidad. También existe la posibilidad de plantar cipreses sueltos o en fila, como arbustos decorativos para embellecer nuestro jardín. El método de plantación es el mismo, lo único que cambia es la distancia que debemos dejar entre planta y planta.

Primero debemos escoger un lugar adecuado para plantar el ciprés. En el caso que queramos hacer un cerco, obviamente irán varios en el borde de nuestro terreno. Es importante que la ubicación sea soleada y que el suelo esté bien drenado y fértil. Otro aspecto a tener en cuenta es que debe encontrarse al menos a siete metros de distancia respecto a muros, tuberías, etc.

En segundo lugar toca cavar un agujero con unas dimensiones de un metro por un metro. Una vez lo tengamos hecho, hay que rellenarlo con una capa de arcilla expandida hasta alcanzar los veinte centímetros. Seguidamente colocamos un poco de sustrato universal encima.

Después ya podemos meter el ciprés. Para ello lo sacamos cuidadosamente de la maceta y lo colocamos en el agujero. En el caso de que quedara demasiado alto o demasiado bajo, le quitamos o le ponemos tierra y acabamos de rellenar el agujero. Finalmente sólo queda regarlo y cuidarlo para que crezca. Puedes descubrir más acerca de los cuidados del ciprés aquí.

¿Cuántos cipreses por metro?

Como ya hemos mencionado anteriormente, la distancia entre los cipreses depende de su finalidad. Normalmente se recomienda dejar cincuenta centímetros entre planta y planta. De esta manera, el seto que crean los cipreses tupa y cierra antes. Sin embargo, cuando alcanzan la edad adulta tendrán considerablemente menos vigor, ya que compiten entre ellos por falta de luz y de nutrientes.

Para evitar que esto pase, tenemos la opción de dejar una distancia de un metro entre cada ciprés. Si escogemos esta opción debemos tener en cuenta que el seto de ciprés tardará más tiempo en cerrarse. Además, los arbustos podrán crecer más, lo que conlleva un mayor trabajo de poda. Este método es el más recomendable para aquellas personas que aspiren a conseguir un seto de cipreses bien alto, pues pueden llegar a medir hasta diez metros o incluso más. Por lo tanto, es ideal para ocultar algo o para obtener un cortavientos.

Artículo relacionado:
Cómo hacer un seto cortaviento

No obstante, debemos andarnos con ojo con las alturas de los setos. Normalmente, los setos perimetrales de jardines particulares rondan los dos metros de altura, nada más. De hecho, existen muchas comunidades en España con leyes que establecen la altura máxima permitida para los setos perimetrales. Por lo tanto, si a nuestro vecino le molesta la altura de los arbustos, ya sea porque le da mucha sombra o le tapa las vistas, puede avisar a las autoridades que acabarán obligándonos a recortar nuestros setos. Asique lo mejor es informarse con antelación y vigilar que nuestros cipreses no sobrepasen la altura máxima permitida legalmente.

Por el contrario, si queremos que nuestro cerco de cipreses sea más bajito y más tupido, lo ideal es plantar tres de estos arbustos por cada metro, es decir, uno a cada 33 centímetros de distancia. Así conseguiremos una siembra tupida de la manera más rápida.

¿Cómo plantar cipreses en maceta?

Los cipreses son los arbustos más populares para crear cercos

Ahora que ya sabemos cómo plantar cipreses en el jardín, vamos a comentar cómo hacerlo si queremos tener estos bonitos arbustos en macetas. En primer lugar debemos escoger una maceta. El material del cual esté hecha da completamente lo mismo, pero sí que es fundamental que tenga agujeros en su base. En cuanto a las dimensiones, el diámetro debe rondar los cinco a seis centímetros y de altura más que la maceta en la que ya venía el ciprés.

Una vez que ya tengamos el recipiente, toca echar una capa de bolas de arcilla. Esta debe tener un espesor de unos tres centímetros. Encima de esta capa hay que poner un poco de sustrato universal que debe estar mezclado con un 30% de perlita.

Después ya podemos extraer el arbusto de su maceta inicial e introducirlo en la nueva, pero con cuidado. Si no queda del todo bien en cuanto a la altura, siempre podemos poner o quitar sustrato. Por último sólo queda regar el ciprés.

Con toda esta información ya lo tenemos todo para ponernos manos a la obra y plantar nuestros propios cipreses. Con un poco de paciencia, nuestro jardín lucirá un cerco verde y precioso que nos protegerá de las miradas curiosas de la calle. Eso sí, debemos cuidar los arbustos bien para que sigan siendo tupidos y no transparentes.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.