Cómo plantar claveles

Los claveles se plantan en primavera

Los claveles alegran los patios y los balcones, pero también se ven bonitos en los jardines cuando se plantan en grupo. Los cuidados que hay que darles son sencillos: mientras no les falte luz ni agua, quizás tengamos que quitarles algún pulgón en verano, pero nada más. De hecho, estas son herbáceas que lo resisten (casi) todo.

Ahora bien, hay quien se pregunta cómo plantar claveles. Una duda muy habitual que surge cuando se toma la decisión de comprar algunos ejemplares, y no se sabe bien si plantarlos en macetas más grandes o en el suelo, ni cómo.

Un pequeño inciso: plantar no es lo mismo que sembrar

Los claveles se plantan fácilmente en macetas

Hago este pequeño inciso porque es importante: hablamos de plantar cuando decimos que vamos a coger una planta ya germinada, y la vamos a pasar a otro sitio, como puede ser una maceta más grande o en el jardín. También podemos decir »voy a plantar esquejes», cuando nuestra intención es cortar un trozo de rama y ponerlo en un recipiente para que eche raíces.

Por el contrario, sembrar es coger semillas y colocarlas en una maceta por ejemplo, cuidarlas y lograr que broten. En resumen: plantaremos plantas crecidas o esquejes; pero sembraremos semillas. En este artículo, hablaremos de cómo se plantan los claveles, es decir, de cuáles son los pasos que tenemos que seguir para que una planta que está en una maceta, esté en otra o en el jardín.

Artículo relacionado:
Sembrar o plantar: ¿son lo mismo?

¿Cuándo plantar claveles?

Normalmente, las plantas que compramos en los viveros y mercados tienen raíces que sobresalen por los agujeros de las macetas, y/o ya apenas tienen tierra para poder seguir creciendo. Esto significa que necesitan más espacio, de modo que si acabamos de adquirir un clavel, aconsejamos trasplantarlo cuanto antes. Pero hay casos en los que habrá que esperar un poco, como por ejemplo en estas circunstancias:

  • si los termómetros se suelen desplomar en primavera,
  • si tiene muchas flores abiertas,
  • o si es una planta que tiene mal aspecto, con hojas amarillas o marrones, o con plagas.

Por supuesto, tampoco se debe de manipular una planta de semillero que es aún muy pequeña (en otras palabras, que mide menos de diez centímetros), y cuyas raíces no asoman aún por los agujeros de dicho semillero.

¿Cuáles son los pasos a seguir para plantar los claveles?

Artículo relacionado:
Clavel (Dianthus)

Son plantas pequeñas que, aunque no son muy delicadas, sí es importante que se manipulen con cuidado. Por eso, te recomendamos que sigas los pasos que te diremos a continuación:

Pasos para cambiar de maceta a los claveles

  1. Coge una maceta cuyo diámetro y alto mida unos 5 centímetros más de lo que mide la que tiene en estos momentos.
  2. Échale tierra universal para flores, como esta, llenándola unos centímetros teniendo presente la altura de la vieja maceta para que la planta no te quede ni muy alta ni muy baja.
  3. Saca la planta del recipiente, cogiéndola con una mano por la base del tallo, y con la otra sujetando la maceta y tirando hacia un lado.
  4. Introdúcela en la maceta nueva y échale tierra. Es importante no enterrar ninguna hoja, ya que todas -si están sanas- les son útiles para hacer la fotosíntesis y crecer.
  5. Riega, y ponlos al sol.

Y luego solo tienes que ponerlos donde desees: en el balcón, en la terraza, en la azotea… ¡donde prefieras! Pero, recuerda: no puedes ponerlos en sombra, pues en esas condiciones no florecerán.

Pasos para plantar los claveles en el jardín

Los claveles se plantan en primavera

  1. Como necesitan que les dé el sol directo, lo primero es elegir una zona soleada donde plantar los claveles.
  2. Luego, prepararemos el terreno: eliminando las hierbas, quitando las rocas, y allanando la tierra si es necesario.
  3. Después, haremos un hoyo de plantación que mida unos 20 x 20 centímetros.
  4. Ahora, cogemos el clavel y, sin sacarlo de la maceta, lo introducimos en el agujero. Así podremos calcular más o menos cuánta tierra tenemos que echar para que la planta se nos quede bien.
  5. El siguiente paso es sacar el clavel del hoyo, echar un poco de tierra y, ahora sí, extraer la planta de la maceta para plantarla en el jardín.

Para terminar, regaremos. Si la planta tiene algún tallo que parece que cuelga, le podremos poner un tutor y atarlo a este. De este modo, crecerá bien y, más pronto de lo que imaginamos, se fortalecerá.

Cuidados posteriores al trasplante

Todas las plantas necesitan un tiempo para recuperarse del trasplante: algunas pueden tardar varias semanas, como las palmeras por ejemplo, pero hay otras como los claveles que en cuestión de pocos días ya empiezan a crecer en su nueva ubicación. Sin embargo, tenemos que estar un poco pendientes de ellos, por si acaso.

Es importante que los reguemos cada dos-tres días en verano, pues es cuando hace mucho calor y, por consiguiente, cuando la tierra no tarda casi nada en secarse. El resto del tiempo, tenemos que ir viendo: si hay previsión de lluvias, no regaremos; si la tierra está muy seca y/o incluso agrietada, echaremos abundante agua.

Pero, no aconsejamos abonarlos hasta que no pase un mes. Llegado el momento, usaremos un abono que esté indicado para las plantas con flor, a ser posible líquido, como este.

Los claveles son hierbas que producen flores

Plantar los claveles es bastante sencillo. Solo has de ponerte unos guantes, decidir dónde vas a tenerlos, y proceder a ponerlos en su nuevo ubicación.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.