¿Cuándo y cómo plantar hiedra en el jardín?

La hiedra es una trepadora perenne

La hiedra es una planta trepadora tan fácil de cuidar, que a menudo basta con plantarla en el jardín y darle algunos riegos para que se mantenga preciosa por sí sola. Además, como tiene un ritmo de crecimiento bastante rápido, en menos tiempo del que creemos podemos llegar a tener una celosía, un muro o el suelo cubierto de preciosas hojas.

Claro que para eso es muy necesario saber cuándo y cómo plantar hiedra, ya que si lo hacemos en una época que no es la adecuada se podría estropear. Antes de comenzar de lleno con la explicación del artículo, queremos que sepas unos cuantos datos de utilidad para ti. 

Datos curiosos de esta especie

La hiedra es una bonita planta de jardín

El primero de ellos es que estas son plantas que no requieren obligatoriamente de luz natural para sobrevivir. Esto quiere decir que fácilmente puedes coger una maceta, plantar tu hiedra y tenerla en el interior de tu casa sin la preocupación de que esta muera. La verdad es que este es un aspecto de la planta que llama mucho la atención por su versatilidad a la hora de cumplir funciones de planta ornamental.

Lo siguiente que queremos que sepas es que tienes la oportunidad de tener no solo un tipo de hiedra, sino varias de ellas con distintas formas en sus hojas y flores. Claro está que si quieres una hiedra sin flores también las hay.

Sin embargo, ¿qué sentido tiene crear una pared vegetal de solo hojas cuando tienes la posibilidad de agregarle flores?

Características de las hiedras

Ten en cuenta que la mayoría de las hiedras comparten características similares, por lo que la siguiente información, se podrá aplicar a las diferentes variaciones de hiedra que existen.

Raíces

Pese a desarrollarse en gran cantidad a una velocidad increíble, las raíces de las hiedras no son invasivas. Lo bueno es que si las tienes en tu jardín no deberás preocuparte por las tuberías, ya que por lo general, sus raíces se encuentran superficialmente y no alcanzan grandes profundidades.

Tallos

Tanto los tallos como las raíces se pueden ver a simple vista. Así que si en algún momento decides eliminar esta planta de tu huerto o jardín, podrás hacerlo con muchísima facilidad. Ahora bien, en las hiedras jóvenes, es común ver que los tallos tengan nudos.

La planta en sí tiene características trepadoras y rastreras, es por esta razón que se suele utilizar para cubrir suelos o paredes. Lo curioso es que el género de las hiedras posee dos tipos de ramas diferentes:

  • Ramas y tallos jóvenes pero flexibles que tienen la capacidad de sujetarse a superficies aéreas.
  • Ramas adultas y fértiles que carecen de raíces aéreas.

Hojas

Aquellas hojas que pertenecen a las hiedras con ramas estériles, por lo general son de forma lobulada o palmeada en donde los nervios se encuentra ramificada en gran número. Estas suelen estar separadas por una especie de entrenudo largo.

Por otro lado, las hojas que pertenecen a las ramas fértiles, estas tienen una forma diferente y suelen ser enteras, aunque también pueden adoptar una forma lanceolada u ovalada.

Un dato curioso es que las hojas tienden a poseer un color distinto y mientras que algunas especies tienen un color verde, otras pueden tener un rojo intenso.

Flores

La verdad es que no hay mucho de qué hablar sobre estas características de la planta. Simplemente poseen flores hermafroditas de color amarillo verdoso o purpura (varía según la especie) y tienden a agruparse en inflorescencias de umbela.

Por otro lado, tienes que saber que la inflorescencia ocurre durante el fin del verano. Lo curioso es que si se tiene la planta en interiores, es muy difícil que esta llegue a florecer.

Frutos

Por si no lo sabías, esta especie de planta tiene la capacidad de generar tanto flores como frutos en forma de bayas y lo normal es que sean de color negro. Pero de acuerdo a la variación de hiedra, estas tienden a adquirir un color amarillo o rojo.

¿Cuándo se planta?

La hiedra se puede tener en maceta

La hiedra es una trepadora de hoja perenne que crece durante prácticamente todo el año, pero durante el invierno ese ritmo baja un poco para que pueda aprovechar la energía en superar el invierno y no en crecer.

Si tenemos esto en cuenta, el momento ideal para plantarla en el jardín será a comienzos de la primavera, que será cuando poco a poco el calor de dicha estación vaya sacándola del reposo invernal.

También podremos hacerlo en otoño, siempre y cuando vivamos en una zona donde el clima es suave y donde no se producen heladas (o estas son muy suaves).

¿Cómo se planta?

Una vez que hayamos decidido el día en el que vamos a plantarla, tenemos que seguir este paso a paso:

  1. Primero, tenemos que elegir su ubicación, que debe ser un lugar donde quede en semisombra.
  2. Después, haremos el agujero de plantación, el cual tiene que tener una profundidad mayor que la que tiene la maceta. Por ejemplo, si dicho recipiente tiene una altura de unos 20cm, el agujero tiene que tener una profundidad de como mínimo, 30cm.
  3. Luego, extraemos la planta con cuidado de la maceta, dándole si es necesario algunos golpecitos para que pueda salir mejor.
  4. A continuación, la colocamos en el centro del agujero, y rellenamos con tierra.
  5. Por último, hacemos un alcorque (barrera de tierra con una altura de unos 3cm que rodea todo el agujero para que el agua no se pierda) y regaremos a consciencia.

Cuidados

En este punto ya sabes cómo y cuándo plantar tus hiedras, pero aún no sabes los cuidados o los requerimientos que necesita la planta para poder prosperar, bien sea que la tengas en una maceta en el interior de tu casa o en el exterior. Los requerimientos son:

Temperatura

Existe un rango promedio el cual la planta necesita para poder vivir. Esta tiene que ubicarse en un sitio cuya temperatura ambiental esté dentro de los 12 a 30°C., aunque por lo general, son especies que pueden hacerle frente al frío.

Pero claro, no cualquier temperatura es buena, ya que tiene un nivel que puede soportar y este es de solo 7°C. Mientras más baja sea la temperatura, esta comenzará a sufrir. Es por eso que se les recomienda a las personas tener cuidado con la planta en épocas de heladas.

Nivel de humedad

Lo único que tienes que saber en este punto es que las hiedras necesitan un suelo y ambiente cuya humedad sea elevada.

Nivel de luz

En este punto dependerá mucho del tipo de variante de la hiedra. Aunque lo normal es que la gran mayoría necesiten estar en una zona luminosa. Aquellas especies que son de tipo variegadas, van a requerir mayor cantidad de luz (pero no directa).

Por otro lado, tenerla bajo la exposición directa del sol las puede dañar gravemente. Lo normal es que veas los daños en sus hojas, ya que estas tienden a ponerse de una tonalidad blanquecina.

Sustrato y riego

La hiedra crece rápido

Toda hiedra que quieras plantar en tu casa tiene que estar en un suelo o sustrato que sea fértil y cuyo nivel de pH sea próximo a los 6. Por otro lado, el riego tiene que ser de manera moderada, siendo algo que tiene que hacerse justo cuando el sustrato esté completamente seco.

Reproducción

Hasta el momento te hemos explicado lo más indispensable y más destacable de estas plantas, pero todavía no te hemos mencionado cómo se reproducen las hiedras. De momento, debes saber que tienes tres opciones diferentes para hacer que se reproduzcan, las cuales son:

Reproducción por semillas

Para proceder a la reproducción de hiedras por semillas, deberás hacer la recolección durante el invierno, ya que este es el periodo donde las semillas tienden a estar más maduras.

Una vez las tengas, deberás proceder a hacerle una limpieza, de tal manera que elimines toda la parte carnosa de la baya. Luego la colocarás en un lugar en donde no haya luz ni humedad.

Cabe mencionar que la siembra de la semilla se deberá hace durante la primavera y con un sustrato especial para plantas de interiores.

Reproducción por acodo

Este es un método el cual consiste en tomar parte de una rama y colocarla bajo suelo. Deberás coger algunas ramas y sembrarlas como si se tratasen de raíces, después y pasadas las semanas, comenzarán a emerger nuevos tallos y nuevas raíces.

Reproducción por esquejes

Este procedimiento a diferencia del primero, deberás hacerlo en la época del año donde haga más calor y lo que deberás hacer es realizar una serie de cortes en ramas de unos 10 cm de largo. Tienes que asegurarte de conseguir varias unidades de tallos que posean como máximo tres hojas.

Luego lo plantarás y te asegurarás de proteger la hiedra ante las corrientes de aire y mantenerla alejada del sol directo. Con un atomizador o rociador, ve agregándole agua a los esquejes justo a la hora donde hace más calor en el día.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Dolores Meyer Arana dijo

    Si planto la hiedra en invierno, agosto en la Argentina, podrá crecer?
    porque saqué todo el cerco y me veo con los vecinos.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Dolores.
      Si se producen heladas, te recomendaría esperar a que pasasen.
      Ahora bien, si no se producen, sí que puedes plantarla.
      Un saludo.