Cómo plantar tomates

Huerto de tomates

Los tomates son unas plantas hortícolas que, debido a su rápido crecimiento y a su alta producción, son unas de las más cultivadas tanto en el huerto como en el macetohuerto. Apenas requieren espacio para crecer y desarrollarse, lo cual es muy interesante tanto si disponemos de un terreno pequeño como si tenemos un patio o un balcón.

Son además, unos de los vegetales más sencillos de cultivar. Por lo que si te gustaría empezar a cuidar del verde y conseguir que te dé de frutos en primavera, te vamos a explicar cómo plantar tomates.

¿Cómo plantar tomates en maceta?

Tomatera

Los tomates para poder crecer bien y dar una interesante cantidad de frutos han de estar en macetas de unos 40cm de diámetro. Pero claro, no podemos pasar las plántulas recién germinadas o compradas a tiestos tan grandes, ya que de lo contrario las delicadas raicillas se pudrirían en menos de lo que nos imaginamos. Entonces, ¿qué hacer?

Para evitar problemas, tenemos que hacer lo siguiente:

  1. Cuando las vayamos a sacar del semillero lo que haremos será preparar una maceta para cada una que mida 20cm de diámetro, rellenándola prácticamente del todo.
  2. Después, haremos un pequeño agujero en el centro con las dos dedos o bien con un palo.
  3. A continuación, cogeremos las plántulas y las plantaremos en el recipiente, asegurándonos de que no queden demasiado por debajo del borde.
  4. Finalmente, regaremos.

Al cabo de dos meses, repetiremos estos pasos, pero esta vez las pasaremos a una maceta de 35-40cm y les colocaremos un tutor para que puedan desarrollarse correctamente.

¿Y en el huerto?

Tutores para tomateras

Necesitaremos unos tutores como estos para que las tomateras puedan crecer bien.

Si tenemos intención de plantar una serie de tomateras en el huerto, lo que debemos hacer es lo siguiente:

  1. Lo primero es preparar el terreno, quitando las piedras así como las hierbas silvestres. Además, también será necesario abonarlo con abonos orgánicos, como estiércol o humus de lombriz.
  2. Luego, procederemos a colocar los tutores, tal y como se ven en la imagen superior, dejando una distancia de unos 40cm entre ellos. De esta manera, a medida que vayan creciendo las plántulas las podremos sujetar a éstos, evitando que los tallos se partan.
  3. A continuación, instalaremos el sistema de riego por goteo si no lo tenemos instalado.
  4. Ahora, plantaremos las plántulas de manera que queden separadas entre sí por unos 35-40cm.
  5. Finalmente, regaremos.

Tomates

Así, podremos obtener una buena cosecha 😉 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Huerto

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

4 comentarios

  1.   Carlos Torres dijo

    Gracias Monica voy a intentarlo con maceta ya te comentare que pasa. empezare de cero con semilla secada aqui en casa.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Gracias a ti. Seguro que irá bien 🙂 . ¡Buena siembra!

  2.   santiago navarro-olivares gomis dijo

    EL AÑO PASADO PLANTÉ EN MACETAS DE 100L DE CAPACIDAD. LOS TOMATES SALIERON BIEN DE TAMAÑO Y CANTIDAD. EL PROBLEMA LO TUVE CON LA PODREDUMBRE APICAL (MAL DE LA PESETA).
    PARECE QUE SE DEBE A FALTA DE CALCIO QUE HACE QUE LA PIEL SE DEBILITE Y SE PUDRA EN LA PARTE INFERIOR DEL TOMATE.
    ¿COMO DEBO PREVENIR EL PROBLEMA? AÑADIENDO CALCIO AL SUSTRATO O CUANDO RIEGO AGREGO LIQUIDO DE CALCIO.?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Santiago.
      Para prevenir la podredumbre debes hacer varias cosas:
      -Evitar mojar las hojas y los frutos.
      -Mejorar el drenaje del sustrato en el caso de que no drene bien el agua. Para ello, puedes mezclar la tierra con un 30% perlita, bolas de arcilla o arena de río.
      -Espolvorear con azufre o con cobre la tierra durante la primavera. Esto evitará la proliferación de hongos.
      -Y por último y no menos importante, abonando la planta durante toda la temporada, usando abonos orgánicos líquidos (los que vienen en polvo no permitirían que el agua se drenase bien). Son muy recomendables el guano y el extracto de algas, pero de este último no hay que abusar, ya que es muy alcalino.
      Con todo, no deberías de tener más problemas. Pero si aún así te preocupa, puedes echar cáscaras de huevo troceadas en el sustrato. A medida que se vayan descomponiendo, aportarán calcio a la planta.
      Si tienes dudas, no dudes en preguntar.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *