Cómo podar un naranjo

Cómo podar un naranjo

Uno de los cuidados imprescindibles de un naranjo es la poda. No solo ayuda a controlar su crecimiento, sino que también fomenta su salud y se beneficia en un aumento de la producción, es decir, que tendrá más naranjas y de mejor calidad. Pero, ¿cómo podar un naranjo?

Si tienes un naranjo y no sabes cómo podarlo, ni cuándo, a continuación queremos comentarte todo lo que debes saber sobre este cuidado para que se lo proporciones lo mejor posible.

Cuándo se poda el naranjo

Cuándo se poda el naranjo

Normalmente, cuando pensamos en podar un naranjo, o un cítrico en general, siempre pensamos que eso hay que hacerlo a final del invierno o primeros de la primavera. Pero lo cierto es que en el caso del naranjo esto va a depender de la edad del árbol ya que no es lo mismo la poda de un árbol joven que el de uno viejo.

Para que te hagas una idea, un naranjo joven se puede podar en cualquier momento del año. No se recomienda en invierno, porque los fríos pueden hacer mella en la salud del árbol, pero si se mantiene un buen cuidado no habría problema (sellar los cortes, cubrir frente a heladas, etc.).

En el caso de naranjos ya adultos, lo mejor es que se poden siempre cuando acabe el invierno y empiece la primavera porque, por si no lo sabes, estos son más delicados y las bajas temperaturas les pueden afectar.

Cada cuánto se poda

Otra de las dudas que se te plantearían con respecto a la poda del naranjo es la frecuencia de la poda. ¿Se poda varias veces al año? ¿Cada x años?

Lo normal es que se corten las ramas una vez al año. De esta forma, no solo saneas al árbol eliminando las ramas que se cruzan, que están secas, dañadas o enfermas, sino que también lo oxigenas. Sin embargo, se dice que al podar todos los años las ramas se quedan finas y no gruesas. Para conseguir que «engorde» habría que dejarlo algunos años sin cortarle nada.

Tipos de podas

Tipos de podas

Has de saber que las podas no son únicas, existen varios tipos de ellas que debes conocer para poder aplicar según lo que quieras. Y es que, a veces, puedes podar en pleno verano, o en momentos en los que no es habitual, pero se permite siempre que esta sea mínima.

Así, te encuentras con:

  • Poda de mantenimiento o de formación. Es la más básica y en la que menos se afecta al árbol ya que se le cortan solo unas cuantas ramas. Se utiliza para impedir que el árbol pierda la forma o para cortar alguna rama que ha quedado dañada o que está perjudicando la salud de este.
  • Poda de fructificación. Se eligen ramas principales, normalmente 3-4 para conseguir una mayor producción de frutos. Y es que se le cortan los chupones y se recortan un poquito para ayudar a que el árbol se centre en esa parte.
  • Poda de producción. Esta también sirve para mejor la calidad y la cantidad de frutos, así como para ayudar a que reciba más luz y una mayor oxigenación entre las ramas.
  • Poda de rejuvenecimiento. Esta solo se da en árboles que ya tienen muchos años, de entre 20 y 40 años, y se pueden dar dos casos: que sea una poda drástica, es decir, eliminando todo el follaje y dejando solo la base y ramas principales; y poda progresiva, que quiere decir ir podando desde la copa hasta la base por fases de 3 años.

En general, cada tipo de naranjos tiene una poda concreta:

  • Hasta los tres años: se le llama poda de formación.
  • El tercer y cuarto año: poda de fructificación.
  • A partir del quinto año: poda de producción.
  • A partir de los 20-40 años: poda de rejuvenecimiento.

Cómo podar un naranjo paso a paso

Cómo podar un naranjo paso a paso

A continuación vamos a presentarte una guía para que sepas cómo podar un naranjo paso a paso. Como has visto en todo lo anterior, dependiendo de la edad que tenga ese árbol tendrás que podarlo de una manera o de otra. Por eso, te hablamos de todas ellas.

Poda de formación en naranjos jóvenes

Esta poda no solo la puedes realizar para árboles jóvenes, sino que también puedes utilizarla para los naranjos enanos.

Para ello, lo que debes hacer es elegir 3 ramas, siempre que estén separadas en un ángulo de 120 grados, y que serán las que conformen el árbol en sí, como si fuera su esqueleto. A través de esas tres se irá ramificando, pero no es aconsejable que haya más ramas.

Normalmente se dice que debes colocar una guía a un metro del suelo y, todas las ramas que queden por abajo, cortarlas. De esta forma te aseguras de una base de tronco.

Poda de fructificación

Cuando el árbol tenga 3 años, y ya tiene el esqueleto hecho, es necesario establecer cuáles van a ser las ramas secundarias productivas. Y es que, como antes te hemos dicho, se dejaría que ramificara de esas tres ramas principales, pero ahora hay que elegir las ramas secundarias, quitando chupones y recortando las que crecen demasiado, están enfermas, se entrecruzan, etc.

Poda de producción

Esta se da a partir del quinto año, cuando el árbol ya está bien asentado y tiene las ramas definidas, tanto las principales como las secundarias.

En este caso, el objetivo no es tanto el encontrar ramas «productivas» sino en sanear el interior del árbol para que pueda oxigenarse, para que no haya ramas que se entorpezcan y para que la luz del sol entre en todo el árbol. Por eso, el objetivo es abrirlo un poco.

Poda de rejuvenecimiento

Se hace en los naranjos más viejos, de entre 20 y 40 años, que han bajado su producción. Para ello, hay que cortar las ramas que ya no producen frutos, las que se vean débiles, que se crucen entre sí y que no se vean necesarias.

El objetivo es dejar la copa limpia lo más posible, casi al punto de dejarle solo con el esqueleto en sí. Para evitar una poda drástica, se puede hacer en varios años, a fin de ir saneando poco a poco y que el árbol se adapte a estos cambios.

¿Te quedan más dudas sobre cómo podar un naranjo? Entonces consúltanos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.