Cómo podar una adelfa

como podar una adelfa

Si tienes una adelfa sabrás que este arbusto es uno de los más bonitos, sobre todo por las florecitas de colores que te ofrece. Pero, si no lo cortas de vez en cuando, ese pequeño arbusto puede alcanzar fácilmente los 3 o 6 metros de alto. Por eso, para controlarlo, muchos saben que uno de los cuidados que deben hacer es podarla. Pero, ¿cómo podar una adelfa?

Ya sea porque tienes en casa una y quieres saber cómo conseguir cortar las ramas para que esté fuerte y sana (y con ello florezca más); o porque quieres ponerla en casa y estás viendo cuáles son sus cuidados, aquí podrás saber cuáles son los pasos para podarla.

Cuándo podar una adelfa

Cuándo podar una adelfa

Lo primero que debes saber sobre la poda de la adelfa es cuándo hay que hacerlo. Por norma general, la poda propiamente dicha se realiza una vez al año. Pero esto no quita que, durante el año, no puedas recortar algunas ramas, por ejemplo porque se salen de la formación que has creado para este arbusto.

La época perfecta para podar una adelfa difiere mucho de donde busques. Unos te dicen que a finales de verano, otros a principios del otoño y otros te recomiendan esperar a primeros de primavera, antes de que la planta empiece a activarse. ¿Cuál tendría razón? Todos.

Y es que, dependiendo del clima y temperatura donde lo tengas, es preferible esperar o no al comienzo de una nueva floración.

Lo que sí está claro es que, a la hora de podar de manera drástica, es importante que no esté en floración (algo que ocurre de junio a septiembre u octubre). Otra cosa es cortarle alguna rama, eso sí puedes hacerlo en esos meses.

Los pasos para podar una adelfa

Los pasos para podar una adelfa

A continuación vamos a darte las claves y pasos para podar una adelfa con garantías de que brote de nuevo y tengas flores. Eso sí, debes tener cuidado porque, si bien es una de las plantas más bonitas, también es muy tóxica y hay que tomar precauciones a la hora de podarla.

Ten a mano las herramientas necesarias

Una de esas herramientas son unos guantes. Es importante que, a la hora de manipular la planta, tengas guantes puestos para evitar que pueda irritarse tu piel por contacto con el arbusto.

Además, deberás contar con unas tijeras de podar y unas gafas protectoras. Y te recomendamos que también uses una camisa de manga larga para que no haya ninguna parte de tu piel que pueda tocar la planta.

Si tu arbusto es grande, quizá precises de una escalera para llegar a los puntos más altos.

Elige el tipo de poda que vas a hacer

Como te hemos dicho antes, podríamos decir que hay dos tipos de poda: la drástica que se lleva a cabo una vez al año; y la de mantenimiento, que puede hacerse en cualquier momento.

Ahora bien, en realidad puedes hacer tres tipos:

  • Poda de mantenimiento. Es la que se hace en cualquier momento y su objetivo es mantener sana la adelfa y eliminar aquellas ramas, brotes y elementos que hacen mal a la planta (por ejemplo, los chupones). Lo que se hace es cortar lo más cerca posible del tallo o del suelo evitando dañarlo y siempre en diagonal para que el agua no se estanque en esa zona y pueda pudrir la planta por esa herida.
  • Poda drástica. Es la que se realiza anualmente con el objetivo de sanear la planta y eliminar aquellas ramas muertas o débiles que le roban energía.
  • Poda de floración. También se realiza anualmente y busca aumentar la floración. Para ello solo se cortan las ramas que han dado flor ese año, dos nudos por encima del suelo, así como las que se entrecruzan o se ven demasiado finas. Los tallos que no han florecido se dejan tal cual salvo que alguno esté muy largo y quiera dársele una forma equilibrada al arbusto.

Qué cortar a la hora de podar una adelfa

En el caso de las podas de mantenimiento y en las drásticas (las anuales), esto es donde debes hacer hincapié).

  • Cortar los brotes de la base de la planta. La adelfa es un arbusto que saca brotes nuevos de las raíces. El problema es que estos se llevan mucha de la energía de las plantas y hará que no florezca. Así que, si los quitas, estarás ayudando a que crezca fuerte. Además se recomienda que no tenga demasiados tallos para dirigir el crecimiento de manera adecuada y también para distribuir mejor la energía.
  • Cortar los tallos. Debes asegurarte que siempre esté a la altura que tú quieras. Las adelfas crecen muy rápido y eso permite que puedas cortar casi sin miedo. Además, este tipo de corte lo que hace es fomentar la ramificación y el crecimiento, lo que implica que, aunque pierdas planta, en poco tiempo la tendrás más frondosa.
  • Adiós brotes y ramas muertas. No solo esas, sino también aquellas que no tengan buen aspecto, que estén enfermas o tengan plagas, etc.
  • Revisar la formación que tiene la planta. Porque puedes querer una determinada forma para ella, y es el momento para conseguir dársela. A lo largo del año tendrás que ir retocando, pero en general es anualmente cuando puedes cortar más.

Qué hacer después de podar una adelfa

cuidados de la adelfa

Una vez hayas terminado de podar una adelfa, sobre todo si esta ha sido la poda drástica, es importante que realices una serie de pasos que ayuden a la planta a mantener su salud y a desestresarse. Para ello,

  • Asegúrate de fertilizar un poco. Es aportarle algo de nutrientes. Te recomendamos que sea un fertilizante rico en nitrógeno.
  • Riega la adelfa. Eso sí, no la empapes demasiado porque, aunque suele ser resistente, no tolera el exceso de agua.

Por último, tienes que asegurarte de limpiar bien todas las herramientas, sobre todo si las utilizas para otras plantas, a fin de que la toxicidad de la adelfa no afecte a otras. Y de lavar tus manos, porque aunque lleves guantes, no está de más lavarlas (de hecho, hasta es preferible una ducha).

¿Te quedan dudas sobre cómo podar una adelfa? Consúltanos si es así.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.