Cómo podar una yuca: cuándo, tipos y pasos para hacerlo

Cómo podar una yuca

¿Tienes una yuca en casa? Conocida también como mandioca o cassava, es una planta que puede crecer hasta varios metros de altura. Por eso, es importante saber cómo podar una yuca ya que este cuidado puede ayudarte a controlar tanto la forma como el tamaño, pero también la ayudarás a crecer y a desarrollar nuevas ramas y hojas.

Ahora bien, ¿cuándo se hace? ¿Y cómo? Si tú también te lo estás preguntando, a continuación te damos todas las claves para que lo tengas en cuenta. Sigue leyendo y lo verás.

Cuándo se debe podar la yuca

planta yuca en arbusto

La mejor época para podar la yuca es a finales del invierno o a principios de la primavera. El motivo es sencillo y es que, durante esos meses, tiene una fase de crecimiento lento o incluso parado hasta que las temperaturas empiezan a subir.

Si tenemos en cuenta además que hablamos de una planta tropical a la que no le gustan nada las bajas temperaturas, es normal entonces pensar que has de tener cuidado con estas. Pero también con podar y que haya heladas o regrese el frío porque, al estar más débil, puede enfermarse fácilmente.

Pasos para podar una yuca

Si tienes una yuca en casa y te has dado cuenta que necesitas podarla, a continuación te vamos a dar todas las claves para que puedas hacerlo de la mejor forma posible.

Pasos previos: prepararlo todo

Podar no es algo que debas hacer sin antes planificar. Por un lado, tienes que asegurarte de que la planta que vas a podar tiene un periodo de poda adecuado (y coincide con cuándo quieres podarla. Por otro lado, has de tener las herramientas a mano para así hacer el trabajo lo más rápido posible sin que la planta se estrese.

Dependiendo de cómo sea la yuca, tendrás que utilizar unas herramientas u otras. Eso sí, deben estar limpias y afiladas para evitar dañar la planta. Se recomienda cortar las ramas y hojas que estén secas, dañadas o enfermas, así como las que estén creciendo en dirección incorrecta o que estén obstruyendo el paso de la luz y el aire al centro de la planta.

Además, debes tener en cuenta que la yuca contiene un látex tóxico que puede irritar la piel y los ojos, por lo que se recomienda usar guantes y protección ocular al manipular la planta.

Una vez lo tengas todo, podrás seguir con el siguiente paso.

Tipos de poda

hojas de yuca

A la hora de podar una yuca debes saber que hay diferentes tipos de poda, más adecuadas según el objetivo que quieras cumplir con ella.

A modo general, los tipos de poda son los siguientes:

  • Poda de mantenimiento, en la que tendrás que sanear para quitar las ramas y chupones que puedan dañar la planta, así como mantenerle la forma, tamaño, etc.
  • Poda de floración, que se hace en primavera para que la planta florezca. Para ello, solo se cortan las ramas que dieron flor la vez anterior, siempre dos nudos por encima del suelo.
  • Renovación de la yuca, consistente en eliminar la parte más débil o enferma de la planta para rejuvenecerla y que vuelva a estar en todo su esplendor.

A la hora de podar no quiere decir que solo puedas usar un tipo de poda. A veces se usan dos de ellas para así fomentar el desarrollo de la planta. Lo que sí debes tener en cuenta es no someterla a estrés si notas que está enferma o que hay plagas en ella. Es preferible tratarlas antes de podarlas (o podarlas en último recurso para sacarla adelante).

Paso a paso en la poda

flor de la yuca

Ahora sí, vamos a ayudarte a podar una yuca y que esta se recupere lo más rápido posible. Para ello, te recomendamos seguir las siguientes recomendaciones:

Marca cuáles van a ser las ramas y hojas que vas a podar

Esto te puede ayudar a ir sobreseguro y no cortar aquellas que estén bien o que no deban ser removidas.

Si no sabes cuáles pueden ser, te diremos que hablamos de ramas y hojas secas, enfermas, dañadas o aquellas que se salen del aspecto que quieres que tenga tu yuca.

Si no ves nunca cómo quedaría la planta con la poda, prueba a hacerle una foto y, si eres ducho con alguna aplicación de móvil o de ordenador, podrías hacer una poda virtual, una forma de ver cómo quedaría eliminando las partes que has marcado.

Una vez lo tengas, tendrás que plasmarlo en tu árbol de yuca, pero no debes pensar en esto como algo complicado. En realidad es bastante fácil y la yuca es de las plantas más resistentes que hay, así que no tengas miedo.

Además, si te pasas con la poda siempre puedes esperar a que crezca, algo que suele hacer relativamente rápido.

Limpia la zona

Una vez que termines de podar, es importante que quites todas las ramas y hojas que le hayas cortado y que dejes la zona limpia. No lo decimos solo porque mantengas un buen orden, sino porque esas ramas y hojas pueden ser un foco de entrada de plagas y enfermedades y por este motivo, si lo previenes recogiendo todas esas partes que ya no forman parte de la planta.

En principio no te recomendamos que le eches abono ni tampoco tratamientos para plagas o enfermedades a modo preventivo.

Pero si tiene algún problema entonces sí tendrás que hacerlo.

Protege la yuca

Para finalizar, debes ser consciente que la poda en las yucas es algo que las estresa mucho, además de dejarlas debilitadas. Eso significa que, cuando lo hagas, lo mejor es que la coloques en una zona en semisombra hasta que, 3-4 días después, puedas colocarla en su lugar habitual (es decir que si la tienes a pleno sol, lo mejor es moverla a semisombra).

¿Y si está plantada en el jardín? En este caso habría que comprar o utilizar una malla de sombreo durante unos días para que no le dé el sol directo.

Ahora que sabes cómo podar una yuca, si tienes una en casa te será más fácil llevar a cabo este cuidado. Así que si te animas a ello, y esta guía puede servirte, adelante. ¿Tienes algún consejo más para otros sobre la poda de la yuca?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.