¿Cómo proteger las plantas del frío y las heladas?

Las plantas pueden protegerse de las heladas

Si bien hay muchas plantas que resisten el frío y las heladas, lo cierto es que incluso ellas necesitan algo de protección durante su juventud y, también, durante su primer invierno en nuestro jardín, patio o balcón. Conocer la rusticidad de la especie que queremos es muy importante, pero es muy recomendable tener en cuenta que las condiciones de cultivo en un vivero no son las mismas que tendrá cuando las compremos y las llevemos al hogar, y ello puede hacer que se debiliten en cuanto la temperatura baje de los 0 grados.

Partiendo de esto, ¿cómo proteger las plantas del frío y las heladas? ¿Qué podemos hacer? Por fortuna, muchas, muchas cosas.

¿Cuáles son los síntomas de frío en las plantas?

Las plantas pueden pasarlo mal con el frío

Antes de entrar en materia, vamos a hablar de cómo detectar que nuestra planta está pasando frío, ya que no sería raro que nos llevásemos una sorpresa non-grata con una que pensábamos que sería más rústica de lo que en realidad es. De hecho, aunque las semillas procedan de los mismos padres y aunque estos estén en la misma zona y reciban exactamente los mismos cuidados, siempre habrá algún ‘hijo’ más sensible al frío que otro.

Por eso, llevarnos a casa un ejemplar algo más delicado es bastante fácil. Así pues, veamos cuáles son los síntomas de frío en las plantas:

  • Las hojas verdes se tornan moradas tras una helada
  • Aparición de puntitos o manchitas amarillas o rojizas en las hojas
  • Hojas que se secan rápido tras pasar frío
  • Hojas que se pliegan para proteger el centro de la planta
  • El color de las hojas se intensifica
  • Tras una nevada, las hojas y frutos pueden volverse marrones y caer

¿Cómo protegerlas?

Ahora que sabemos cómo demuestran las plantas que tienen frío, toca tomar algunas medidas para protegerlas. Para eso, podemos hacer lo siguiente:

Hacer un acolchado o mulching

Pon un acolchado para proteger las raíces

Imagen – Wikimedia/Vijayanrajapuram

Un acolchado o mulching no es más que una serie de materiales, orgánicos (compost, cortezas, virutas de madera, etc.) o no (piedras, grava), que se pueden poner sobre el suelo y/o alrededor de las plantas. Es muy útil, ya que por un lado te permite ahorrar agua pues la tierra se mantiene más tiempo húmeda; y por otro, mantiene protegidas las raíces del frío y de las heladas.

Se ha de hacer antes de que llegue el invierno. Esparce el material o materiales que desees alrededor de las plantas, haciendo un montón más o menos uniforme, y listo.

Con tela antiheladas

La tela antiheladas protege las plantas

Se la conoce también como manta térmica para plantas, y es un velo muy ligero y textura suave que deja pasar el aire y el agua, pero además crea un microclima algo más cálido al retener el calor que emana del suelo.

Por si fuera poco, ayuda a proteger las plantas de las plagas así como de la deshidratación, y como soporta la radiación solar, se puede usar más de una vez. Asimismo, es muy fácil de poner, pues solo tienes que envolver la planta con ella como si fuera un caramelo 😉 .

Agrupa las plantas

Agrupa las plantas para protegerlas

Imagen – Flickr/JR P

Es necesario dejar que las plantas tengan suficiente espacio para poder crecer, pero teniendo presente esto una manera muy interesante de protegerlas del frío es agrupándolas. Y es que, del mismo modo que en medio de un bosque la temperatura es algo más cálida que fuera de él, en un jardín, patio o terraza podemos conseguir este mismo efecto.

Alinea las plantas, crea setos de jardín, agrúpalas según sus necesidades, haz macizos de flores. Con esto, seguro que superarán el invierno con creces.

Invernadero

Protege tus plantas en invernadero

De invernaderos hay de muchos tipos y tamaños: están los que parecen casetas pero con las paredes de plástico o de cristal, los que tienen forma tubular que son los que se usan mucho en huertos por ejemplo, los que parecen estanterías,… En función de cuántas plantas tengas que proteger y de su tamaño, será más aconsejable un invernadero u otro.

Así pues, si estás cultivando plantas exóticas o delicadas, no dudes en protegerlas haciéndoles este tipo de ‘refugios’ 😉 , pues en el interior de estos la temperatura es más alta, sobretodo si los equipas con algún sistema de calefacción.

Artículo relacionado:
Tipos de invernaderos: ¿cuál escojo?

Dentro de la vivienda

Las plantas de interior son delicadas

Cuando se tienen plantas tropicales o exóticas, como por ejemplo cuando se compran plantas etiquetadas como de interior, un poco antes de que la temperatura baje de los 15 grados centígrados se deben de proteger o en un invernadero o dentro de la casa o piso.

Colócalas en una habitación luminosa, pero lejos de las corrientes de aire (tanto frías como cálidas). Asimismo, la humedad ambiental es preferible que sea algo alta, por lo que no dudes en ponerles recipientes con agua alrededor. De este modo, les irá bien.

Artículo relacionado:
Cuidar de tus plantas de interior en invierno

El frío y las heladas pueden hacer mucho daño a las plantas, pero esperamos que estos consejos te sirvan para mantener a las tuyas bien protegidas.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior