Cómo quitar el cloro del agua de riego

Como quitar el cloro al agua de riego de las plantas

Cuando riegas tus plantas, es posible que te preocupes por si estás usando el agua adecuada. La del grifo (o de la manguera) puede no serlo ya que, como sabes, esta lleva cloro. Pero, ¿cómo quitar el cloro del agua de riego?

Si quieres que tus plantas estén bien, lo mejor es darle el mejor agua posible. Pero a veces eso implica gastar dinero que no se tiene. Por eso, hay algunos trucos para conseguir que el agua de riego no tenga cloro. Y aquí te vamos a explicar algunas opciones para ello.

Por qué hay que quitar el cloro del agua de riego para plantas

regadera echando agua

Como sabes, el agua que bebemos lleva cloro. En realidad, la gran mayoría del agua potable lo lleva porque es el “ingrediente” que sirve para matar patógenos y que, además, garantiza que ese agua es segura para beber.

Pero en el caso de las plantas es muy perjudicial para ellas. Y lo es porque ese cloro acaba matando a hongos y bacterias de la planta, así como el hacerle una desinfección. Puedes pensar que eso es bueno, pero lo cierto es que no es así. Y es que lo que desinfecta (es decir, al eliminarle hongos y bacterias), lo que hace es quitarle aquellas que son beneficiosas para ella, de tal manera que afecta a la salud de las plantas.

Al principio solo se filtra por la tierra, pero después va atacando a las raíces y provoca un resecamiento de estas lo que hace que la planta acabe muriendo.

Por esto mismo se dice que no se debe regar con agua del grifo las plantas, porque si bien te puede parecer que no pasa nada, a la larga puede ser la causante de que tu planta se haya muerto.

Eso sí, ten en cuenta que, además del cloro, la cal también puede ser un problema grave en las plantas y que deberías controlar este aspecto para que el agua que les des a tus plantas sea lo más sana posible (lo notarás, sobre todo en el crecimiento y floración de la planta).

Consecuencias de regar sin eliminar el cloro

regando una jardinera

Sigamos con el tema. Como sabes, ya te hemos dicho el motivo por el que no es bueno regar con agua con cloro. Pero por si no te queda claro, hemos recopilado algunas consecuencias de regar sin eliminar el cloro. Y desde ya te decimos que no vas a querer que le pase eso a tus plantas.

Porque, cuando riegas con agua que no ha sido tratada para las plantas, puedes sufrir de:

  • Irritación del sistema de raíces de las plantas: El cloro puede irritar el sistema de raíces de las plantas y hacer que se sequen. Dicho de otro modo, irá perdiendo raíces, y le costará mucho más que le nazcan nuevas, de tal forma que, cuando quieras darte cuenta, estará más afectada por su salud y no crecerá tanto como puedas pensar o querer. Incluidas las hojas, que serán cada vez más pequeñas.
  • Desinfección de las plantas: Esto es algo de lo que ya te hemos hablado, pero te lo aclaramos. Se trata de que el cloro actúa sobre las plantas desinfectándolas, es decir, que mata bacterias y hongos. Hasta ahí bien, pero es que también se carga las beneficiosas, y eso hará que la planta sea incapaz de absorber nutrientes y resistir enfermedades.
  • Pérdida de floración y crecimiento: Cuando las plantas no reciben suficientes nutrientes, y además el ambiente está desinfectado por el cloro, la floración y el crecimiento se pausa. O directamente no lo hace.

Para evitar todos estos problemas debes tener en cuenta que eliminar el cloro del agua de las plantas es lo mejor. ¿Y cómo hacerlo? Tranquilo, que te lo explicamos a continuación.

Cómo quitar el cloro del agua de riego para las plantas

niño pequeño regando plantas

Ahora sí, vamos a explicarte las distintas formas que hay de quitar el cloro del agua de riego para las plantas. Son varias así que vamos a tratar de darte diferentes soluciones para conseguir darle a tus plantas un agua adecuada sin que te cueste mucho dinero, sobre todo si tienes muchas.

Dejar el agua en reposo

Este es uno de los métodos más utilizados, de tal forma que el cloro se va a evaporar de manera natural del agua. Ten en cuenta que también lo hará la cal, aunque en este caso esta se quedará en el fondo del recipiente, no se irá, razón por la que, a la hora de usarla, te recomendamos que no muevas mucho el agua ni tampoco la uses del todo (la base mejor no echársela a las plantas).

Para ello, tienes que dejar una botella abierta, o un recipiente, durante 1-2 días para que el cloro se vaya del todo.

Filtro de carbón activado

Si tienes acuarios seguro que sabes a lo que nos referimos. Se trata de filtros especiales que ayudan a eliminar el cloro del agua y hacerla apta para los peces, pero también para las plantas (de ahí que se diga que el agua de los acuarios puedes usarla en las plantas).

Simplemente tendrías que ponerlo en el agua que vayas a usar, esperar un tiempo y ya podrás usarla y darle más calidad al agua.

Productos químicos

En el mercado puedes encontrar productos químicos que pueden eliminar el cloro, así como otros elementos, del agua que quieras usar para riego. No son baratos, pero a veces cuando tienes muchas plantas puede ser la mejor solución para ir más rápido.

Estos puedes encontrarlos en tiendas de jardinería o bien online en algunas páginas web.

Plantas purificadoras de aire

Por último tenemos las plantas purificadores de aire. Algunas son el helecho de Boston o la drácena, que pueden eliminar el cloro tanto del aire como del agua. Ahora bien, para usarlas de manera adecuada tendrías que llenar la botella de agua y ponerla al lado de esas plantas para que, en 1-2 días, hayan eliminado el cloro y puedas usar la botella para el fin que quieres, que es regar.

Como ves, hay muchas formas de quitar el agua de riego del agua de las plantas, ¿conoces alguna más que sea efectiva? Coméntanoslo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.