Cómo recuperar las plantas que tienes en casa al volver de vacaciones

recuperar plantas

Es posible que hayas puesto todos los medios para regar tus plantas en vacaciones pero, a tu regreso, te encuentres que algunas no han resistido, bien porque se han secado, y parecen muertas, o bien porque ha habido un exceso de agua que ha acabado matándolas. ¿Te ha pasado eso? Pues en lugar de tirarlas a la basura, es hora de que sepas cómo recuperar las plantas que tienes en casa al volver de vacaciones.

Para ello, debes estar atento a las necesidades que tiene cada una de las plantas y a las posibles soluciones que puedes darle para tratar de salvarla. Antes de desistir en los intentos, puedes tratar de salvarla (ya te decimos que algunas logran recuperarse fácilmente).

Qué hacer cuando llegas a casa para recuperar las plantas

Qué hacer cuando llegas a casa para recuperar las plantas

Lo primero que haces cuando tienes plantas y llegas a casa es revisar el estado de las mismas, ¿a que sí? Es posible que hayas puesto los medios para no encontrarte un desastre en casa, pero que te sorprendas con uno que no esperabas y pienses que ya es demasiado tarde, pero lo cierto es que no.

En caso de tener varias plantas, conviene que las analices una por una, viendo si tienen ramas secas, hojas, etc. además de plagas o enfermedades. Haz dos grupos, las que se ven sanas y las que parece que no han superado bien el periodo de vacaciones que te has tomado.

Qué hacer con las plantas sanas

Las plantas que se ven sanas después de volver de vacaciones no van a tener mucho problema en recuperar su día a día. Pero con calma. Si las has dejado dentro de casa y no han tenido una buena iluminación, no puedes ponerlas de golpe con mucha luz, menos dejarlas que le dé el sol directo. Esto podría cargarse la planta.

Tienes que empezar poniéndolas en semisombra para después ir cambiándolas a su ubicación ideal. Con ello consigues que se adapte mucho mejor y que no se estrese la planta.

Procura regarla como siempre, pero revisando en los días siguientes si hay algún indicio de que esté demasiado seca o demasiado regada. Al principio es mejor quedarse corto con el riego, aunque eso implique regar más a menudo, que pasarte.

Recuperar las plantas tras las vacaciones

Recuperar las plantas tras las vacaciones

Desgraciadamente, y algo que debes hacer cuando regresas de las vacaciones, es ponerte en lo peor. Habrá plantas que no soporten, pese a todo lo que hayas hecho, el paso de los días en que tú no estés para cuidarlas, y cuando llegues verás que esa planta a la que tanto cariño le tienes estará mal. Algunos lo que hacen es directamente tirarla a la basura, pero lo cierto es que aún hay algo que puedes hacer.

Corta hojas y flores secas

El primer paso que debes hacer para recuperar las plantas que no han superado las vacaciones es quitar tanto las hojas como las flores secas. Esas, por mucho que quieras, no vas a volver a recuperarlas, y no le hacen ningún bien a la planta.

De hecho, cuando las plantas acusan una deshidratación, lo que hacen es secar las hojas en un intento por retener en el tallo y las raíces el poco agua que aún conservan, por eso no es aconsejable cortarle los tallos o ramas, sino solo las hojas y flores.

Es importante que, a la hora de cortar, no uses unas tijeras cualquiera. Ten a mano unas específicas para las plantas, que estén bien afiladas y, antes de cortar, igual que después de hacerlo, desinféctalas con alcohol para evitar contagiar a unas plantas con las enfermedades de otras.

Revisa que no tenga plagas

El siguiente paso que debes dar es el de revisar que la planta no tenga ninguna plaga. Es habitual en verano, y en la época de vacaciones, que es cuando no estamos disponibles para revisar a diario, que les afecten más. Así que analiza tanto el tallo, tierra, hojas y ramas, por todos los lados (en el caso de las hojas en el haz y el envés) en busca de esos bichitos que pueden comprometer tu planta.

Si los encuentras, procura tener a mano un insecticida adecuado.

Las plagas más habituales son la araña roja, la cochinilla, el pulgón…

Una vez eches el producto, 24 horas después debes darle con un cepillo de dientes viejo para eliminar los posibles restos (y, en la mayoría de los casos, tendrás que repetir el tratamiento una semana después).

Regando las plantas

Vamos ahora al riego de las plantas.

Un error que se comete a menudo es regar la planta cuando llegamos y vemos que esta está seca. Sin embargo, es posible que te encuentres que el agua sale tan rápido como cuando la echas, y esto es debido a que la tierra está tan seca que no empapa. Es decir, que por mucha agua que le eches, no va a nutrirla. En este caso, es mucho mejor introducir la maceta en otro recipiente con agua y dejarla unos 10 minutos para que el agua empape toda la tierra y, entonces sí, le sirva para beber. Sin embargo, hasta esto puede ser un error para algunas plantas que no necesitan tanta agua (por ejemplo, las orquídeas).

Si esta está demasiado dura, o muy seca, otra opción que tienes es cambiarle de inmediato la tierra. Así te aseguras no solo de que vaya a tener agua, sino también los nutrientes necesarios para salir adelante. También, de paso, puedes revisar las raíces y ver en qué estado están para saber si la planta tiene esperanzas de salvarse o ha pasado ya a mejor vida.

Pulveriza las hojas

Pulveriza las hojas

Además de hidratarla con el agua del riego, conviene que uses un pulverizador y les eches agua a las hojas (si son plantas que toleran esto, ya que algunas no les gusta, sobre todo si tienen flores).

Si la pulverizas sé generoso, como si le lloviera, porque eso le gustará a la planta, sobre todo si ha pasado tiempo en el interior de casa.

Cómo saber si una planta se recupera

La mejor respuesta a esto es la observación. Durante los días siguientes de volver de vacaciones tienes que observar los cambios que se produzcan en ella. Si las hojas lacias vuelven a levantarse, si empiezan a salirle brotes, los tallos se mantienen firmes y no se parten fácilmente, entonces hay esperanza y es posible que tarde o temprano vuelva a la vida.

En cambio, si no hay respuesta y ver que los tallos se rompen fácilmente habrás hecho todo lo posible por la planta, pero sin éxito.

¿Te ha pasado a ti? ¿Cómo has recuperado tus plantas tras las vacaciones?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.