Cómo recuperar plantas congeladas

Planta congelada

El frío y, sobretodo, las heladas pueden causar importantes daños a las plantas más sensibles, hasta el punto de que sus hojas se pueden llegar a quemar. Si eso ocurre, lamentablemente la mayoría de las veces se terminan pudriendo todas sus partes: las ramas, el tronco y las raíces.

¿Se puede hacer algo para evitarlo? Sí claro, pero tenemos que actuar cuanto antes. Así pues, sepamos cómo recuperar plantas congeladas.

Identifica los síntomas de frío en tus plantas

Echeveria 'Curly Locks' con manchas rojas en las hojas por frío.

Echeveria ‘Curly Locks’ con manchas rojas en las hojas por frío.

Para saber si una planta está congelada, lo primero que tenemos que hacer es, por supuesto, identificarla. Debemos de observar cómo se encuentra tras haber pasado unos días fríos. A veces será suficiente con que lo haya pasado mal una noche para que al día siguiente se vea mal, pero puede ocurrir -sobretodo en palmeras– que los daños no se muestren hasta que no regresa el buen tiempo.

¿Cuáles son esos síntomas de frío? Básicamente, los siguientes:

  • Aparición de puntos amarillos en las hojas (ocurre en las Cycas recién compradas), o rojizos.
  • Cactus y plantas crasas se vuelven rojizos.
  • Las hojas se secan, teniendo manchas marrones que se vuelven negras rápidamente.

¿Qué se puede hacer para recuperarlas?

Invernadero

Una vez que hemos identificado los síntomas de frío en las plantas, tenemos que empezar a hacer algunas cosas con el fin de recuperarlas lo antes posible. Así, con unas tijeras previamente desinfectadas con alcohol de farmacia tenemos que cortar todas aquellas partes que estén afectadas. Los cactus y plantas crasas sólo se tratarán si están blandos, en cuyo caso procederemos a cortar por lo sano con un cuchillo previamente desinfectado, y dejando secar la herida una semana para luego plantarlo en una maceta con sustrato arenoso (como pómice).

También tenemos que hacer es proteger las plantas, ya sea dentro de casa en una habitación en la que entre mucha luz procedente del exterior, dentro de un invernadero o envolviéndolas con manta térmica primero y con plástico transparente después. Alrededor de los troncos podemos poner un acolchado de hojas o de corteza para que sus raíces puedan soportar mejor las condiciones. De este modo, si vuelve a haber heladas apenas lo notarán.

Por último es muy aconsejable que las tratemos con fungicida. Los hongos son unos microorganismos que no dudarán en infectar una planta que está débil. Pero si las tratamos con este producto, podremos estar tranquilos.

Con estos consejos, seguro que las plantas saldrán adelante.

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *