Cómo reformar el jardín

Jardín inglés

Un jardín es una obra de arte inacabada. Una obra que está hecha por unos seres vivos que, como todos sabemos, no son perfectos. Los humanos a veces podemos cometer errores que con el tiempo se van a haciendo visibles en nuestro rincón favorito del hogar.

Plantar los cipreses demasiado juntos, no terminar de delimitar bien las diferentes zonas, colocar un árbol demasiado grande cerca de casa,… son sólo algunas de las cosas que pueden suceder. ¿Qué hacer? Bueno, tanto si queremos solucionar estos pequeños contratiempos como si nos gustaría incluir nuevos elementos, a continuación explicaremos cómo reformar el jardín.

Protege lo ”viejo”

Árboles en un parque

Con el paso de los años las plantas crecen, se desarrollan y se ponen cada vez más bonitas a medida que se van adaptando al clima y a las condiciones del lugar. Si tenemos pensado reformar el jardín es muy recomendable tener esto presente: la edad del propio espacio natural. Un jardín joven puede ser muy bonito, pero uno ”viejo” es una auténtica joya.

Así pues, no es necesario deshacerse de… nada. 🙂 Eso sí, si plantamos en su día árboles que están causando problemas a las tuberías o al suelo, no nos quedará otra que sustituirlos por otros. ¿Por qué? Porque hay algunos, como los Ficus, los Ulmus, los Zelkova, las Tipuana o los Delonix, que tienen raíces muy invasivas. Cuando compramos uno en un vivero, nos puede dar la sensación de que es inofensivo, pero al poco de estar en la tierra sus raíces comienzan a crecer de manera asombrosa. ¿Qué árboles poner? Aquellos que no sean invasivos, como los de esta lista:

Igualmente también será conveniente desplantar aquellas coníferas del seto que se vean débiles o enfermas, pues podrían tener enfermedades causadas por la falta de nutrientes y ”contagiárselas” a las demás, poniendo todo el seto en peligro.

Rellena los huecos

Gaillardia con flores

Gaillardia, una planta de flores de muy bajo mantenimiento.

Una de las cosas que suelen suceder muy a menudo es que en el jardín van quedando huecos o que de repente nos encontremos con zonas donde antes no podíamos plantar nada, como por ejemplo poner plantas de sombra alrededor del tronco de un árbol. ¿Qué hacer con ellos? Darles vida, por supuesto.

En las tiendas de jardinería encontraremos muchas plantas de porte bajo con las que tener unos rincones increíbles, como las típicas plantas de flor (gazania, dimorfoteca, geranios, claveles), arbustos como los hibiscos, adelfas o Polygalas, o, si lo que buscamos son plantas de sombra, podemos poner helechos, begonias, aspidistras o palmeras como las del género Chamaedorea, las cuales crecen sólo hasta los 4m.

Integra lo ”nuevo” respetando lo que ya estaba

Piscina en jardín

La clave del éxito de la reforma reside en integrar lo nuevo de manera que no desentone. Así, si tenemos la piscina bordeada con granito, podemos poner toda esa zona con suelo de madera para exterior. Lo ideal es que los colores y las formas consigan que el lugar se siga viendo igual o más armonioso.

Incluso para terminar de completar la estancia se pueden poner algunas linternas o farolas de jardín, o una celosía por donde pueda trepar un jazmín. Un sólo detalle puede mejorar mucho la zona.

En caso de dudas, es muy aconsejable consultar con un paisajista especializado.

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Jardines

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *