Cómo regar el césped sin aspersores

aprender como regar el cesped sin aspersores

Regar el césped puede ser algo bastante complicado si no se conocen bien los parámetros a tratar. Muchas personas no saben cómo regar el césped sin aspersores y directamente piensa en ellos para poder dar el agua de forma más rápida. Existe otra opción para el riego con aspersores que tienen mayor control y eficacia.

En este artículo vamos a contarte cómo regar el césped sin aspersor es y cuál es la importancia del riego.

Beneficios del riego

como regar el cesped sin aspersores

Lo primero de todo es conocer cuáles son los objetivos y beneficios del riego en el césped. El objetivo principal es humedecer el suelo a nivel radicular sin llegar a saturarlo para no provocar asfixia a las raíces. Es importante que las plantas tengan suficiente agua pero no estén encharcadas. Entre los beneficios que encontramos a regar el césped tenemos un aumento en la turgencia y elasticidad de las plantas y le ayuda a recuperarse ante diversas acciones que provoca el ser humano como el pisoteo, uso deportivo, factores ambientales, insectos, etc.

Si el riego no es el adecuado y es excesivo puede provocar compactación y endurecimiento del suelo, arrastra los nutrientes y no dejar que los asimilen y provoca la aparición de hongos. Por todo ello se debe aprender bien a cómo regar el césped sin aspersor es para evitar un riego excesivo y un malgasto de agua.

Por otro lado, la falta de riego provoca que el crecimiento de las plantas sería mucho más lento, se torna de un color apagado y quebradizo y comienza a marchitarse. Normalmente puede aguantar entre 4-6 semanas como máximo y es el tiempo límite en el que el césped deja de crecer, se volvería de un color marrón y moriría. Se puede llegar ocupe dar con un riego un profundidad y con un riego gradual normal en unas 3-4 semanas posteriores.

Debes utilizar más agua en arena, pendientes y cerca de edificios y carreteras. Usa menos agua en suelos arcillosos y compactados, en niveles de agua bajos (cavidades y depresiones en el suelo) y áreas sombreadas. El riego profundo y espaciado favorece el desarrollo de las raíces y aumenta su resistencia. El riego poco profundo y frecuente lo debilitará y lo hará vulnerable a las enfermedades.

Cómo regar el césped sin aspersores

aspersores

Una vez conocemos cuáles son los beneficios y perjuicios de no tener un riego en buenas condiciones vamos a ver cómo regar el césped sin aspersores para optimizar los resultados y ahorrar agua. Lo primero de todo es conocer los problemas por los que se decide cambiar el sistema de aspersión. Estos son dichos problemas:

  • Falta de unidad. Por defecto, los aspersores riegan más en el centro del círculo que forma el riego que en los bordes. Además, no es fácil superponer diferentes aspersores para que el riego sea más o menos uniforme. Si la forma del jardín también es curva, las cosas se complicarán, si es un día de viento, las cosas se complicarán más.
  • Falta de control sobre la cantidad de riego. El flujo de riego es difícil de controlar porque depende de la presión (que puede cambiar a lo largo del día) y de los aspersores o difusores. Saber cuántos litros vertidos por metro cuadrado hay que calcular.
  • Pérdidas por evaporación al regar en superficie.
  • La ley prohíbe regar con aguas residuales en lugares públicos. Los campos de golf se riegan con agua residual, pero no son jardines públicos, y también existe un problema de olores, que es un problema que a menudo encuentran las personas que viven cerca del campo.
  • Acumulación de agua en las zonas bajas de jardines con pendientes.
  • Necesidad de presiones altas. Para regar por aspersión necesitaremos una buena presión en la red o utilizar un grupo de presión.

Técnica de riego sin aspersores

goteo enterrado

Otra opción es el riego por goteo enterrado. Consiste en un tubo de polietileno con gotero integrado, especialmente diseñado para enterrado, a prueba de raíces, a prueba de succión y autocompensación. Los tubos se distribuyen a una profundidad de 15-20 cm, cubriendo toda la superficie, y la distancia entre las líneas es de 30-60 cm. Los caudales más habituales son 1,6, 2,3 y 3,2 l / h.

La instalación es muy sencilla, la instalación de la tubería cubre toda la superficie y cumple con la distancia recomendada por el fabricante. Se cubren con un suelo de 15-20 cm de espesor, si el suelo se ha estirado, se hacen pequeñas zanjas para introducir las tuberías. Finalmente plantar pasto y agua. Desde la década de 1980, este tipo de riego se ha puesto en uso comercial y tiene muchas ventajas. Se ha demostrado su eficacia en diversos jardines, principalmente por la necesidad de ahorrar agua y reutilizar las aguas residuales.

Un se trata de una forma fácil aprender cómo regar el césped sin aspersores y tiene algunas características y beneficios. Este sistema de riego soluciona los problemas anteriormente mencionados de la siguiente forma:

  • Falta de unidad. Todo el campo se riega de manera completamente uniforme.
  • Falta de control sobre la cantidad de riego. Sabemos exactamente cuántos litros regamos por hora y por metro cuadrado, por lo que podemos lograr el equilibrio correcto de agua en el suelo.
  • Pérdida por evaporación. Al regar debajo de la superficie, reducimos en gran medida la evaporación de la superficie y usamos esta agua para las plantas.
  • No se puede regar con aguas residuales. Dado que es imposible entrar en contacto con el agua de riego, el agua residual se puede utilizar sin ningún peligro.
  • Acumulación de agua en zonas bajas. El bajo caudal del gotero permite que el suelo retenga agua y evita que se acumule en lugares bajos.
  • Necesita alta presión. El sistema puede funcionar a una presión mucho más baja, lo que ahorra energía.

El mantenimiento es similar al de los sistemas de riego por goteo ordinarios. Es conveniente realizar un tratamiento ácido una vez al año para disolver los depósitos de calcio que puedan obstaculizar el gotero y controlar la presión al final de la tubería para detectar posibles obstáculos. Un sistema bien instalado, bien mantenido y bien diseñado puede funcionar eficazmente durante muchos años.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cómo regar el césped sin aspersores.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.