Cómo regar el jardín en vacaciones

regar jardin en vacaciones

Son muchos los que están de vacaciones ya. Y otros tantos los que las empezarán en pocos días. Pero cuando tienes plantas o jardines, irte se convierte en una odisea, sobre todo si tienes especies que necesitan un riego habitual. Afortunadamente, hoy te queremos hablar de cómo regar un jardín en vacaciones.

Si tienes una terraza con jardín, un jardín pequeño o uno grande, hay varias opciones con las que puedes contar para mantener el agua durante los días o semanas que vas a estar fuera. ¿Quieres saber cómo hacerlo?

Cómo regar un jardín pequeño

Cómo regar un jardín pequeño

Lo más habitual es tener un jardín pequeño. Ya sea porque vives en una casa en la ciudad, por tener un balcón que has convertido en jardín o por otros motivos. El problema es que, si te vas, ese jardín va a quedar desprotegido, y le va a faltar agua si pasan varios días. Eso provocará que, a tu vuelta, verás cómo has perdido aquello que tanto te gustaba y a lo que has dedicado mucho tiempo.

Pero hay soluciones, y no solo en el sentido de pedirle a alguien que te riegue el jardín mientras tú no estés, sino que también puedes apuntarte algunas formas de riego para jardines pequeños que van a ser perfectas.

En concreto, te recomendamos para un jardín pequeño las siguientes:

Hidrogel

Esta es una de las mejores soluciones cuando tienes un jardín de unos metros solo de césped e incluso algunas macetas o jardineras. El hidrogel lo puedes encontrar en varios formatos, desde tubos inyectores a cristales, perlas pequeñas…

Funciona de manera eficiente porque su composición está basada en agua y nutrientes.

¿Cómo funciona? Es fácil. Solo tienes que enterrar estas perlas de hidrogel en la tierra. Para que te hagas una idea, necesitarás en torno a 40-60 gramos por metro cuadrado. Este compuesto se irá descomponiendo en los días sucesivos, por lo que irán regando el jardín poco a poco.

Si lo colocas en las jardineras o en las macetas, tienes que hacer al menos cuatro orificios en la tierra, de unos 10 centímetros de diámetro, y rellenarlos con el hidrogel.

Kit de riego automático

Otra de las opciones para regar un jardín en vacaciones es el kit de riego automático. Es muy fácil de instalar y consiste en colocar una manguera a un grifo que tendrá un programador. De esta forma, cuando llegue la hora el grifo dejará pasar el agua uy regará con la manguera durante el tiempo que le programes.

Solo tienes que dejar el grifo abierto con el programador colocado en la boquilla y una manguera conectada. De esta forma, irás regando poco a poco el jardín.

Para hacerlo, solo tienes que optar por tubos de canalización y/o goteros, que te ayudarán a repartir todo el agua. Si solo abres la manguera y ya tienes el problema de que esta solo dé agua a una parte del jardín, pero no a todas.

¿Y qué pasa si tienes varias partes para regar? Pues si solo tienes una toma de agua, podrías probar a utilizar accesorios que te permitan dividir el caudal de agua para distintas mangueras. Es la opción más sencilla aunque debes controlar que al dividir ese agua llegue la cantidad necesaria para regarlo todo.

Cómo regar un jardín grande en vacaciones

Cómo regar un jardín grande en vacaciones

Si la extensión de tu jardín es grande, las opciones que te hemos dado antes de usar hidrogel o un sistema de riego automático pueden quedarse muy cortas para darle el riego que necesita, y en estos casos lo mejor es optar por otras soluciones que, aunque implican una mayor inversión, también es cierto que son mucho mejores y a la larga se amortizan (sobre todo si no quieres tener que reemplazar partes del jardín).

Para ello, te recomendamos:

Sistemas de riego automático completos

Estos son mucho más profesionales que los anteriores que te hemos comentado, porque requieren de la instalación de tuberías que estarán repartidas por todo el jardín llevando el agua a través de electroválvulas.

Estas, a su vez, pueden estar conectadas a un programador que centralice todo, a una fuente de electricidad, o que vayan por separado (ideal cuando tienes un jardín con varias especies y cada una de ellas requiere de unas necesidades específicas de riego). Además, debes escoger entre un riego por aspersión o uno por goteo (siendo este el más habitual).

Sensores

Algunos dicen que es un método para regar el jardín grande, pero lo consideramos más como un accesorio, ya que irá conectado a un programador de riego y su objetivo será detectar si es necesario que se ponga en marcha el riego o no.

Por ejemplo, imagina que cae una tormenta de verano que ya se ha encargado de regar todo el jardín. Pero el programador dice que a una determinada hora se debe regar el jardín. Si no tienes un sensor, el sistema se activará y regará, con lo que en muchos casos «ahoga» a las plantas. Pero con el sensor se quedaría todo parado porque el jardín no necesitaría más agua.

Qué tener en cuenta a la hora de preparar el jardín para vacaciones

Qué tener en cuenta a la hora de preparar el jardín para vacaciones

Ahora que sabes las opciones que tienes para regar un jardín en vacaciones, es preciso que tengas en cuenta algunos detalles que, quizá, se te pueden pasar por alto.

  • Si tienes un jardín con macetas, jardineras y césped. Puedes combinar perfectamente las soluciones para regar las plantas en vacaciones (que te comentamos hace unos días) con estas posibilidades que te hemos dado ahora. No son incompatibles, y puedes conseguir una mejor eficiencia del sistema.
  • Cuidado con los materiales. Es importante que elijas materiales de buena calidad para poder usarlos; de lo contrario lo único que vas a conseguir es que haya una mayor probabilidad de que falle o se rompa, y si no estás en casa, cuando llegues te vas a llevar la desagradable noticia de que tu jardín se ha «muerto». Aunque eso requiera una mayor inversión, merecerá la pena.
  • Protege los elementos. Esto en caso de programadores, sistemas de autoriego, etc. Hablamos de que protejas los elementos de las inclemencias del tiempo (el sol, los roedores, el viento…) ya que así te aseguras que no va a moverse de donde debe estar ni tampoco a deteriorarse. Eso sí, cuidado a la hora de enterrarla porque si le echas tierra por encima, puede no funcionar y quedarse tapado el lugar por donde debe salir el agua.

¿Tienes alguna idea o forma propia de regar el jardín en vacaciones? ¿Nos la comentas?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.