¿Cómo regar las plantas correctamente?

Regadera metálica regando un naranjo

El riego es una de las tareas más importantes que debe de hacer todo jardinero. Sin agua, las plantas no pueden vivir ni, por lo tanto, producir flores ni frutos. Pero a veces no es fácil controlarlo; y si tenemos en cuenta que los extremos son muy perjudiciales para salud de nuestros seres vegetales… la cosa se puede complicar bastante más.

Para que te resulte más sencillo, es hora de ofrecerte una serie de consejos sobre cómo regar las plantas correctamente. 🙂

Comprueba la humedad de la tierra

Plantas en maceta de terracota

Para controlar más o menos riego es importante comprobar la humedad de la tierra o del sustrato. Cada una de las plantas que tenemos en el patio o en el jardín tiene sus propias necesidades hídricas; por ejemplo, las plantas de flor o las palmeras necesitan algo menos de agua que el césped.

Con el fin de evitar problemas, hay que asegurarse primero de que la tierra o el sustrato necesitan realmente agua, pero ¿cómo? Muy sencillo:

  • Tierra:
    • Planta pequeña (flores, arbustos, cactus, etc.): si queremos saber que una planta pequeña que está plantada en el jardín tiene que ser regada, lo que haremos será escarbar un poco (no más de 10-15cm dependiendo del tamaño que tenga la planta) no muy lejos del tronco o tallo principal. Si está húmeda, a esa profundidad veríamos que la tierra tiene un color más oscuro.
    • Planta grande (árbol, palmera, bambú, etc.): en estos casos lo ideal sería profundizar más, a unos 20cm.
  • Sustrato: hay diferentes maneras de saber si el sustrato está húmedo o seco:
    • Pesar la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días: cuando está húmedo pesa algo más que cuando está seco, por lo que esta diferencia de peso puede servir como guía.
    • Introducir un medidor de humedad digital: al introducirlo nos indicará al instante qué grado de humedad hay. Para que sea más útil, es aconsejable introducirlo en otras zonas de la maceta (más cerca del tronco o tallo de la planta, más lejos…).
    • Escarbar un poco sobre la superficie: no hay que profundizar mucho, especialmente si es una planta que ya lleva tiempo en la maceta. Bastará con unos 5-15cm dependiendo del tamaño de la maceta (cuanto más profunda sea, más se podrá profundizar).

Empapa bien la tierra o el sustrato

Regar con manguera

El riego no es sólo echar agua. Si queremos que todo el sistema radicular se hidrate, es necesario que, cuando reguemos, se empape bien toda la tierra o todo el sustrato. Por este motivo, no es aconsejable echar sólo un vaso de agua cada X días, porque ese vaso sólo puede ser útil si se riega una maceta pequeña.

Si tenemos plantas que están en maceta, independientemente de la estación del año en la que nos encontremos tenemos que regar hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje y, sobretodo, hasta cuando notemos que el peso de la misma ha aumentado. En el caso de que sean plantas de jardín, dependerá del tipo de suelo que sea y del tamaño que tenga la propia planta, pero para asegurarnos siempre es más aconsejable echar algo más de la que realmente echaríamos.

Con el fin de ahorrar agua, es muy aconsejable instalar un sistema de riego por goteo, el cual irá humedeciendo tanto la tierra como el sustrato lentamente, permitiendo que las raíces puedan absorberla.

Con estos consejos y trucos, podrás tener unas plantas correctamente hidratadas 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *