Cómo regar las plantas en vacaciones

Cómo regar las plantas en vacaciones

Tener plantas en casa implica que, cada x tiempo, tienes que ocuparte de regarlas. Pero, ¿y si vas a ausentarte una temporada de tu hogar? ¿Qué pasará con ellas? Si quieres saber cómo regar las plantas en vacaciones para que, a la vuelta, no te encuentres con un ‘planticidio’, aquí te ayudamos a solucionarlo.

Existen muchos trucos que puedes llevar a cabo, y que dependerán del número de plantas que tengas así como de las necesidades de cada una, algo que hay que tener muy en cuenta, sobre todo porque no solo será importante el riego, sino más factores.

Cómo regar las plantas en vacaciones

Cómo regar las plantas en vacaciones

Ya sea en verano, en invierno, primavera u otoño, ausentarte de tu hogar puede hacer que te preguntes cómo cuidar tus plantas en ese tiempo. Lo normal es buscarte «un sustituto», es decir, una persona que acuda a tu casa cada pocos días y que se encargue de regarlas. Pero cada vez es menos habitual, porque somos más independientes.

Afortunadamente, hay muchas maneras de proteger las plantas y conseguir que estas aguanten medianamente bien durante dos, tres o incluso cuatro semanas. Pero, ¿cómo? Te damos varias opciones para que escojas la que mejor le convenga a tus plantas.

Maceteras de autoriego

Antes de que vayas a pensar que esta es la mejor solución, ten en cuenta en qué época estás, ya que puede no ser la idónea para trasplantar plantas. Si lo es, sí que puede ser una opción, ya que estos tiestos tienen un depósito de agua que suministra cierta cantidad a través de la capilaridad. Lo único que tienes que controlar es el tiempo en que tarda el depósito en vaciarse.

Así, podrás saber si puedes dejar la planta sin problemas durante 2-3-4 semanas. Dependiendo de la temperatura, el recipiente, y la planta en sí, podrás saberlo.

Agua gelificada

Otra de las opciones que tienes para regar las plantas en vacaciones es a través del agua gelificada. ¿Te preguntas qué es eso? Pues se trata de un agua que se vende en forma de gel que se coloca encima de la tierra. Incluso puedes ponerlo dentro de ella.

Normalmente se vende en un formato de botella y lo único que tienes que hacer es clavarlo en la tierra (con la boquilla hacia abajo). Al estar en contacto con la tierra se encargará de ir distribuyendo el producto conforme la planta lo necesite.

Normalmente dura dos semanas pero es mejor colocar dos por maceta (aunque te vayas menos tiempo) para asegurarte de que no les va a faltar agua (sobre todo si hay poca humedad o requieren más agua de lo normal).

Plantas y riego en vacaciones

Cordones de algodón

Regar las plantas en vacaciones con cordones de algodón es una forma bastante fácil y si utilizas un recipiente grande, puedes acabar dejando las plantas «salvadas» por un mes (dependiendo de la cantidad de plantas que dependan de este).

El sistema es bastante simple. Tienes que hacerte con un recipiente, garrafa o botella grande de agua. Te recomendamos que uses las botellas de 8 litros de agua embotellada y que apliques una botella por cada cuatro plantas (seis si son pequeñas).

Ahora, has de conseguir cuerdas de algodón. Estas debes introducir un extremo en la tierra de cada maceta y, el otro extremo, irá dentro de la botella de agua. Asegúrate de que llega hasta el fondo, para que no se vaya a salir.

Sería recomendable que la botella de agua estuviera más alta que las macetas, a fin de que la ley de la gravedad actúe sobre los cordones y el agua.

Lo que pasará es que el cordón se empapará y mantendrá el sustrato húmedo, que no empapado para que la planta tenga el riego cubierto durante el tiempo que tú no estés.

Una variante a esto es, en lugar de usar cordones, hacerlo con tiras de algodón, por ejemplo de camisetas que ya no te pongas y que cortes en tiras para poder usarlos para regar. Eso te da la oportunidad de poner varias tiras por macetas dependiendo de lo grandes que sean o de las necesidades que tengan.

Cómo regar las plantas en vacaciones

Toallas y al baño

Este es un remedio que se hacía antiguamente, y que funcionaba a las mil maravillas, así que no pierdes nada por intentarlo. Lo primero que debes hacer es saber con cuántas plantas cuentas y agruparlas en base a las necesidades que tengan (más agua, menos agua).

Las que necesitan más agua debes colocarlas juntas, ya que así las plantas van a conseguir crear un microclima, y la humedad se mantendrá entre ellas. ¿Cómo conseguirlo?

Llévalas al baño. Coge unas toallas que no te sirvan y échalas sobre un recipiente, una bandeja grande o la misma base de la bañera o la ducha. Empápalas muy bien con agua y, a continuación, pon encima las plantas. Esto creará un ambiente de humedad (que si cierras la puerta de la bañera o ducha se mantendrá más tiempo) y lograrán aguantar mucho.

Convendría, si es posible, que ese baño tuviera luz natural, para que se les filtre algo en el interior.

En el caso de las plantas que necesitan poca agua, como las suculentas, cactus…, puedes dejarlas en un lugar donde no les dé sol directo y regadas, son un platito con agua y usando alguno de los métodos anteriores. También podrían estar en el baño, ya que aunque no necesiten tanta humedad, sí pueden nutrirse de ese ambiente.

Cono de goteo

En este caso esta opción puede ser muy eficaz si no tienes muchas plantas y estas no requieren mucha cantidad de agua. Los conos suelen venderse de litro y medio, aunque hay más pequeños, pero esos no te interesan.

De lo que se trata es de clavar esos conos en la tierra de la maceta (uno por tiesto como mínimo, dos o tres si son grandes) y el agua se irá dosificando hasta conseguir regar la planta en vacaciones sin que tú estés.

Privarse de las vacaciones por tener plantas no es una opción. Estas no pueden limitarnos, así que saber cómo regar las plantas en vacaciones es importante para que, a la vuelta, sigas cuidando de tus pequeños retoños y que estos te den imágenes hermosas de sus hojas, ramas y flores en caso de que las tengan.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.