Cómo reproducir adelfas

Las adelfas se pueden reproducir por semillas o por esquejes

Si bien es cierto que la adelfa es una planta venenosa, sus características de arbusto y sus hermosas flores la han convertido en una planta muy popular en los jardines. Como es de crecimiento rápido y llega a alcanzar una altura considerable, se utiliza mucho como seto. Por ello no es de extrañar que muchas personas quieran aprender cómo reproducir adelfas.

En este artículo explicaremos cuándo y cómo llevar a cabo esta tarea y comentaremos cuánto tardan en crecer. Es un proceso muy sencillo que, teniendo ya uno de estos vegetales en casa, podemos realizar en un momento.

¿Cómo y cuándo plantar adelfas?

Las adelfas se utilizan mucho como seto

Antes de explicar cómo reproducir adelfas, primero debemos saber cuándo hacerlo. La mejor época del año para plantar estas preciosas flores es entre octubre y abril, es decir: Desde otoño hasta primavera. No obstante, lo más recomendable es esperar hasta el mes de abril, pues suele dar mejores resultados.

Algunas personas incluso aconsejan plantar los ejemplares más jóvenes de adelfas en agosto o en septiembre, cuando ya ha terminado la época de floración. ¿Y esto por qué? Resulta que, al plantar las adelfas en primavera, lo hacemos en su etapa de floración. Como consecuencia, esta se ve acortada en su primer año de vida. Hay que destacar que lo mejor es ubicar esta planta en un lugar con mucha luz solar directa para que pueda crecer y desarrollarse adecuadamente.

Para aprender cómo reproducir adelfas, es importante tener en cuenta que lo podemos hacer de dos maneras: Por semillas o por esquejes. Ambas son bastante sencillas, pero la multiplicación por esquejes es el método más utilizado para este vegetal. Comentaremos ambos procesos paso a paso.

Cómo reproducir adelfas con semillas

Empecemos explicando cómo reproducir adelfas con semillas. Es importante mencionar que si las semillas provienen de una planta híbrida, las probabilidades de que el color de las flores y las plántulas nuevas sean idénticas a la planta madre son muy altas. Sin embargo, existen unas probabilidades mínimas de que estas plántulas nuevas desarrollen ciertas características provenientes de uno de los vegetales hibridados. Por ello existe la posibilidad de que el color de las flores sea diferente al que  nos esperamos.

Por lo general, las semillas de las adelfas se recolectan en invierno, concretamente cuando las vainas que las guardan ya han madurado. En cuanto a la siembra, la mejor época del año para llevarla a cabo es en primavera. No obstante, podemos sembrar las semillas inmediatamente después de haberlas recolectado. Veamos cómo sembrar las adelfas paso a paso:

  1. Preparar el sustrato: En primer lugar toca preparar una mezcla de sustrato a base de arena y turba.
  2. Sembrar: Las semillas se cubren con el sustrato que hemos mezclado en el paso uno. Es importante mantenerlas a una temperatura de entre 20 y 25 grados. Al cabo de unos 15 días aproximadamente ya habrán germinado.
  3. Trasplantar: Cuando ya se hayan empezado a desarrollar las primeras plántulas, toca trasplantarlas a su lugar definitivo. Veremos que están listas para ello cuando ya tengan unas cuatro o cinco hojitas. El agujero que cavemos en el suelo debe ser el doble de ancho que la plántula y al introducirla debemos ir con mucho cuidado de no dañar las raíces. Después hay que rellenar el hueco con más tierra y apretarla ligeramente para que quede compacta.
  4. Regar: Es importante mantener la tierra húmeda, pero sin que se llegue a encharcar para que las raíces no se pudran.

En el caso de que queramos plantar varias adelfas, es fundamental que dejemos entre dos y cuatro metros de separación entre cada una. De lo contrario podrían quitarse el agua y los nutrientes las unas a las otras, lo que afectaría negativamente a todas las plantas.

¿Cómo hacer un esqueje de una adelfa?

Como ya hemos mencionado anteriormente, la reproducción por esquejes es la forma más utilizada en las adelfas, y en otras plantas. Se trata de un método muy sencillo que podemos llevar a cabo si ya tenemos uno de estos vegetales en buenas condiciones. Generalmente, los esquejes se preparan en otoño y se acaban replantando en primavera. Vamos a ver cómo hacerlo paso a paso:

  1. Preparar el sustrato: Lo primero que debemos hacer es crear una mezcla a partes iguales de turba y arena. A la misma añadiremos un poco de perlita.
  2. Preparar el esqueje: Cuando ya tengamos listo el sustrato, tenemos que cortar una rama, o varias, con una longitud de 15 centímetros aproximadamente. De la misma quitaremos todas las hojas que se encuentran en la base. En la parte superior hay que dejar cuatro hojas como mucho.
  3. Enterrar los esquejes: Una vez tengamos los esquejes, hay que enterrarlos en una maceta rellenada con el sustrato como hemos hecho en el paso uno. Las adelfas pueden tardar bastante en enraizar, por lo que habrá que esperar uno meses antes de realizar el trasplante definitivo. Durante este período, la temperatura ideal para los esquejes oscila entre los 15 y los 20 grados. Además, debemos mantener el sustrato húmedo, pero sin encharcar.
  4. Trasplantar: En el momento en que los esquejes hayan enraizado bien, toca trasplantarlos a la ubicación definitiva. Ahí cavaremos un hueco el doble de ancho que la plántula y la introduciremos. Es de suma importancia no enterrarla demasiado profundo, el tallo no debe quedar nunca bajo tierra. Durante este proceso debemos tener mucho cuidado e intentar evitar dañar las raíces. Después toca rellenar el hueco con más tierra.
  5. Regar: Por último queda regar las adelfas. El suelo debe quedar compacto y húmedo, pero siempre debemos evitar que se encharque.

¿Cuánto tarda en crecer la adelfa?

Las adelfas crecen muy rápido

El crecimiento de la adelfa es bastante rápido. En pocos años es fácilmente capaz de superar los dos metros de altura. Si bien es cierto que se han llegado a avistar especies que han sobrepasado los cinco metros, es poco habitual, pues el mantenimiento y la poda que requiere este vegetal no lo permite.

Artículo relacionado:
Cómo podar una adelfa

Recordad que la adelfa es un arbusto venenoso, por lo que no es recomendable cultivarlo si tenemos niños pequeños o mascotas en casa. Pero si no es vuestro caso o lo tenéis bajo control, ¡adelante! Ya no tenéis excusa para no reproducir vuestra adelfa.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.