¿Cómo reproducir la planta Aloe vera?

El Aloe vera es una planta suculenta no cactácea o planta crasa muy fácil de cuidar y de mantener. Además, tiene múltiples propiedades medicinales, usándose para hidratar la piel, curar heridas e incluso como depurativa. Conseguir una es realmente muy sencillo: en todos los viveros y tiendas de jardinería podemos encontrar ejemplares a la venta, pero… ¿hay alguna forma de obtener nuevas plantitas sin tener que gastar nada de dinero?

Aunque es muy económica (un ejemplar adulto cuesta sobre los 4 euros), si ya tenemos una no será necesario desembolsar ese dinero de nuevo, pues no será necesario. Sepamos cómo reproducir la planta de Aloe vera.

Semillas

Aloe vera, planta y flores

Si bien no es un método que se utilice mucho, como curiosidad y para ir adquiriendo experiencia en la siembra de suculentas es muy interesante sembrar las semillas de nuestra querida planta de Aloe vera. Pero, antes de sembrarlas, primero hay que obtenerlas. Y, ¿cómo se hace eso? Muy fácil.

Como puedes ver en la imagen superior, las flores del Aloe se agrupan en inflorescencias. Éstas tienen forma de tubo, de color amarillo. Pues bien. Si quieres que produzca semillas lo que debes de hacer es pasar con un pincel de brocha mediana (de algo más de 0,5cm) por cada una de las flores hasta que veas que se ”hinchan” (algo que ocurrirá al cabo de unos días) dos veces cada día. Al cabo de un tiempo, verás que se forma una especie de bolita: será el fruto.

Frutos de Aloe vera

Cuando se seque, será el momento de abrirlo y extraer las semillas. Como éstas pesan muy poco, si hace viento es muy recomendable abrir los frutos en una habitación para que no salgan volando.

Luego, sólo tendrás que sembrarlas en una maceta con sustrato que tenga muy buen drenaje, como por ejemplo turba negra mezclada con perlita a partes iguales, dejando una distancia de unos 2cm entre ellas. Cúbrelas con una muy fina capa de tierra (lo suficientemente gruesa para que no estén expuestas directamente al sol), y finalmente riega.

Germinarán pronto, al cabo de una semana o catorce días como máximo.

Hijuelos

Hijuelos de Aloe vera

Multiplicar Aloe vera por hijuelos es la opción más fácil y rápida. A partir de cierta edad (normalmente, a partir de los dos-tres años después de la siembra) empezará a producir pequeños Aloe que brotarán de las raíces principales, pero que, más pronto que tarde, tendrán su propio sistema radicular.

Estas plantitas crecen muy rápido, hasta el punto de que tan sólo tendrás que esperar un mes hasta poder separarlas de la planta madre. Y cuando llegue el momento, no hará falta complicarse mucho. Es más, para sacarlas con raíz sólo tienes que ponerte guantes, escarbar un poco (unos 5cm) a ambos lados del hijuelo y, sin sacar la mano de la tierra, tirar para afuera.

Una vez la tengas, plántala en una maceta de unos 10,5cm de diámetro con sustrato de cultivo universal o con turba negra mezclada con perlita al 50%, y riega. Enseguida que se le salgan raíces por los agujeros de drenaje, podrás pasarla o a una maceta mayor o al jardín.

¿Te has quedado con ganas de saber más? Haz clic aquí para saber todo sobre el Aloe vera 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Crasas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *