Cómo reproducir sansevieria

Cómo reproducir sansevieria

¿Tienes una sansevieria en casa y te gustaría sacar de ella más plantitas? Si la tuya es grande, o bien se te ha roto, podrías hacerlo pero, ¿cómo reproducir una sansevieria? ¿Es fácil o difícil?

A continuación te vamos a dar varias ideas para que sepas cómo hacerlo, cuándo y sobre todo los mejores métodos para conseguir tener éxito. ¿Manos a la obra?

Cómo es la sansevieria

planta sanseviera

Seguro que ya lo sabes, pero, por si acaso, la sansevieria también es conocida como lengua de suegra, o lengua de tigre. Su belleza estriba en las hojas que son verdes con unos bordes en amarillo (luego tienes variantes que pueden cambiar esos colores).

Estéticamente puede parecer que es muy débil y delicada, pero lo cierto es que no es así, y sus cuidados, y exigencias, son muy pequeñas, con lo que se puede cultivar fácilmente en cualquier lugar.

Artículo relacionado:
Propiedades de la sansevieria

Lo mismo ocurre con la reproducción, que también es muy fácil de hacer y que en realidad cualquier puede llevarlo a cabo. Pero, ¿cómo se hace?

Cómo reproducir una sansevieria

sansevieria en maceta

Lo primero que debes saber es que una sansevieria tiene dos métodos habituales de multiplicación. El primero es por hojas, y es de los más sencillos que puedes llevar a cabo; el segundo también es muy fácil de hacer, por hijuelos. Lo único que hay que esperar a que estos crezcan en la maceta para poder cambiarlos después.

Reproducir por hoja

Vamos a empezar a comentarte cómo reproducir la sansevieria por hoja. En realidad, lo que se necesita es una hoja que esté bien de la sansevieria. Con ella podemos obtener no solo una planta, sino varias de ella. Serán totalmente iguales a la planta madre e incluso podrás plantarlas juntas para darle más volumen.

El mejor momento para realizar este tipo de multiplicación es en primavera porque es cuando la planta está más activa y hay probabilidad de éxito. Pero, ¿cómo se hace?

Lo primero es obtener una hoja sana. Es importante porque con las que ya están débiles o enfermas es muy difícil que vayas a obtener algún resultado positivo. Con ella, tendrás que hacerte con unas tijeras. ¿Para qué? Para cortarla. Necesitas dividir la hoja en trozos de unos 5 centímetros de ancho.

Ahora bien, aquí, aunque el método habitual es ponerlo en tierra, en realidad hay tres formas de enraizarlo:

  • Por agua. Implica que debas meter el trozo de hoja en agua y esperar hasta que veas que las raíces empiezan a salir. Tiene como ventaja que, al usar un vaso transparente, puedes seguir la evolución de este y ver cómo nacen y crecen las raíces. De esta forma sabes que, cuando esté bien establecido en raíces, podrás plantarlo y habrá una mayor probabilidad de éxito total. Por contra, puede tardar tiempo en echar raíces.
  • Por perlita. Es otro de los métodos habituales y simplemente hay que rellenar un vaso o un recipiente con perlita, echarle un poco de agua (bien en spray o bien con una botella) y poner la sansevieria ahí para esperar a que eche raíces. Tarda un tiempo, un poquito menos que en agua, pero aún así no verás resultados hasta después de un tiempo.
  • En tierra. El último de los métodos para reproducir una sansevieria es usando la tierra. Es el más habitual y el más conocido. Consiste en llenar de tierra una maceta y plantar en ella el trozo (no hace falta cubrirlo entero sino solo hundir una parte del mismo). Se dice que, en unos 30 días, la sansevieria tendrá raíces y será cuando puedas relajarte porque quiere decir que todo va bien y que de ahí podrá salir una nueva planta. Pero ten en cuenta que puede tardar hasta 3 meses en hacerlo.

Reproducción por hijuelos

El siguiente método de reproducción es mediante hijuelos. Este normalmente solo te darás cuenta de él cuando trasplantes tu sansevieria, ya que los hijuelos estarán dentro de la maceta y solo cuando saques la planta podrás descubrirlos y aprovecharlos para multiplicar tu planta. Salvo que hayan crecido mucho y ya aparezcan independientes.

Se trata de uno de los métodos que te dará casi el 100% de éxito a la hora de multiplicarla, y lo cierto es que no es difícil de conseguir. Para ello, tu sansevieria tiene que estar ya bien establecida y sana. Los ejemplares adultos suelen dar hijuelos cada poco tiempo, y estos crecen en las macetas junto a sus «madres». Cuando veas que está bien, puedes separarlo, con cuidado de mantenerle las raíces y no dañar la planta madre y plantarlo en otra maceta por separado.

De qué depende que tengas éxito al reproducir

base de la sanseviera

A pesar de que todo lo anterior, como has visto, es muy fácil de hacer y no te debería dar ningún problema, lo cierto es que no siempre que plantes un trozo o un hijuelo este va a echar raíces y a salir adelante. Como en todo, depende de muchos factores. Y es que no hay un plazo para que eche raíces. De hecho, puede tardar los 30 días que te hemos comentado, pero también podría echarlas en 10 días, o tardar meses en ver resultados.

Uno de los factores que más influye en esto es la temperatura. Si no se le proporciona una temperatura adecuada (ni fría ni muy calurosa), el esqueje o hijuelo no saldrá adelante, porque estará en una fase de letargo (es decir, para sus funciones) y hasta que estas no se reactivan no avanza. El problema es que puede enfermarse en ese tiempo y finalmente no salir.

Otro de los factores es el tipo de sustrato (en caso de tierra) o de perlita o agua. ¿A qué nos referimos? Verás, si no le proporcionas un sustrato o un agua adecuada, en lugar de hacerle algo bueno, estarás perjudicándola, e incluso podrías provocar que al final ese esqueje o hijuelo se acabe pudriendo.

Por eso, a la hora de usar agua, esta debe ser de lluvia o, en caso de que no se pueda, agua sin cloro ni cal.

En el caso de la tierra, el mejor sustrato para una sansevieria es aquel indicado para las suculentas. Este va a ser el mejor y recuerda que no necesita mucho riego.

Ahora ya sabes cómo reproducir una sansevieria. ¿Te animas a hacerlo tú y a contarnos tus resultados?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.