¿Cómo saber la edad de un árbol?

Hay formas para saber cuál es la edad de un árbol

Los árboles son el tipo de planta terrestre que puede crecer y vivir más tiempo que el resto; es más, hay algunos que superan el milenio de vida, como las sequoyas, los olivos o las encinas. Estos se caracterizan por tener un ritmo de desarrollo lento, y además florecen al cabo de unos años tras la germinación de las semillas.

Pero si vas a un, por ejemplo, vivero o a un jardín y ves uno que te gusta, ¿sabrías calcular su edad? Bueno, no es fácil sin contar los anillos de crecimiento. Por eso, a continuación te diremos cómo saber la edad de un árbol (independientemente de si está vivo o no).

Calcula la edad del árbol contando sus anillos

Es posible saber la edad de un árbol contando sus anillos

Los árboles, al igual que el resto de las plantas (y de los animales) dependen mucho del clima y de las condiciones que haya en el ambiente. En el caso de nuestros protagonistas, esto es algo que se verá reflejado en lo que se conoce como anillos de crecimiento: unos son más claros, otros más oscuros; unos más gruesos, y otros más finos.

Bien, pues has de saber que los que son más claros se formaron en primavera, mientras que los más oscuros lo hicieron finales del verano o comienzos del otoño. Pero además, un anillo grueso significa que el árbol ha podido obtener todos los nutrientes y agua que ha necesitado en ese momento.

Y aún hay más: si hay alguna cicatriz de un color mucho más oscuro, o incluso negra, podrás saber que ese año el árbol sufrió un incendio (o quemadura).

Sabiendo esto, calcular su edad es relativamente sencillo: desde el centro hacia afuera, solo has de ir contando los anillos uno a uno.

¿Cómo saber la edad de un árbol sin cortarlo?

La manera más rápida es cogiendo una muestra con forma más o menos triangular del tronco con la ayuda de un taladro de Pressler para poder contar cuántos anillos tiene. Pero antes de nada es importante que sepas que hay otra manera, y que no hará ningún daño a la planta. Sí que puede llevarte algo más de tiempo, y que no es tan exacta como los anillos, pero se aproxima bastante.

Para ello, necesitas conocer:

  • Cuánto mide la circunferencia del tronco (toma la medida a una altura de metro y medio del suelo).
  • Tasa de crecimiento promedio. No todos los árboles crecen al mismo ritmo: por ejemplo, los arces, hayas y robles suelen aumentar su circunferencia un promedio de 1,5 centímetros por año. Pero si tienes dificultades para encontrarla, puedes poner 1,3 si sospechas que es de crecimiento lento, o hasta 1,9 centímetros si por el contrario crees que crece rápido.

¿Lo tienes todo? Ahora solo has de seguir nuestro ejemplo: vamos a suponer que tenemos un árbol cuya circunferencia mide 300 centímetros.

El siguiente paso es dividir la circunferencia entre la tasa promedio de crecimiento, es decir: 300 centímetros entre 1,3 (por ejemplo), que da: 236,7 años, o 237 para redondear.

Pero como decimos, no es un cálculo exacto. Además de la propia genética de la planta, hay otros factores que hay que tener en cuenta: como el clima o la disponibilidad de agua y nutrientes. En un terreno muy rico y fértil, si las temperaturas son suaves puede crecer incluso más y mejor que en su hábitat natural, sobre todo cuando se le cuida en un jardín.

En este sentido, yo misma tengo un Pseudobombax ellipticum que durante sus primeros años no creció apenas nada, pero en tan solo un año dio un estirón de 80 centímetros. ¿Qué cambió con respecto a otros años? Bueno, en realidad solo una cosa: se abonó con más frecuencia (antes solo se hacia una o dos veces en todo el año, ahora se hace una vez cada mes o dos meses).

En lo que respecta al riego siguió siendo igual (3 veces por semana en verano, y bastante menos en invierno). Así que sí, estoy convencida de que en su interior tiene anillos de crecimiento anchos y de alguna tonalidad marrón más oscura que las de los demás.

¿Cuáles son los árboles que viven más tiempo?

Si quieres conocer algunos de los árboles más longevos del mundo, aquí una selección:

  • Pinus longaeva: el pino longevo, es una conífera perennifolia que vive en las montañas de los Estados Unidos, hacia el sudoeste. Crece muy lento, por lo que es raro ver ejemplares que superen los 10 metros. El diámetro de su tronco puede ser de hasta 3,6 metros. Su esperanza de vida es asombrosa, ya que llega a vivir 5000 años.
  • Sequoiadendron giganteum: la secuoya gigante es una conífera de hoja perenne que vive en la Sierra Nevada de California. Alcanza una altura promedio de 50 a 85 metros, y llega a tener un diámetro de 5-7 metros. Su esperanza de vida es de 3200 años.
  • Sequoia sempervirens: conífera perennifolia muy conocida por el nombre de secuoya roja. Se encuentra en la Costa del Pacífico de América del Norte, y llega a medir en torno a los 100 metros, con un diámetro de tronco de 7,9 metros. Tiene una esperanza de vida promedio de 1200-1800 años.

¿Qué te ha parecido este tema?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.