Cómo se reproducen las plantas

reproduccion sexual con flores

Para el ser humano y la ciencia ha sido importante conocer cómo se reproducen las plantas. Y es que conocemos diferentes tipos de reproducción dependiendo del tipo de planta que estamos estudiando, su origen y sus características. No todas las plantas tienen un tipo de reproducción único, sino que la evolución ha hecho dividir ciertos tipos de formas de expandirse y sobrevivir.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a enseñarte cómo se reproducen las plantas y cuál es la importancia de ello.

Cómo se reproducen las plantas con sus principales vías

organos reproductivos

Sabemos que las plantas se reproducen principalmente a través de dos vías: asexual y sexual. En la reproducción sexual intervienen órganos reproductivos que se encuentran en el interior de las flores. Algunos tipos de plantas requieren de otros agentes externos para poder reproducirse. A través del proceso de la polinización logran unir los granos de polen y como resultado se generan los frutos que contienen las semillas que servirán para reproducir a un nuevo individuo. De esta forma, consiguen extender su área de distribución por el territorio y expandirse de forma natural.

En el segundo caso, tenemos la reproducción asexual. Es aquella que ocurre en plantas que logran su desarrollo a través de propios medios sin necesidad del proceso de polinización. Sólo una planta madre es involucrada en este procedimiento. Se da principalmente en plantas que son de tipo unisexuales. Aquí los órganos reproductivos no están presentes, sino que las partes reproductivas son completamente desarrolladas.

Tipos de reproducción de plantas

como se reproducen las plantas

Vamos analizar cómo se reproducen las plantas de forma detallada en la tos principales vías que hemos mencionado anteriormente.

Reproducción sexual

La reproducción sexual de las plantas se produce a través de la fusión de los gametos masculinos y femeninos de la flor. Es similar a lo que ocurre con la reproducción humana. La reproducción de los humanos implica la fusión de los gametos masculinos y femeninos para poder formar un nuevo organismo. Del organismo al final hereda los genes de ambos progenitores. Cuando hablamos de partes reproductivas de una planta nos referimos a las flores.

Los estambres son la parte reproductiva de las plantas masculinas mientras que el pistilo es la parte reproductiva de la planta femenina. Las flores que contienen tan sólo el pistilo o los estambres son aquellas que se conocen con el nombre de unisexuales. También las hay que tienen ambos órganos y son las bisexuales. Las flores unisexuales masculinas y femeninas pueden aparecer en la misma planta o en plantas diferentes. Las anteras contienen granos de polen que producen gametos masculinos. El pistilo se compone de estigma, estilo y ovario. El ovario contiene uno o más óvulos. Los gametos o huevos femeninos forman huevos. En la reproducción sexual, los gametos masculinos y femeninos se fusionan para formar un cigoto.

Reproducción asexual

Para aprender cómo se reproducen las plantas debemos conocer también el otro tipo de reproducción. La reproducción asexual es aquella que se produce sin necesidad de que intervengan órganos sexuales de la planta. Como hemos mencionado antes, no existe el proceso de la polinización en este tipo de reproducción. La razón de que esto sea así es debida a la capacidad que tienen algunas especies para poder formarse nuevamente a partir de un tejido que ya poseen. Por ejemplo, hay plantas que pueden crecer y generar un nuevo individuo partir de un tallo o una célula.

Hay algunos tipos de reproducción asexual diferentes. Se originan en función del área de la planta qué se utiliza para la formación de un nuevo individuo. Por ejemplo, en el caso de los tubérculos, este tipo de reproducción se genera a partir de los tallos que se llenan de nutrientes que les permite crear una nueva planta por si mismos. Esta reproducción se hace posible gracias a que estos tubérculos pueden generar raíces nuevas.

La reproducción a través de los rizomas también es un tipo de reproducción asexual. Son tallos que se forman bajo la tierra pero que tienen la particularidad de crecer paralelos al suelo. Desde la base de estos tallos se generan unas yemas a partir de las que se pueden crear una nueva planta. Después de la de que las raíces están formadas es entonces cuando empieza el proceso de crear tallos de forma vertical.

En el reino vegetal, muchas especies solo pueden reproducirse asexualmente y también pueden reproducirse sexual o asexualmente a la vez. La fresa es un ejemplo obvio de una planta que se puede utilizar de dos formas al mismo tiempo. En el caso de los sistemas asexuales, lo hacen mediante estolones. Hablando de tubérculos, la papa es un ejemplo típico porque hace un buen trabajo en esta área y aumenta el rendimiento de los cultivos. Otros tubérculos son el ñame, la batata o el jengibre. Las plantas que se reproducen con bulbos son aquellas cuyos frutos tienen una superposición similar de hojas, como las cebollas. Para las plantas que se reproducen con rizomas, existen especies como el orégano.

Ventajas y desventajas de la reproducción asexual

como se reproducen las plantas con rizomas

La principal ventaja de la reproducción asexual es la simplicidad, porque en realidad no hay necesidad de trabajo de apoyo. Además, el consumo energético de esta especie es mucho menor que cuando tienen que realizar todo el proceso desde la semilla. También es posible que una especie obtenga una gran cantidad de crías de una madre en un nuevo espacio. En el caso de la vida vegetal, esta ventaja representa la posibilidad de incrementar la tierra cultivable, aumentando así la cantidad de alimento.

La principal desventaja de este método es que es imposible producir mutaciones en la descendencia. Esto significa que todos los hijos serán casi iguales a sus padres y continuarán haciéndolo con el tiempo. Las mismas condiciones los hacen vulnerables a condiciones adversas, como las condiciones climáticas, porque es poco probable que produzcan resistencia. En un espacio donde no se quiere cultivar una determinada especie, la reproducción asexual seguirá ocurriendo de forma automática. Por ejemplo, esto sucede cuando las malas hierbas del césped o del jardín crecen y crecen constantemente.

Espero que con esta información puedan conocer sobre cómo se reproducen las plantas y cuáles son sus diferentes formas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.