¿Cómo secar tomates?

Las tomateras son plantas hortícolas que producen una gran cantidad de frutos. Demasiados incluso. No es raro que te encuentres con que no sabes qué hacer con tantos. Claro, llegados a esta situación, es posible que pienses que se te echarán a perder, ¡pero no te preocupes!

En este artículo te voy a explicar cómo secar tomates; de esta manera, sabrás lo que puedes hacer para que puedas conservarlos por más tiempo.

Preparación previa

Antes de nada, tienes que hacer algunas cosas para secarlos correctamente, que es:

  1. Lavar, secar y cortar los tomates. En el caso de que sean grandes, se han de cortar en cuartos y quitarles las semillas; y si son cherry, se cortan por la mitad.
  2. Condimentarlos. Se les echará sal fina, y si se te gustan las especias, puedes echarlas sin problema ahora.
  3. Colocar los tomates sobre una rejilla, pues esta permite que el aire circule. Se pondrán los trozos un poco separados, apoyados sobre la piel.

Una vez terminados estos pasos, puedes secar los tomates al sol o al horno. Sepamos cómo proceder en cada caso.

Secar al sol

El paso a paso a seguir es el siguiente:

  1. En verano, se pondrá la rejilla con los tomates encima apoyándola sobre unos ladrillos, vasos o cualquier elemento que permita separarla un palmo del suelo.
  2. Se cubre con tul fino, este debe de dejar el paso del sol, pero al mismo tiempo evite que los insectos estén en contacto con los tomates. Es importante sujetar esta tela con algo para que se la lleve el viento.
  3. Por la tarde, al ponerse el sol, se cogerá la rejilla con los tomates y se llevará dentro de casa. Al día siguiente se volverá a sacar.

Hay que repetir estos pasos entre 2 y 3 semanas. Pasado ese tiempo, verás que los tomates adquieren un color rojo más oscuro, una textura más firme y ya no están pegajosos.

Secar al horno

El paso a paso a seguir es el siguiente:

  1. Se precalienta el horno hasta alcanzar una temperatura entre 50 y 60ºC.
  2. En cuanto esté caliente, se introduce la rejilla con los tomates condimentados.
  3. Por último, se deja ahí entre 4 y 10 horas, hasta que los tomates se endurezcan y dejen de estar pegajosos.

Una vez que estén secos, se pueden usar al momento o conservarlos en botes de cristal con aceite de oliva virgen. En la nevera durarán varios días 🙂 .

¿Te ha sido de utilidad?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Huerto

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.