Cómo sembrar café

Cómo sembrar café

Para muchos, el café es el ‘oro negro’, aunque esa denominación también se le dice al chocolate. Se trata de una de las bebidas más consumidas, sobre todo a primera hora de la mañana, debido a la cafeína, una sustancia que nos despierta y nos mantiene activos (aunque no queramos). Pero, ¿cómo sembrar café? ¿Se puede hacer fácilmente?

A pesar de que el café es una planta que se cultiva sobre todo en las zonas tropicales y subtropicales, eso no quiere decir que no puedas tener en tu propia casa un huerto de café. O usarla como planta ornamental. Pero, ¿quieres saber cómo se siembra? ¿Y qué cuidados necesita? A continuación te explicamos todo lo que quieres que saber para sembrar café.

Qué se necesita para cultivar café

Qué se necesita para cultivar café

Lo primero para sembrar café es saber qué vas a necesitar. Y es que prevenir cuáles son las necesidades de la planta te podría evitar problemas mayores. Así, uno de los primeros elementos es, sin duda, las semillas de café. Otra opción es que ya tengas plántulas, es decir, semillas que ya han germinado y tienen un plantón, un tallo con las primeras hojas.

El siguiente paso es encontrar una buena maceta. Los expertos recomiendan que, al principio, se cuente con una maceta, o incluso una bolsa de plástico, en la que la planta se desarrolle. Pero ojo, que no vale cualquiera. La bolsa ha de ser de mínimo 17×23 centímetros, ese sería el tamaño ideal.

Otro elementos imprescindible a la hora de sembrar café es la tierra. Es muy importante porque es la que puede determinar que la planta tenga problemas de raíz o un crecimiento deficiente. ¿Y cuál es mejor? No se especifica mucho, pero sí se recomienda que sea con un tercio de materia orgánica.

También sería aconsejable que tuvieras a mano una serie de herramientas para trabajar con las plantas, como puede ser una palita, rastrillo, etc. que te ayudarán a cavar para poner las semillas en la maceta o en la bolsa)

Dónde se puede sembrar café

Dónde se puede sembrar café

Como hemos dicho antes, las plantaciones de café más importantes tienen lugar en las zonas tropicales y subtropicales. Pero eso no quiere decir que no haya otros países en los que se cultive. De hecho, en España, concretamente en el Valle de Agaete, en Gran Canaria, hay una producción de café. No producen mucho, pero sí te da una idea de que se puede sembrar café en España.

Otro aspecto que debes tener cuidado es elegir la variedad de café. Existen en el mundo 4 categorías de café: arábigo, robusta, libérica y excelsa. De todos ellos, solo los dos primeros son los más conocidos y los que habrás consumido, bien de forma habitual o de vez en cuando. Pero cada uno de ellos tiene unas necesidades específicas de ubicación, orientación y temperatura para que se desarrolle de manera óptima.

En general, y para todo el café, se mantiene un arco de entre 20 y 25 grados centígrados de temperatura como ideal. Más allá de eso, la escasez de agua podría ser un problema para su desarrollo.

Otro aspecto a tener en cuenta es si debes situarlo al sol o a la sombra. Las plantas de café necesitan sol, sí, pero no tanto como te piensas. Los expertos hablan de que, con 1800 horas de sol al año es más que suficiente, siendo eso unas 5 horas al día de sol. Además, no se aconseja que sea en las horas en que más calor haga. En otras palabras, debes colocarlo en un lugar de semisombra para que tenga una parte de luz al día y otra de sombra.

Por último, si además lo colocas en un lugar donde pueda haber lluvia (se habla de entre 1500 y 2000mm anuales de agua) mucho mejor.

Cómo sembrar café en maceta

Una planta de café puede alcanzar fácilmente los 5 metros de altura. Sin embargo, sembrar café en maceta no se va a acercar a esa cifra. Dependiendo del tamaño de maceta que uses tendrás una planta de mayor o menor altura. Ahora bien, ¿cómo se planta el café?

Antes de hacerlo, necesitas que la semilla germine, ya que así tendrá más oportunidades para que la planta llegue hasta el final. Para ello, coge un vaso limpio y llénalo más o menos hasta la mitad de agua. Mete las semillas dentro.

Es posible que algunas floten, déjalas porque con el tiempo podrían acabar hundiéndose. Ahora te queda esperar al menos 24 horas para que se hidraten de manera adecuada. Pasado ese tiempo, hay dos formas de actuar:

  • Algunos prefieren coger las semillas y ponerlas sobre una servilleta humedecida para, a continuación, taparlas con otra humedecida y cubrir el recipiente con papel film durante 4-6 días (a veces más), los suficiente para que la raíz aparezca.
  • Otros son de la opinión de sembrar directamente en semilleros o en macetas, siempre a 1-2 centímetros de profundidad, y tapando muy ligeramente para que pueda germinar fácilmente.

El primer proceso es mucho más rápido, porque en cuestión de días tendremos la plantita. Pero en el caso de plantarla, puede tardarse en germinar unos 2 meses o más.

Una vez la tengas, solo tendrás que cuidarla como una planta más, aunque te avisamos que no esperes que te dé café hasta dentro de unos 6 años, que es el tiempo que la planta necesita para producir café de manera adecuada. Obviamente, al estar en una maceta su producción no va a ser la misma que si lo hubieras plantado en un huerto.

Sembrar café en el huerto

Sembrar café en el huerto

Si en lugar de una maceta, lo que te gustaría es tener un huerto de café, el proceso que se sigue es el mismo. Solo cuando la planta ya está más grande (tallo y hojas) se puede plantar en el suelo, con una tierra rica en materia orgánica, y vigilando bien los cuidados que necesita.

En general, una planta de café está lista para pasarla al suelo en unos 6-9 meses, justo cuando alcanza los 15-20 centímetros de altura. Para ello, necesita un agujero de unos 10cm de profundidad.

Es importante que des espacio entre las plantas, al menos 2-3 metros de separación entre una y otra para que no se enreden sus raíces o se entorpezcan con el desarrollo.

Aspectos importantes para cultivar café

Para finalizar, los aspectos más importantes que debes tener en cuenta a la hora de cultivar café son:

  • Tierra. Usa tierra rica en humus que tenga un buen drenaje. Al café le gusta una tierra que se mantenga húmeda.
  • Riego. Es importante que la tierra esté humedecida, pero no encharcada, así que tendrás que regar de manera frecuente para evitar que esta se seque.
  • Abono. Solo si el suelo es pobre o si está mucho tiempo a pleno sol. Es mejor usar fertilizante líquido para que absorba todos los nutrientes.
  • Plagas. Suelen afectarle mucho la araña roja y la cochinilla.

¿Te animas ahora a sembrar café?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Gloria Gonzàlez. dijo

    Còmo o dònde consigo semillas de cafè?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Gloria.

      Te recomiendo mirar en eBay, seguramente encuentres.

      Saludos.